Isi­dre Ar­ge­rich, ge­ren­te de Con­trol In­te­gral

Nueva Ferretería - - Sumario -

Con­trol In­te­gral tie­ne a sus es­pal­das más de 25 años en el mer­ca­do y más de 20 años en es­te sec­tor. La fir­ma se gestó a par­tir de la cri­sis de 1992, cuan­do Isi­dro Ar­ge­rich, ac­tual ge­ren­te, y un so­cio fun­da­ron la em­pre­sa. Por aquel en­ton­ces, el nú­me­ro de clien­tes as­cen­día a unos 40. Hoy, es­ta ci­fra se si­túa en unos 1.000 clien­tes.

Su de­par­ta­men­to de So­por­te ha si­do uno de los que más se ha desa­rro­lla­do den­tro de la em­pre­sa, en el que se in­te­gra el Sis­te­ma de Con­trol de Lla­ma­das, ac­ti­vo des­de ha­ce 15 años y que re­gis­tra cual­quier lla­ma­da que se ha­ce. Ac­tual­men­te ya ha su­pe­ra­do las 170.000 lla­ma­das. Hoy cu­bre los sec­to­res de fe­rre­te­ría, su­mi­nis­tro in­dus­trial, bri­co­la­je y ha en­tra­do tam­bién en el mun­do de al­ma­ce­nis­tas de cons­truc­ción. ¿Cuál es el co­me­ti­do de es­te de­par­ta­men­to?

Cuan­do ha­bla­mos de lla­ma­das, real­men­te nos re­fe­ri­mos a te­mas y un te­ma pue­de re­pre­sen­tar cua­tro o cin­co lla­ma­das has­ta que que­da ex­pli­ca­do y so­lu­cio­na­do con el clien­te. To­do es­to es lo que de­no­mi­na­mos So­por­te. Siem­pre hay un mí­ni­mo de 4 per­so­nas dis­po­ni­bles. El 95% de las lla­ma­das que re­ci­bi­mos son pa­ra es­te de­par­ta­men­to.

Ade­más de so­lu­cio­nar los pro­ble­mas y las du­das a los clien­tes, nos per­mi­te ad­qui­rir una base de co­no­ci­mien­to muy im­por­tan­te.

¿Cuá­les son las “lla­ma­das” más co­mu­nes? Uno de los “te­mas” más re­cu­rren­te son los de cie­rres de ca­ja. Tam­bién las ac­tua­li­za­cio­nes ma­si­vas de pre­cios de los gru­pos y coope­ra­ti­vas. Des­pués hay las lla­ma­das es­ta­cio­na­les: ca­da fin de mes to­ca fac­tu

ra­ción, ca­da tri­mes­tre to­ca IVA y una vez al año el 347 o los cie­rres con­ta­bles.

Por otro la­do, cuan­do se re­pi­te mu­cho una mis­ma du­da indica que hay un fa­llo en el di­se­ño del pro­gra­ma. Si es­tu­vie­se bien di­se­ña­do los usua­rios no de­be­rían te­ner du­das de có­mo fun­cio­na. To­do lo nue­vo que ha­ce­mos tra­ta­mos que los clien­tes sean ca­pa­ces de rea­li­zar­lo por sí so­los. No el clien­te de siem­pre que ya co­no­ce el pro­ce­so, sino el clien­te nue­vo.

¿Quié­nes son vues­tros clien­tes?

Nues­tros clien­tes son fe­rre­te­rías, cen­tros de bri­co­la­je, su­mi­nis­tros in­dus­tria­les… Y aca­ba­mos de dar, des­de ha­ce año y me­dio, un pa­so ade­lan­te en el mun­do de los al­ma­ce­nes de ma­te­ria­les de cons­truc­ción, que es un sec­tor muy pa­ra­le­lo al de la fe­rre­te­ría, pe­ro con al­gu­nas ne­ce­si­da­des di­fe­ren­tes. Sin mu­cho es­fuer­zo aña­di­do, do­bla­mos tar­get de po­si­bles clien­tes. Cree­mos que la em­pre­sa de­be se­guir cre­cien­do y ahí he­mos vis­to un ni­cho de mer­ca­do im­por­tan­te y he­mos apos­ta­do fuer­te por él.

¿Có­mo tra­ba­jáis con vues­tros clien­tes? Con­ta­mos con una red de dis­tri­bui­do­res por to­da Es­pa­ña, con los que te­ne­mos una re­la­ción muy es­tre­cha. Ellos son los que van a vi­si­tar los nue­vos clien­tes, les mues­tran có­mo el pro­gra­ma pue­de ayu­dar­les en su ges­tión dia­ria y tam­bién ha­cen un aná­li­sis del par­que in­for­má­ti­co que el clien­te ya tie­ne, va­lo­ran­do to­do lo que se pue­de apro­ve­char y lo que no. A par­tir de aquí se ha­ce una pro­pues­ta con to­do el pack de Con­trol In­te­gral lla­ves en mano: sis­te­ma in­for­má­ti­co, pro­gra­mas, tras­pa­so de da­tos, for­ma­ción y pues­ta en mar­cha. No se tra­ta de ven­der un pro­gra­ma, sino de for­mar al clien­te pa­ra que pue­da sa­car­le el ren­di­mien­to desea­do. Una vez el clien­te ya tie­ne el pro­gra­ma fun­cio­nan­do se le da so­por­te des­de la cen­tral, des­de el de­par­ta­men­to de so­por­te.

El he­cho de te­ner una base am­plia de clien­te clien­tes con nues­tro pro­gra­ma en fun­cio­na­mien­to pa­gan­do sus cuo­tas de man­te­ni­mien­to nos ha da­do una es­ta­bi­li­dad y nos ha per­mi­ti­do desa­rro­llar un pro­gra­ma to­tal­men­te nue­vo, que va­mos a ins­ta­lar gra­tis a to­dos nues­tros clien­tes. Siem­pre es­ta­mos ac­tua­li­zan­do el pro­gra­ma con nue­vas ver­sio­nes, que los clien­tes se des­car­gan on­li­ne cuan­do lo creen opor­tuno. Ac­tual­men­te, en la nue­va web www.con­tro­lin­te­gral.net pu­bli­ca­mos to­das las ca­rac­te­rís­ti­cas de las nue­vas ver­sio­nes producto, in­clu­so si hay so­lu­cio­nes a erro­res que he­mos co­me­ti­do no­so­tros mis­mos en el pro­gra­ma. So­mos muy trans­pa­ren­tes, siem­pre lo he­mos si­do, des­de ha­ce 25 años aun­que eso ha­ce que la com­pe­ten­cia nos es­tu­die abier­ta­men­te.

Des­de siem­pre cree­mos en la trans­pa­ren­cia to­tal y el tiem­po nos ha da­do la ra­zón. El re­to ac­tual es ac­tua­li­zar a más de 800 clien­tes ha­cia el nue­vo pro­gra­ma (el res­to ya lo tie­ne fun­cio­nan­do). No es un cam­bio es­té­ti­co, sino un cam­bio pro­fun­do. Nue­vo pro­gra­ma y nue­va tec­no­lo­gía, pe­ro con la mis­ma fi­lo­so­fía de apor­tar al clien­te.

¿Es im­por­tan­te la for­ma­ción?

Pa­ra no­so­tros es vi­tal. La for­ma­ción es lo que per­mi­te a los usua­rios va­lo­rar real­men­te el producto que tie­nen. Si tie­nen un gran pro­gra­ma y no sa­ben uti­li­zar­lo no van a po­der­lo va­lo­rar. Rea­li­za­mos cur­sos en strea­ming, que du­ran dos o tres cla­ses pa­ra la ver­sión PY­ME del pro­gra­ma y 6 ó 7 pa­ra la ver­sión AD­VAN­CED. He­mos ad­qui­ri­do una pla­ta­for­ma on­li­ne pa­ra im­par­tir es­tos cur­sos y es­ta­mos muy sa­tis­fe­chos, pues­to que es­tá te­nien­do una gran acep­ta­ción. Al clien­te le gus­ta que ha­ga­mos co­sas nue­vas y más si ya les va in­clui­do to­do en la mis­ma cuo­ta de man­te­ni­mien­to, en la que tie­ne in­clui­das las nue­vas ver­sio­nes, y aho­ra tam­bién el cam­bio al nue­vo pro­gra­ma y los cur­sos de for­ma­ción. Ne­ce­si­ta­mos dar un ser­vi­cio ex­ce­len­te y en un tiem­po muy cor­to. Los pro­gra­mas in­for­má­ti­cos te­ne­mos el re­to de aguan­tar la com­pa­ra­ti­va con Word, Ex­cel, Goo­gle, etc. por­que los usua­rios com­pa­ran con lo que uti­li­zan ha­bi­tual­men­te. Ca­da vez ne­ce­si­ta­mos un producto me­jor aca­ba­do, más rá­pi­do, con ca­li­dad y con con­te­ni­do. ¿Te­néis pre­vis­to en­trar en otros sec­to­res? Es­ta­mos muy cen­tra­dos y muy ocu­pa­dos con la fe­rre­te­ría, su­mi­nis­tros y bri­co­la­je y es­ta­mos aca­ban­do de dar el pa­so de­fi­ni­ti­vo en el sec­tor de los al­ma­ce­nes de ma­te­rial de cons­truc­ción. Va­mos don­de sa­be­mos que po­de­mos apor­tar. So­mos es­pe­cia­lis­tas en nues­tros sec­to­res. De ca­da clien­te apren­de­mos al­go y a ca­da clien­te que­re­mos apor­tar mu­cho.

De mo­men­to no nos plan­tea­mos otros sec­to­res.

De vues­tro pro­gra­ma, ¿cuál es el más uti­li­za­do por vues­tros clien­tes?

La pan­ta­lla que más uti­li­zan nues­tros clien­tes es la que lla­ma­mos TPV (pun­to de ven­ta).

Es don­de de­be­mos dar el Do de pe­cho. Es­te es uno de nues­tros pun­tos fuer­tes. Cuan­do di­se­ña­mos el nue­vo pro­gra­ma Con­trol In­te­gral .Net, des­pués de ana­li­zar mi­les de lla­ma­das y ca­sos, aca­ba­mos sim­pli­fi­can­do mu­chí­si­mo es­ta pan­ta­lla, con me­nos bo­to­nes, más sim­ple es­té­ti­ca­men­te, pe­ro real­men­te tie­ne mu­chas más fun­cio­nes, mu­chas más pres­ta­cio­nes, que es­tán dis­po­ni­bles don­de se ne­ce­si­tan. Con es­tos cam­bios es­ta­mos ga­nan­do mu­cho tiem­po de for­ma­ción, pues­to que el nue­vo pro­gra­ma es más fá­cil de en­se­ñar y de apren­der. Si el TPV de Con­trol In­te­gral era po­ten­te y fá­cil, el del nue­vo Con­trol In­te­gral .Net es mu­cho más po­ten­te y mu­cho más fá­cil de uti­li­zar.

Con un buen di­se­ño se pue­de mi­ni­mi­zar la cur­va de apren­di­za­je y ma­xi­mi­zar pres­ta­cio­nes. Pa­ra que nos en­ten­da­mos, no es que se ten­ga que bus­car la me­jor ubi­ca­ción de ca­da bo­tón, es que se tie­ne que di­se­ñar pa­ra que se ha­ga ‘sin bo­tón’ Es ne­ce­sa­rio di­se­ñar, es­tu­diar, pro­bar y vuel­ta a em­pe­zar. No so­mos sprin­ters, so­mos co­rre­do­res de fon­do. Que­re­mos los clien­tes pa­ra to­da la vi­da. Y eso sig­ni­fi­ca tra­ba­jar sin pri­sas y bien he­cho.

“Nues­tros clien­tes son fe­rre­te­rías, cen­tros de bri­co­la­je, su­mi­nis­tros in­dus­tria­les… Y aca­ba­mos de dar, des­de ha­ce año y me­dio, un pa­so ade­lan­te en el mun­do de los al­ma­ce­nes de ma­te­ria­les de cons­truc­ción, que es un sec­tor muy pa­ra­le­lo al de la fe­rre­te­ría, pe­ro con al­gu­nas ne­ce­si­da­des di­fe­ren­tes. Sin mu­cho es­fuer­zo aña­di­do, do­bla­mos tar­get de po­si­bles clien­tes”

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.