TRUCOS PA­RA COM­PRAR CON CA­BE­ZA

Objetivo Bienestar - - MENTE | IMPULSOS -

¿Có­mo lo­grar que nues­tras com­pras sean más sen­sa­tas? ¿Y evi­tar sor­pre­sas co­mo ese in­có­mo­do mo­men­to en que nues­tra tar­je­ta de cré­di­to ya no da más de sí? Los ex­per­tos apor­tan ideas.

1. PRE­SU­PUES­TO.

Pa­ra Pa­lo­ma Me­re­llo una re­co­men­da­ción in­dis­pen­sa­ble es pla­ni­fi­car­se. No so­lo ha­cer la lis­ta de la compra con lo que ne­ce­si­tas ese día, tam­bién un pre­su­pues­to men­sual, con una can­ti­dad pa­ra ca­pri­chos. No se de­be re­ba­sar ese um­bral, aun­que apa­rez­ca una su­per­ofer­ta en in­ter­net.

2. EN EFEC­TI­VO.

Otro con­se­jo ha­bi­tual si se tie­ne ten­den­cia a la so­bre­com­pra es pa­gar en efec­ti­vo, nun­ca con tar­je­ta de cré­di­to, pa­ra ser más cons­cien­tes de lo que se es­tá gas­tan­do.

3. EL TIEM­PO JUS­TO.

Del mis­mo mo­do que se apues­ta por lle­var en el mo­ne­de­ro lo que es­ta­mos dis­pues­tos a gas­tar, los pro­fe­sio­na­les in­di­can que tam­bién hay que con­tro­lar el tiem­po que pa­sa­mos en la tien­da. De­be ser el jus­to pa­ra com­prar lo que ne­ce­si­ta­mos: cuan­to más tiem­po es­te­mos den­tro, aun­que sea “so­lo pa­ra mi­rar”, más ries­go hay de com­prar com­pul­si­va­men­te.

4. ME­JOR, EN COM­PA­ÑÍA.

Otra pau­ta que se da a los pa­cien­tes con pro­ble­mas pa­ra con­tro­lar sus im­pul­sos es no acu­dir nun­ca so­los a com­prar. “En el mo­men­to en que te­ne­mos a otra per­so­na al la­do nos po­de­mos sen­tir juz­ga­dos, y la pro­ba­bi­li­dad de in­cu­rrir en con­duc­tas desadap­ta­ti­vas dis­mi­nu­ye”, se­ña­la el doc­tor Muñoz.

5. EL TIC­KET, POR FA­VOR.

Una for­ma de con­tro­lar los gas­tos (y de de­vol­ver, en el ca­so de que al lle­gar a ca­sa nos de­mos cuen­ta de que la compra ha si­do im­pul­si­va).

6. PRE­VEN­CIÓN.

Te­ner afi­cio­nes sa­nas e in­ver­tir el tiem­po de ocio en otras ac­ti­vi­da­des pue­de ayu­dar­nos a afron­tar las in­sa­tis­fac­cio­nes de la vi­da sin refugiarnos en las com­pras, co­mo tam­bién la con­cien­cia de que, aun­que pue­da pa­re­cer que lle­gar a ca­sa car­ga­dos de bol­sas tie­ne cier­to pe­di­grí, exis­te el ries­go de que se con­vier­ta en una pa­to­lo­gía.

7. ÚL­TI­MO VIS­TA­ZO.

Cuan­do se es­tá a pun­to de pa­gar es un buen mo­men­to pa­ra pre­gun­tar­nos si real­men­te lo ne­ce­si­ta­mos to­do, y des­car­tar.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.