¿Do­lo­res de es­pal­da y cue­llo?

La qui­ro­prác­ti­ca, ter­ce­ra pro­fe­sión sa­ni­ta­ria en el mun­do, se de­di­ca al bie­nes­tar de nues­tra pre­cio­sa y de­li­ca­da co­lum­na ver­te­bral. Si su­fres do­lo­res de es­pal­da y cue­llo, es una se­ñal de alar­ma que te en­vía tu co­lum­na ver­te­bral. Cuí­da­la, es la lla­ve de tu

Nou Torrentí - - EDITORIAL - LUMBALGIA CIÁTICA HERNIA DISCAL DO­LO­RES DE CA­BE­ZA DO­LOR DE CUE­LLO MA­REOS Y VÉRTIGOS SA­LUD Y BIE­NES­TAR

Por Ro­main Fou­caud, doc­tor en Qui­ro­prác­ti­ca

In­di­ca­cio­nes prin­ci­pa­les de la qui­ro­prác­ti­ca El do­lor lum­bar o lumbalgia, afec­ta al 80% de la po­bla­ción en al­gún que otro mo­men­to de su vi­da. Mu­chas ve­ces ocu­rre sin cir­cuns­tan­cias par­ti­cu­la­res. Al co­rre­gir los des­pla­za­mien­tos ver­te­bra­les, lla­ma­dos su­blu­xa­cio­nes ver­te­bra­les, el doc­tor qui­ro­prác­ti­co re­pa­ra la cau­sa del do­lor. Es el re­sul­ta­do de una irri­ta­ción del ner­vio ciá­ti­co y ge­ne­ral­men­te se ma­ni­fies­ta con un do­lor en la pier­na. El ajus­te qui­ro­prác­ti­co dis­mi­nu­ye la in­fla­ma­ción so­bre el ner­vio ayu­dan­do a te­ner una re­cu­pe­ra­ción óp­ti­ma. Gra­cias al cui­da­do qui­ro­prác­ti­co, pacientes cró­ni­cos por de­bi­li­dad del dis­co re­cu­pe­ran el equi­li­brio es­truc­tu­ral y así se qui­ta la pre­sión por el dis­co. Se pue­de evi­tar la ci­ru­gía en la ma­yo­ría de los ca­sos. Ja­que­cas, mi­gra­ñas o cual­quier do­lor de ca­be­za pue­den sur­gir por­que el cue­llo tra­ba­ja en ex­ce­so pa­ra tra­tar de re­cu­pe­rar la cur­va nor­mal de las cer­vi­ca­les. Al re­po­si­cio­nar las vér­te­bras en su si­tio, el doc­tor en qui­ro­prác­ti­ca tra­ta a la vez el do­lor y la raíz del pro­ble­ma. La cer­vi­cal­gia pue­de ser el re­sul­ta­do de ma­los há­bi­tos pos­tu­ra­les, de un gol­pe o un ac­ci­den­te. Los ajus­tes qui­ro­prác­ti­cos son muy efi­ca­ces pa­ra co­rre­gir los des­pla­za­mien­tos, res­pon­sa­bles del mal fun­cio­na­mien­to de es­ta zo­na tan im­por­tan­te del cuer­po.

DO­LOR EN EL HOM­BRO, BRA­ZO, MANO

Bra­quial­gia, tendinitis, pa­res­te­sis, hor­mi­gueos… Mu­chas son las do­len­cias pro­vo­ca­das por su­blu­xa­cio­nes ver­te­bra­les en las cer­vi­ca­les. La qui­ro­prác­ti­ca per­mi­te qui­tar el pin­za­mien­to del ner­vio bran­quial res­pon­sa­ble del do­lor o del mal fun­cio­na­mien­to del bra­zo. Mu­chas ve­ces es­tán pro­vo­ca­dos por la pér­di­da de co­ne­xión en­tre el ce­re­bro y los re­cep­to­res neu­ro­ló­gi­cos de las cer­vi­ca­les. Esos ca­sos des­apa­re­ce­rán gra­cias al cui­da­do qui­ro­prác­ti­co.

FIBROMIALG­IA Y FA­TI­GA CRÓ­NI­CA

Com­ple­jos de su­blu­xa­cio­nes ver­te­bra­les cró­ni­cas pro­vo­can des­equi­li­brio de la co­lum­na ver­te­bral que pue­de ma­ni­fes­tar­se co­mo do­lo­res y ri­gi­dez de los múscu­los, tras­tor­nos del sue­ño, fa­ti­ga cró­ni­ca, y muy fre­cuen­te­men­te epi­so­dios de­pre­si­vos acom­pa­ña­dos de cri­sis de an­sie­dad. La qui­ro­prác­ti­ca me­jo­ra mu­cho la ca­li­dad de vi­da de las per­so­nas que pa­de­cen es­tos síntomas. To­do el mun­do re­quie­re un che­queo de su co­lum­na ver­te­bral re­gu­lar­men­te. Te lim­pias los dien­tes to­dos los días. Te das cuen­ta de que co­mer sano es im­por­tan­te. Ha­ces ejer­ci­cios to­dos los días.

“Es­ta­mos se­gu­ros de que la Qui­ro­prác­ti­ca a ti tam­bién pue­de ayu­dar­te”

Newspapers in Catalan

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.