CUAN­DO LA FAN­TA­SÍA SU­MA

MEZ­CLAR, MEZ­CLAR Y MEZ­CLAR ES LA RE­CE­TA DEL ÉXI­TO DE LA DI­SE­ÑA­DO­RA DE JO­YAS SU­SA­NA CRUZ, DI­REC­TO­RA CREA­TI­VA DE LA FIR­MA SU­MA CRUZ, EN SU TRA­BA­JO Y EN SU CA­SA.

Nuevo Estilo - - SUMARIO / OCTUBRE 2018 - Rea­li­za­ción: Mer­ce­des Ruiz-Ma­teos. Tex­to: It­ziar Ochoa. Fo­tos: Pa­blo Sa­ra­bia

En la vi­vien­da de la jo­ven di­se­ña­do­ra de jo­yas Su­sa­na Cruz to­do son sor­pre­sas, emo­ción y atre­vi­mien­tos.

En 2008, Su­sa­na Cruz se aven­tu­ró a crear una fir­ma que cu­brie­ra un ni­cho va­cío has­ta en­ton­ces: los to­ca­dos. Diez años des­pués, Su­ma Cruz es la mar­ca de re­fe­ren­cia que pro­du­ce pie­zas úni­cas, per­so­na­li­za­das y ar­te­sa­na­les –ver­da­de­ros ob­je­tos de de­seo–, y co­lec­cio­nes de jo­yas con mo­ti­vos ve­ge­ta­les o ani­ma­les que se dispu­tan no­vias, rei­nas, co­lec­cio­nis­tas y ce­le­bri­ties, en­tre otros.

Su ca­sa, ubi­ca­da en una tran­qui­la zo­na re­si­den­cial de Ma­drid, ro­dea­da de par­ques y zo­nas ver­des, re­sul­ta per­fec­ta pa­ra su fa­mi­lia nu­me­ro­sa de tres ni­ños pe­que­ños. El in­te­rior es una au­tén­ti­ca ex­plo­sión de ob­je­tos, mue­bles y pie­zas es­pe­cia­les, al­gu­nas ad­qui­ri­das en mer­ca­di­llos de an­ti­güe­da­des du­ran­te sus via­jes y otras, re­cuer­dos fa­mi­lia­res.

¿Có­mo de­fi­nes tu es­ti­lo?

Creo que es muy ecléc­ti­co y bas­tan­te per­so­nal, con un pun­to de osa­día y cier­to ai­re ex­cén­tri­co. Soy op­ti­mis­ta en la decoración y me gus­ta re­crear “pe­que­ñas ins­ta­la­cio­nes” o “es­pa­cios dra­má­ti­cos” que ten­gan un gui­ño de­ca­den­te y ro­mán­ti­co. Los es­pe­jos y los biom­bos, me en­can­tan. Mis ami­gas siem­pre me lla­man high and low, y ¡dan en el cla­vo!

Aca­bas de com­prar pa­ra tu vi­vien­da...

El pa­pel de tu­ca­nes de Gas­tón y Da­nie­la en el co­me­dor. Sen­tí un au­tén­ti­co fle­cha­zo al ver­lo.

¿Qué es lo pró­xi­mo que vas a cam­biar y por qué? Una ha­bi­ta­ción que ten­go co­mo “tras­te­ro” se va a con­ver­tir en el cuar­to de mis hi­jos,Teo y Bruno. Y quie­ro com­prar­me un cua­dro de Gui­llau­meVer­da.

¿El úl­ti­mo re­ga­lo que has re­ci­bi­do, pa­ra ti o tu ca­sa? ¡He re­ci­bi­do tres!:una lám­pa­ra de lino la­va­do de RueVin­ta­ge 74 –una de mis tien­das fa­vo­ri­tas en el mun­do en­te­ro–; un ani­llo an­ti­guo, re­ga­lo de mi ma­ri­do, que sa­be que me en­can­tan; y unos di­bu­jos ma­ra­vi­llo­sos pa­ra la pa­red de mi ves­ti­dor, los hi­zo un día mi ami­ga, la pin­to­ra Cris­ti­naVi­ciano, de sor­pre­sa. ¿Eres ma­niá­ti­ca con...?

Las com­bi­na­cio­nes de co­lor.Y soy exi­gen­te con la perfección, no des­de la óp­ti­ca de la exac­ti­tud, sino de la be­lle­za. En cam­bio, soy to­le­ran­te con las cir­cuns­tan­cias de los de­más.

¿De qué ar­tis­ta com­pra­rías al­gu­na de sus pie­zas?

De Joa­naVas­con­ce­los o de Da­niel Ca­no­gar.

¿Tie­nes al­gún in­terio­ris­ta o ar­qui­tec­to fa­vo­ri­tos? Co­mo ar­qui­tec­tos, me que­do con los del Gó­ti­co y el Re­na­ci­mien­to.Y en­tre los de­co­ra­do­res, úl­ti­ma­men­te si­go de cer­ca al es­tu­dio H Up, me gus­tan las mez­clas que ha­cen. ¿Qué li­bro des­can­sa en tu me­si­lla?

Aho­ra mis­mo ten­go dos, la bio­gra­fía de Frida Kah­lo y Có­mo ha­blar pa­ra que los ni­ños es­cu­chen y có­mo es­cu­char pa­ra que los ni­ños ha­blen.

¿Cuál es la úl­ti­ma co­mi­da que te ha im­pre­sio­na­do? Una ce­na y ca­ta de vi­nos en Lo­sVi­ñe­dos Alon­so del Ye­rro. To­do un pla­na­zo pa­ra co­mer y be­ber has­ta el ama­ne­cer. ¿Qué lu­ga­res te ins­pi­ran?

Las ca­sas de las per­so­nas a las que ad­mi­ro. Una vi­vien­da con per­so­na­li­dad es co­mo un pe­que­ño mu­seo de re­cuer­dos, de via­jes y de mo­men­tos. Tam­bién me re­sul­tan evo­ca­do­ras Lis­boa –una vez al año es es­ca­pa­da obli­ga­to­ria– y Cu­ba, sus co­lo­res, su am­bien­te, su mú­si­ca, sus ca­lles…

¿A quién ten­drías co­mo ve­cino?

Al Tea­tro de la Zar­zue­la, es­tá muy cer­ca de mi es­tu­dio y cuan­do pa­so por la ca­lle y es­tán en­sa­yan­do con las ven­ta­nas abier­tas, es una de­li­cia.

¿Qué te mue­ve en es­ta vi­da?

Soy una apa­sio­na­da de mi tra­ba­jo, una wor­kaho­lic al cien por cien; me en­can­ta es­tar en con­ti­nua bús­que­da de nue­vos diseños y ma­te­ria­les.Me mue­ven la es­té­ti­ca,lo an­ti­guo,los ani­ma­les, mis hi­jos, la na­tu­ra­le­za, la co­mi­da que pre­pa­ra mi ma­ri­do, el amor por mi fa­mi­lia, mis ami­gos... ¡Soy una ro­mán­ti­ca!

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.