Si tu vi­vien­da ha­bi­tual es arren­da­da

Nou Torrentí - - ACTUALITAT -

¡Aten­ción de nue­vo! Ca­si se­gu­ro que no cum­ples con los re­qui­si­tos ne­ce­sa­rios pa­ra de­du­cir el al­qui­ler en tu IRPF y si lo has he­cho, co­rres un ries­go. Ya in­for­ma­mos a fi­na­les de 2017 del cam­bio tras­cen­den­te. A sa­ber, en la Co­mu­ni­dad Va­len­cia­na, a los efec­tos del IRPF, te­ne­mos una deducción a nues­tra dis­po­si­ción que con­sis­te en el 15% de lo pa­ga­do por el al­qui­ler de nues­tra vi­vien­da ha­bi­tual, con un lí­mi­te de 550 €, o por­cen­ta­jes y lí­mi­tes su­pe­rio­res en ca­sos es­pe­cia­les, arren­da­ta­rio me­nor de 35 años, dis­ca­pa­ci­ta­do, etc.

Siem­pre que se cum­plan unos re­qui­si­tos:

1.º Que la fe­cha del con­tra­to sea pos­te­rior al 23/4/98, su du­ra­ción sea igual o su­pe­rior a un año y que sea vi­vien­da ha­bi­tual, se­gún la nor­ma­ti­va es­ta­tal, nor­mal­men­te aque­lla en la que se re­si­da más de tres años.

Has­ta ahí, sin no­ve­da­des. Pe­ro en el si­guien­te re­qui­si­to vino el cam­bio, nos cons­ta que en mu­chí­si­mos ca­sos no se es­tá te­nien­do en cuen­ta, y no sa­be­mos has­ta dón­de lle­ga­rá a re­vi­sar la ha­cien­da au­to­nó­mi­ca.

Has­ta 31/12/2017 el se­gun­do re­qui­si­to era es­te.

2.º Que se ha­ya cons­ti­tui­do, an­tes de la fi­na­li­za­ción del pe­rio­do im­po­si­ti­vo, el de­pó­si­to de la fian­za a la que se re­fie­re la Ley 29/1994, de arren­da­mien­tos ur­ba­nos, a fa­vor de la Ge­ne­ra­li­tat. Obli­ga­ción que ya es­ta­ba bas­tan­te asu­mi­da en es­te ti­po de ope­ra­cio­nes y la ad­mi­nis­tra­ción ya re­vi­sa­ba las de­cla­ra­cio­nes de for­ma ca­si au­to­má­ti­ca, pe­ro que des­de el 1/1/2018 ya ha de­ja­do de ser un re­qui­si­to pa­ra apli­car la deducción, no de­jan­do de ser un de­pó­si­to obli­ga­to­rio.

Así es, la nor­ma se pu­bli­ca­da en el DOCV el 30/12/2017, mo­di­fi­ca ese apar­ta­do/re­qui­si­to 2º, y aho­ra se re­dac­ta así

2.º Que el con­tri­bu­yen­te, co­mo arren­da­ta­rio, ha­ya pre­sen­ta­do la co­rres­pon­dien­te au­to­li­qui­da­ción del im­pues­to so­bre trans­mi­sio­nes pa­tri­mo­nia­les y actos ju­rí­di­cos do­cu­men­ta­dos de­ri­va­da del con­tra­to de arren­da­mien­to de es­ta vi­vien­da ha­bi­tual.

An­da, y ¿eso qué es? Pues sí, lo que lees, el ITP, a pa­gar por el arren­da­ta­rio, y no es na­da nue­vo, co­mo mí­ni­mo des­de 1993, pe­ro que al ser en mu­chos ca­sos can­ti­da­des no muy ele­va­das, o por fal­ta de per­so­nal fun­cio­na­rio, la ad­mi­nis­tra­ción ha­bía de­ja­do en el ol­vi­do. Só­lo pro­fe­sio­na­les le­ga­lis­tas lo in­cor­po­rá­ba­mos al con­tra­to de arren­da­mien­to co­mo par­te del mis­mo, y no siem­pre bien re­ci­bi­do.

Por ejem­plo, un al­qui­ler de 500 €/mes y de du­ra­ción 5 años pue­de ve­nir a sa­lir por unos 120 €. To­da­vía es­tás a tiem­po de com­ple­men­tar o rec­ti­fi­car.

Newspapers in Catalan

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.