CON SEÑALES LE­VES O QUE­MA­ZÓN

Objetivo Bienestar - - CUERPO | SALUD -

El Vi­rus Her­pes Sim­ple (VHS) no so­lo afec­ta a los la­bios, tam­bién tie­ne ca­pa­ci­dad pa­ra pro­vo­car le­sio­nes en los ge­ni­ta­les y en la zo­na anal. “Se trans­mi­te por con­tac­to con la piel y/o las mu­co­sas de una per­so­na con una can­ti­dad su­fi­cien­te de vi­rus co­mo pa­ra po­der­lo con­ta­giar, y pue­de trans­mi­tir­se aun­que no ha­ya le­sio­nes. Tam­bién pue­de su­ce­der que una per­so­na con un her­pes en los la­bios lo trans­mi­ta a la zo­na ge­ni­tal o anal si prac­ti­ca se­xo oro­ge­ni­tal u oroa­nal”, aclara la doc­to­ra Te­re­sa Puer­ta.

SÍN­TO­MAS: Apa­re­cen ve­sí­cu­las (pe­que­ñas am­po­llas), con un con­te­ni­do ama­ri­llen­to o trans­lu­ci­do, que tien­den a agru­par­se. “Se rom­pen con fa­ci­li­dad, de­jan­do pe­que­ñas úlceras su­per­fi­cia­les que más tar­de se con­vier­ten en cos­tras y que cu­ran sin de­jar ci­ca­triz. Se sue­le acom­pa­ñar de que­ma­zón o es­co­zor en la zo­na de las ve­sí­cu­las”, di­ce Te­re­sa Puer­ta. La es­pe­cia­lis­ta de­ta­lla que exis­ten tres si­tua­cio­nes dis­tin­tas de es­ta in­fec­ción con di­fe­ren­cia en la in­ten­si­dad de los sín­to­mas:

1. Per­so­nas in­fec­ta­das por pri­me­ra vez (pri­moin­fec­ción), que tras un pe­rio­do de in­cu­ba­ción de en­tre 1 y 3 se­ma­nas des­de la re­la­ción se­xual, su­fren un cua­dro clí­ni­co que se ca­rac­te­ri­za por mu­chas le­sio­nes, con do­lor o que­ma­zón y sín­to­mas ge­ne­ra­les co­mo fie­bre y ma­les­tar ge­ne­ral.

2. Per­so­nas in­fec­ta­das que no han te­ni­do sín­to­mas, pe­ro tras un pe­rio­do in­de­ter­mi­na­do (des­de me­ses a in­clu­so años), apa­re­cen las le­sio­nes, en me­nor nú­me­ro y sin afec­ta­ción del es­ta­do ge­ne­ral.

3. Por­ta­do­res asin­to­má­ti­cos. Per­so­nas in­fec­ta­das que nun­ca pre­sen­tan le­sio­nes, pe­ro que sí pue­den trans­mi­tir la in­fec­ción.

TRA­TA­MIEN­TO: “Tan­to en el pri­mer ca­so co­mo en el se­gun­do, el pa­cien­te pue­de te­ner re­cu­rren­cias a lo lar­go de su vi­da o no vol­ver a te­ner más epi­so­dios. Si exis­ten re­cu­rren­cias se tra­tan con fár­ma­cos an­ti­her­pé­ti­cos, y si se tie­nen mu­chas se pue­de uti­li­zar un tra­ta­mien­to pro­lon­ga­do du­ran­te seis me­ses o un año. En ge­ne­ral, se ad­mi­nis­tra por vía oral o in­tra­ve­no­sa (en los ca­sos más gra­ves), ya que los tra­ta­mien­tos an­ti­her­pé­ti­cos en cre­ma no tie­nen nin­gu­na efi­ca­cia de­mos­tra­da”, in­di­ca la doc­to­ra Puer­ta. Es­tos me­di­ca­men­tos, aun­que no tie­nen ca­pa­ci­dad pa­ra eli­mi­nar el vi­rus, sí sir­ven pa­ra re­du­cir las le­sio­nes y acor­tar la in­fec­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.