CAM­PO LI­BRE

El es­tu­dio de ar­qui­tec­tu­ra Ába­ton y la tien­da de di­se­ño Ba­ta­via nos en­se­ñan có­mo es una ca­sa de cam­po en el s.XXI.

Nuevo Estilo - - SUMARIO / ENERO 2019 - Tex­to: Con­cha Pi­za­rro. Fo­tos: Be­lén imaz

un ma­tri­mo­nio bien ave­ni­do lo for­man el es­tu­dio de ar­qui­tec­tu­ra Ába­ton y el de di­se­ño de in­te­rio­res y tien­da Ba­ta­via, que fir­man con­jun­ta­men­te la re­cu­pe­ra­ción de es­ta cons­truc­ción en la sie­rra de Ma­drid, edi­fi­ca­da so­bre un pe­que­ño mon­tícu­lo. Una vi­vien­da prin­ci­pal, la ca­sa de los guar­de­ses, cua­dras y un pa­lo­mar fue­ron los ob­je­tos de de­seo de es­ta trans­for­ma­ción y aho­ra vi­ven un idi­lio a cua­tro ban­das en torno a un pa­tio con un oli­vo en el cen­tro. «Que­ría­mos dar un to­que con­tem­po­rá­neo a la ca­sa. Si se juz­ga des­de fue­ra, se pue­de pen­sar en al­go country, pe­ro al en­trar, sor­pren­de», afir­man los ar­qui­tec­tos.

La de­co­ra­ción in­te­rior tra­za un puen­te en­tre pie­zas de di­se­ño es­can­di­na­vo, maes­tros ita­lia­nos y mue­bles con­tem­po­rá­neos, y bri­lla con la elec­ción de ma­de­ra cla­ra pa­ra re­ves­tir sue­los, ven­ta­nas y mue­bles. Las te­las y texturas con­tri­bu­yen a dar ca­li­dez.To­do, en per­fec­to diá­lo­go con los vo­lú­me­nes cú­bi­cos ca­rac­te­rís­ti­cos de Ába­ton, que con­si­guen es­pa­cios ar­mo­nio­sos. La re­for­ma recupera los mu­ros de gra­ni­to de 70 cm de gro­sor y los agu­je­rea pa­ra crear hue­cos más gran­des en la fa­cha­da que mo­du­len la luz.Ves­ti­das en el in­te­rior con ma­de­ra de ro­ble, es­tas nue­vas ven­ta­nas –so­bre to­do, la del al­ti­llo, en­ci­ma del dor­mi­to­rio prin­ci­pal, «un re­man­so de paz pa­ra los pa­dres»– «ar­ti­cu­lan zo­nas de es­tar en las que dis­fru­tar si­mul­tá­nea­men­te del con­fort de la vi­vien­da y de la im­pre­sio­nan­te na­tu­ra­le­za que la ro­dea», co­men­tan des­de el es­tu­dio.

La ca­sa es­tá lle­na de se­cre­tos. La plan­ta ba­ja es diá­fa­na, pe­ro tie­ne dos gran­des puer­tas co­rre­de­ras que la com­par­ti­men­tan en tres es­tan­cias: sa­lón, co­ci­na y cuar­to au­xi­liar. La es­ca­le­ra del dor­mi­to­rio prin­ci­pal ocul­ta un ar­ma­rio, y tan­to la puer­ta ha­cia el ba­ño co­mo las con­tra­ven­ta­nas des­cu­bren al des­li­zar­se los mu­ros de gra­ni­to ori­gi­na­les de la ca­sa. Pe­ro, ¿cuál es la gran ba­za? Las vis­tas: des­de las ca­mas se con­tem­pla un re­cor­te de la sie­rra ma­dri­le­ña; se co­ci­na mi­ran­do un ho­ri­zon­te de en­ci­nas; y el ba­ño ma­ti­nal se con­vier­te en un do­ble pla­cer, tam­bién pa­ra la vis­ta. Un ver­da­de­ro lu­jo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.