LA VIE EN RO­SE

Una vi­vien­da fe­me­ni­na y tre­men­da­men­te ins­pi­ra­do­ra, obra de la in­terio­ris­ta Mar­ta Au­ya­net.

Nuevo Estilo - - SUMARIO / ENERO 2019 - Rea­li­za­ción: Bea­triz Apa­ri­cio. Tex­to: Con­cha Pi­za­rro Fo­tos: Pa­blo Sarabia

Smá­si los pro­pie­ta­rios de es­te pied à te­rre, que fue el pi­so de es­tu­dian­te de la due­ña, quie­ren pa­sar más tiem­po en él que en su vi­vien­da ha­bi­tual, es que Mar­ta Au­ya­net lo ha he­cho ¡muy bien! Has­ta el pun­to de que ya ha re­ci­bi­do el en­car­go de re­de­co­rar su pri­me­ra re­si­den­cia: «Es­ta­ban frus­tra­dos –co­men­ta la in­terio­ris­ta– por­que es­ta ca­sa les gus­ta

que en la que vi­ven nor­mal­men­te». Ellos es­pe­ra­ban de la re­mo­de­la­ción un cam­bio di­ver­ti­do y la di­se­ña­do­ra tu­vo vía li­bre pa­ra el atre­vi­mien­to, pa­ra arries­gar en pie­zas, aca­ba­dos y es­tam­pa­dos con gran­des do­sis de tem­pe­ra­men­to.Y en la mez­cla de co­lo­res. Ro­sas y ver­des man­dan, y se acom­pa­ñan de blan­cos, ne­gros y do­ra­dos, pe­ro ca­da ha­bi­ta­ción res­pi­ra su pro­pia lí­nea es­té­ti­ca.Así, en el dor­mi­to­rio y el ba­ño, Zara Ho­me y Her­mès for­man una só­li­da pa­re­ja pa­ra crear un es­ce­na­rio a me­dio ca­mino en­tre la tea­tra­li­dad y los fe­li­ces años 20; el sue­lo de mo­sai­co, el es­pe­jo re­don­do y do­ra­do, y el mue­ble del la­va­bo lo re­afir­man. En la co­ci­na triun­fa el re­tro con gla­mour, mien­tras el sa­lón y el hall son los reinos de la ima­gi­na­ción, un la­bo­ra­to­rio de prue­bas don­de cual­quier idea di­ver­ti­da es bien­ve­ni­da: des­de un tu­cán kitsch de ce­rá­mi­ca has­ta al­gu­nas de las icó­ni­cas por­ce­la­nas de For­na­set­ti.

El an­ti­guo sue­lo de par­qué, en es­pi­na de pez, se ti­ñó de blan­co, al igual que las puer­tas y los ar­ma­rios. Unas mol­du­ras do­ra­das en am­bos ca­sos com­ple­ta­ron el pro­ce­so de resty­ling y lo­gra­ron que es­tos ele­men­tos se in­te­gren ple­na­men­te en el mix que da es­pon­ta­nei­dad a la ca­sa. En el mo­bi­lia­rio man­da la va­rie­dad –co­mo era de es­pe­rar–, con pie­zas an­ti­guas, nue­vas y he­chas a me­di­da, en su ma­yo­ría de lí­neas sen­ci­llas o arquitectónicas. En de­fi­ni­ti­va, una apues­ta ga­na­do­ra por la fres­cu­ra y la per­so­na­li­dad.

Des­de aba­jo. Pri­me­ro se pen­sa­ron los sue­los geo­mé­tri­cos del ba­ño y la co­ci­na –con un efec­to vi­sual muy po­ten­te– y a par­tir de ellos se di­se­ña­ron el res­to de las pie­zas. Amor por el de­ta­lle. «Ca­da ca­sa de­be con­tar una his­to­ria di­fe­ren­te, por eso es im­por­tan­te que los tra­ba­jos sean per­so­na­li­za­dos e irre­pe­ti­bles».

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.