Acei­te de oli­va chileno: un te­so­ro en el sur del mun­do

Por Lo­re­na Se­púl­ve­da, di­rec­to­ra de Pro­chi­le Es­pa­ña

Oleo Boletín - - INTERNACIONAL INTERNACIONAL -

Con­di­cio­nes cli­má­ti­cas y de sue­lo muy si­mi­la­res a las de la cuen­ca del Mediterráneo, son la cuna del oli­vo en Chi­le. Es­ta su­per­fi­cie, ubi­ca­da en el cen­tro del país, es fa­mo­sa por sus sue­los fér­ti­les, al­to ni­vel de ex­po­si­ción a la luz so­lar y un cla­ro di­fe­ren­cial entre las tem­pe­ra­tu­ras de la no­che y el día, con un en­torno al­ta­men­te fa­vo­ra­ble pa­ra el cul­ti­vo de acei­tu­nas.

Asi­mis­mo, en Chi­le con­ta­mos con ca­rac­te­rís­ti­cas geo­grá­fi­cas úni­cas jun­to con un ex­haus­ti­vo desa­rro­llo de po­lí­ti­cas sa­ni­ta­rias, que nos con­vier­ten en una is­la fitosanitaria li­bre de pes­tes y en­fer­me­da­des. Es­to ha­ce que la Mos­ca del Oli­vo, pla­ga muy da­ñi­na en otros paí­ses, no exis­ta en Chi­le.

De acuer­do al Mi­nis­te­rio de Agri­cul­tu­ra de Chi­le, ac­tual­men­te, la su­per­fi­cie de oli­vos pa­ra la pro­duc­ción de acei­te de oli­va se ex­tien­de prin­ci­pal­men­te des­de las re­gio­nes de Ata­ca­ma, en el nor­te de Chi­le, a la Re­gión del Mau­le en el cen­tro sur del país. A día de hoy con­ta­mos con 21.384 hec­tá­reas plan­ta­das, pro­yec­tan­do 24.345 pa­ra el año 2029.

La in­dus­tria del acei­te de oli­va en Chi­le es re­la­ti­va­men­te nue­va. Só­lo 18 años ex­pli­can su avan­ce tecnológico y el po­si­cio­na­mien­to que ha al­can­za­do en el mun­do. En el país se en­cuen­tran las prin­ci­pa­les va­rie­da­des acei­te­ras pro­ve­nien­tes de Es­pa­ña, Ita­lia, Gre­cia y otros paí­ses. Es­tas especies son Ar­be­qui­na, Ar­bo­sa­na, Fran­toio, Lec­cino, Pi­cual, Ko­ro­nie­ki, Co­ra­ti­na y Bar­nea, entre otras.

En nues­tras tie­rras la pro­duc­ción del acei­te de oli­va co­mien­za con la co­se­cha de las acei­tu­nas, que se efec­túa con par­ti­cu­lar cui­da­do pa­ra pro­te­ger el fru­to. Una vez co­se­cha­das las acei­tu­nas, el pro­ce­so se rea­li­za en me­nos de 24 ho­ras, que es la ma­ne­ra de ase­gu­rar la má­xi­ma ca­li­dad pa­ra ob­te­ner un aro­má­ti­co y de­li­ca­do acei­te de oli­va Ex­tra Vir­gen, re­sul­tan­do un pro­duc­to ex­tra­or­di­na­rio, que com­pi­te con los me­jo­res del mun­do.

Chi­le dis­po­ne de la tec­no­lo­gía y los co­no­ci­mien­tos pa­ra al­can­zar un es­tán­dar acor­de a lo exi­gi­do en otros mer­ca­dos. El país cuen­ta con la­bo­ra­to­rios con la ca­pa­ci­dad pa­ra de­tec­tar acei­tes adul­te­ra­dos y mal eti­que­ta­dos, así co­mo con un pa­nel de ca­ta re­co­no­ci­do por el Con­se­jo Oleí­co­la In­ter­na­cio­nal.

Asi­mis­mo, los pro­duc­to­res de acei­te de oli­va han apli­ca­do el con­cep­to de “Te­rroirs” a es­ta in­dus­tria, aso­cian­do las pro­pie­da­des or­ga­no­lép­ti­cas del acei­te con los ca­rac­te­res cli­má­ti­cos de la zo­na geo­grá­fi­ca don­de es­tán ubi­ca­das las plan­ta­cio­nes, lo que le da una ca­rac­te­rís­ti­ca es­pe­cial al acei­te y lo ha­ce ex­clu­si­vo de la re­gión don­de se pro­du­ce, au­men­tan­do su ca­li­dad y fi­nal­men­te su va­lor agre­ga­do.

Pue­den leer el artículo com­ple­to en el número 167 de OLEO Re­vis­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.