AFM di­ri­ge su apues­ta ha­cia una fa­bri­ca­ción avan­za­da, ga­ran­tía de fu­tu­ro pa­ra la so­cie­dad

Nueva Ferretería - - Proveedore­s Noticias -

La má­qui­na-he­rra­mien­ta y los sec­to­res agru­pa­dos en el Clus­ter de la Fa­bri­ca­ción Avan­za­da y Di­gi­tal, AFM, (fa­bri­can­tes de com­po­nen­tes, he­rra­mien­tas de cor­te, he­rra­mien­tas de mano, me­ca­ni­za­do­res, fa­bri­ca­ción adi­ti­va y 3D y star­tups pa­ra la fa­bri­ca­ción) son ac­ti­vi­da­des fun­da­men­ta­les pa­ra una so­cie­dad avan­za­da y prós­pe­ra. Tras la cri­sis que es­ta­mos vi­vien­do en la ac­tua­li­dad, la in­dus­tria y las tec­no­lo­gías de fa­bri­ca­ción se­rán uno de los pi­la­res esen­cia­les de la re­cu­pe­ra­ción.

Nues­tra si­tua­ción

A lo lar­go de los pa­sa­dos dos me­ses la si­tua­ción de los sec­to­res que agru­pa se ha ido com­pli­can­do pau­la­ti­na­men­te, del mis­mo mo­do que el res­to de ac­ti­vi­da­des eco­nó­mi­cas. En to­do ca­so y por su sin­gu­la­ri­dad in­clu­so den­tro de la in­dus­tria, se de­ta­llan al­gu­nas claves es­pe­cí­fi­cas pa­ra en­ten­der di­chos sec­to­res:

• Má­qui­na he­rra­mien­ta: los lar­gos pe­rio­dos de ma­du­ra­ción de los pro­duc­tos que fa­bri­ca el sec­tor es­tán po­si­bi­li­tan­do que exis­ta una cier­ta car­ga de tra­ba­jo en es­tos pri­me­ros com­pa­ses de la cri­sis. Fi­na­li­zar y en­tre­gar má­qui­nas es­tá sien­do fun­da­men­tal pa­ra con­se­guir li­qui­dez a tra­vés de los co­bros de las mis­mas. En to­do ca­so, los tra­ba­jos que se es­tán rea­li­zan­do tie­nen pro­duc­ti­vi­da­des muy li­mi­ta­das por el es­ce­na­rio que nos to­ca vi­vir. En lo que res­pec­ta tan­to a los nue­vos pe­di­dos, ser­vi­cios de asis­ten­cia téc­ni­ca, o in­clu­so a la re­cep­ción de ma­qui­na­ria en fá­bri­ca, ac­ti­vi­da­des to­das ellas fun­da­men­ta­les, la im­po­si­bi­li­dad de via­jar, de re­unir­se con los clien­tes y aten­der­les, es­tá de­te­nien­do ca­si to­da de­man­da en la prác­ti­ca. Las con­se­cuen­cias es­tán por ver, pe­ro el es­ce­na­rio ya se di­bu­ja muy com­pli­ca­do, y se com­pli­ca­rá aún más una vez que fi­na­li­cen los tra­ba­jos en cur­so. No he­mos de ol­vi­dar que ade­más exis­ten em­pre­sas cu­ya car­ga de tra­ba­jo al ini­cio de la cri­sis del Co­vid-19 era ya muy ba­ja. Fi­nal­men­te, es im­por­tan­te en­ten­der que los es­ce­na­rios de ba­ja ac­ti­vi­dad in­dus­trial y de in­cer­ti­dum­bre no son los más pro­pi­cios pa­ra las in­ver­sio­nes. La di­men­sión ac­tual de la caí­da de los pe­di­dos en el pri­mer tri­mes­tre se acer­ca al 20%, con una in­ten­si­dad su­pe­rior es­pe­cí­fi­ca­men­te en el mes de mar­zo.

• Las he­rra­mien­tas de mano, las he­rra­mien­tas de cor­te o los me­ca­ni­za­dos, pre­sen­tan pe­rio­dos de ma­du­ra­ción dis­tin­tos a los de las má­qui­nas, con ca­na­les de ven­ta di­fe­ren­tes y ro­ta­cio­nes ma­yo­res. En el ca­so es­pe­cí­fi­co de es­tos equi­pos y con­su­mi­bles in­dus­tria­les, la caí­da ac­tual es sus­tan­cial­men­te me­nor, y aun­que el efec­to ne­ga­ti­vo glo­bal se­gui­rá sien­do im­por­tan­te, se es­pe­ra que la res­pues­ta a la reac­ti­va­ción sea al­go me­jor que en el ca­so de los bie­nes de equi­po, si­guien­do más rá­pi­da­men­te a la ac­ti­vi­dad in­dus­trial.

• La fa­bri­ca­ción adi­ti­va e im­pre­sión 3D ha ju­ga­do un pa­pel muy im­por­tan­te en los pri­me­ros mo­men­tos de ne­ce­si­dad de abas­te­ci­mien­to local de al­gu­nos ti­pos de equi­pos de pro­tec­ción in­di­vi­dual. Se­gún se ha ido or­de­nan­do la ca­pa­ci­dad de su­mi­nis­tro de la in­dus­tria en ge­ne­ral, vuel­ve a ocu­par su pro­me­te­dor es­pa­cio en la in­dus­tria pro­duc­ti­va. Es ne­ce­sa­rio re­cal­car sin em­bar­go que los pe­di­dos pro­ve­nien­tes de los prin­ci­pa­les sec­to­res in­dus­tria­les re­gis­tran ya im­por­tan­tes caí­das, que afec­tan a las em­pre­sas de fa­bri­ca­ción adi­ti­va cu­ya pre­sen­cia en el mer­ca­do es to­da­vía in­ci­pien­te.

• Las star­tups y em­pre­sas de base tec­no­ló­gi­ca con orien­ta­ción in­dus­trial por su par­te, es­tán ca­pa­ci­tan­do al res­to de sec­to­res con nue­vas tec­no­lo­gías pa­ra afron­tar los re­tos de es­ta cru­cial eta­pa.

Ne­ce­si­da­des

Res­pec­to a las ne­ce­si­da­des del sec­tor in­dus­trial, y es­pe­cí­fi­ca­men­te de la má­qui­na-he­rra­mien­ta y la fa­bri­ca­ción avan­za­da y di­gi­tal, las con­si­de­ra­cio­nes en es­te mo­men­to son cla­ras. Nues­tra in­dus­tria, es­tá tra­ba­jan­do a rit­mos muy por de­ba­jo de los mí­ni­mos ne­ce­sa­rios pa­ra po­der sub­sis­tir en el cor­to-me­dio pla­zo. Las plan­ti­llas es­tán prác­ti­ca­men­te al com­ple­to, con po­cos ER­TES (ER­TES que afec­tan por aho­ra a me­nos del 10% de los efec­ti­vos del sec­tor, y son en ge­ne­ral por cau­sas pro­duc­ti­vas) y en nin­gún ca­so se pre­vén por el mo­men­to des­pi­dos. So­mos un sec­tor que cui­da a sus per­so­nas co­mo prin­ci­pal ac­ti­vo a con­ser­var pa­ra po­der vol­ver a sa­lir ade­lan­te. En ese sen­ti­do, las es­truc­tu­ras de gas­tos son po­co fle­xi­bles, las per­so­nas, ins­ta­la­cio­nes y me­dios ne­ce­sa­rios, re­quie­ren ni­ve­les de gas­to, amor­ti­za­ción e inversión muy relevantes, cu­ya com­pen­sa­ción se ve se­ria­men­te com­pro­me­ti­da por una ca­pa­ci­dad de ge­ne­ra­ción de in­gre­sos muy afec­ta­da. En­tre las di­ver­sas ne­ce­si­da­des de apo­yo, la prin­ci­pal en es­te mo­men­to es con­tar con fi­nan­cia­ción flui­da y su­fi­cien­te que per­mi­ta ha­cer de puen­te, y cu­ya ca­pi­la­ri­dad al­can­ce no so­lo a quien lla­ma pri­me­ro sino a to­das las em­pre­sas que lo ne­ce­si­ten. En es­te pun­to, es ne­ce­sa­ria una ges­tión rá­pi­da, coor­di­na­da y so­li­da­ria de la ban­ca, las en­ti­da­des de ga­ran­tía re­cí­pro­ca y las ad­mi­nis­tra­cio­nes y sus en­ti­da­des afi­nes. La in­dus­tria es ge­ne­ra­do­ra de ri­que­za pri­ma­ria, y for­ma par­te del mis­mo sis­te­ma que los ser­vi­cios. Se­pa­rar sec­to­res y tra­tar­los co­mo in­co­ne­xos o con­tra­pues­tos es un error. Sin in­dus­tria no ha­bría ser­vi­cios avan­za­dos, del mis­mo mo­do que tan­to la pro­pia in­dus­tria, co­mo la so­cie­dad en su con­jun­to ne­ce­si­tan a los ser­vi­cios pa­ra su fun­cio­na­mien­to. Pen­sa­mos que es im­por­tan­te que co­mo so­cie­dad asu­ma­mos que du­ran­te mu­chos me­ses va­mos a te­ner que vi­vir una nue­va nor­ma­li­dad, en la que tra­ba­ja­re­mos y con­vi­vi­re­mos con el vi­rus, y de­be­re­mos de ha­cer­lo con ni­ve­les de ac­ti­vi­dad al­tos. Los paí­ses que an­tes en­tien­dan y ges­tio­nen es­ta si­tua­ción de nue­va nor­ma­li­dad, im­plan­tan­do di­ná­mi­cas y pro­ce­di­mien­tos pa­ra po­der ga­ran­ti­zar rit­mos y efi­cien­cia en el tra­ba­jo muy al­tos y en con­di­cio­nes muy se­gu­ras, se­rán los que me­jor se com­por­ten tan­to sa­ni­ta­ria, co­mo so­cial y eco­nó­mi­ca­men­te. No ol­vi­de­mos que exis­ten ya paí­ses que lo es­tán lo­gran­do, cu­ya in­dus­tria com­pi­te de ma­ne­ra muy agre­si­va con la nues­tra.

Nues­tro com­pro­mi­so

AFM Clus­ter y sus más de 550 em­pre­sas in­dus­tria­les es­ta­mos comprometi­dos con se­guir ade­lan­te y con­ti­nuar apor­tan­do pro­duc­ti­vi­dad, tec­no­lo­gía y com­pe­ti­ti­vi­dad fu­tu­ra al res­to de las in­dus­trias y al con­jun­to de la so­cie­dad. En es­tos mo­men­tos, la sa­lud es tam­bién nues­tra pri­me­ra prio­ri­dad. He­mos ac­tua­do y ac­tua­re­mos de ma­ne­ra res­pon­sa­ble y ejem­pla­ri­zan­te, pro­te­gien­do a nues­tras per­so­nas. Ade­más, con nues­tro tra­ba­jo, nos su­ma­mos so­li­da­ria­men­te al res­to de sec­to­res ac­ti­vos pa­ra sos­te­ner la eco­no­mía del país y ayu­dar a mi­ni­mi­zar el enor­me impacto que de­be­re­mos com­par­tir en­tre to­dos. La má­qui­na-he­rra­mien­ta y la fa­bri­ca­ción avan­za­da siem­pre han en­con­tra­do la sa­li­da a las si­tua­cio­nes di­fí­ci­les de la mis­ma ma­ne­ra: tra­ba­jan­do. Y lo vol­ve­re­mos a ha­cer igual, de ma­ne­ra com­pro­me­ti­da y res­pon­sa­ble.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.