El ge­no­ma del ace­bu­che ex­pli­ca las al­tas con­cen­tra­cio­nes de áci­do olei­co en la acei­tu­na

Tra­ba­jo rea­li­za­do por in­ves­ti­ga­do­res in­ter­na­cio­na­les

Oleo Boletín - - NACIONAL -

Las al­tas con­cen­tra­cio­nes de áci­do olei­co en la acei­tu­na ya tie­nen ex­pli­ca­ción gra­cias a la se­cuen­cia­ción del ge­no­ma del ace­bu­che (oli­vo sil­ves­tre), en la que se han en­con­tra­do las sin­gu­la­ri­da­des ge­né­ti­cas de es­te ár­bol. Se tra­ta de un tra­ba­jo lle­va­do a ca­bo por un equipo de in­ves­ti­ga­do­res in­ter­na­cio­na­les, en­tre los que se en­cuen­tran miem­bros de la Uni­ver­si­dad de Cór­do­ba y del CSIC, que po­dría ser­vir a la me­jo­ra ve­ge­tal con in­te­rés pro­duc­ti­vo.

El Mon­te Tes­tac­cio, en Ro­ma, es la prue­ba fí­si­ca de la re­le­van­cia que la pro­duc­ción de acei­te de oli­va al­can­zó ha­ce unos 2.300 años, de mo­do que pa­re­ce evi­den­te que el oli­vo lle­va tiem­po sien­do un cul­ti­vo fun­da­men­tal pa­ra el ser hu­mano. Es­te ár­bol que pue­de al­can­zar eda­des mi­le­na­rias y qui­zás fue­se uno de los pri­me­ros en ser do­mes­ti­ca­do en la re­vo­lu­ción neo­lí­ti­ca, el mo­men­to en el que co­men­zó a ser cla­ra la di­fe­ren­cia en­tre el oli­vo do­més­ti­co y el sil­ves­tre, co­no­ci­do co­mo ace­bu­che.

Ha­ce tres años se anun­cia­ba la se­cuen­cia­ción del ge­no­ma del oli­vo a par­tir de un ejem­plar de 1200 años pro­pie­dad de Emi­lio Bo­tín. Un tra­ba­jo que ten­dría un enor­me va­lor bio­tec­no­ló­gi­co pa­ra el desa­rro­llo de va­rie­da­des re­sis­ten­tes a di­fe­ren­tes cli­mas o en­fer­me­da­des.

Re­cien­te­men­te, la re­vis­ta “Pro­cee­dings of the Na­tio­nal Aca­demy of Scien­ces” (PNAS), que edi­ta la Aca­de­mia Na­cio­nal de Cien­cias de Es­ta­dos Uni­dos, pu­bli­ca­ba el ge­no­ma com­ple­to de la sub­es­pe­cie sil­ves­tre, ob­te­ni­do por un equipo in­ter­na­cio­nal de in­ves­ti­ga­do­res coor­di­na­dos por el tur­co Tur­gay Un­ver en el “In­ter­na­tio­nal Oli­ve (Olea eu­ro­paea) Ge­no­me Con­sor­tium” (IOGC) y en el que ha par­ti­ci­pa­do Ga­briel Do­ra­do Pé­rez, ca­te­drá­ti­co de Bio­quí­mi­ca y Bio­lo­gía Mo­le­cu­lar de la Uni­ver­si­dad de Cór­do­ba, co­mo miem­bro del co­mi­té ges­tor, jun­to a la in­ves­ti­ga­do­ra Pi­lar Hernández del Ins­ti­tu­to de Agri­cul­tu­ra Sos­te­ni­ble del Con­se­jo Su­pe­rior de In­ves­ti­ga­cio­nes Cien­tí­fi­cas.

Se­gún los au­to­res del tra­ba­jo de PNAS, la al­ta con­cen­tra­ción de áci­do olei­co en el fru­to del oli­vo, en com­pa­ra­ción con otras es­pe­cies ve­ge­ta­les, se de­be a una du­pli­ca­ción de los ge­nes que co­di­fi­can las en­zi­mas que in­ter­vie­nen en el me­ca­nis­mo bio­quí­mi­co que per­mi­te ob­te­ner es­te ti­po de áci­do, así co­mo even­tos de re­pre­sión e in­duc­ción de de­ter­mi­na­dos ge­nes. Es­tos su­ce­sos ocu­rrie­ron ha­ce 28 y 59 mi­llo­nes de años.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.