Carmen Ca­pis­col Pé­rez de Tu­de­la, PhD Res­pon­si­ble for R&D and In­no­va­tion de Ci­to­li­va

Oleo Revista - - SUMARIO -

"EN EL EQUI­PO DE I+D+I DE LA EM­PRE­SA DE­BE HA­BER PER­SO­NAL CUA­LI­FI­CA­DO CON AL­GU­NA TI­TU­LA­CIÓN TÉC­NI­CA Y EX­PE­RIEN­CIA SU­FI­CIEN­TE PA­RA COOR­DI­NAR LA AC­TUA­CIÓN"

Pe­se a lle­var ya al­gu­nos años tra­ba­jan­do en el sec­tor del oli­var to­da­vía de­tec­to un gran des­co­no­ci­mien­to so­bre el apo­yo fi­nan­cie­ro que las ad­mi­nis­tra­cio­nes re­gio­na­les y na­cio­na­les ofre­cen a las ac­ti­vi­da­des de I+D+i. Es más, si pre­gun­tá­ra­mos so­bre el sig­ni­fi­ca­do de es­tas si­glas, una gran ma­yo­ría es pro­ba­ble que des­co­noz­ca que se tra­ta de una for­ma abre­via­da de re­pre­sen­tar In­ves­ti­ga­ción, Desa­rro­llo e In­no­va­ción o, lo que es lo mis­mo, los es­ta­dios por los que pa­sa un nue­vo pro­duc­to o pro­ce­so has­ta lle­gar al mer­ca­do.

Pe­ro es­tos con­cep­tos, ¿apli­can a las em­pre­sas oleí­co­las? Des­de CI­TO­LI­VA, el Cen­tro Tec­no­ló­gi­co del Oli­var y del Aceite, te­ne­mos el cla­ro con­ven­ci­mien­to de que así es, de he­cho, es­ta se­ría nues­tra ra­zón de ser: pro­mo­ver en el sec­tor oleí­co­la y agroa­li­men­ta­rio e in­dus­tria au­xi­liar las ac­ti­vi­da­des de I+D+i, con el ob­je­to de me­jo­rar su com­pe­ti­ti­vi­dad ba­sa­da en la tec­no­lo­gía y el co­no­ci­mien­to cien­tí­fi­co.

Pe­ro to­da ac­ti­vi­dad de I+D+i con­lle­va un ries­go, en el sen­ti­do de que, pe­se a re­que­rir de re­cur­sos hu­ma­nos, ma­te­ria­les, tec­no­ló­gi­cos y fi­nan­cie­ros, no siem­pre se van a ob­te­ner los re­sul­ta­dos es­pe­ra­dos. Es por ello que las ad­mi­nis­tra­cio­nes pú­bli­cas en­tran a apo­yar es­te ti­po de ac­ti­vi­da­des con el ob­je­to de in­cen­ti­var su eje­cu­ción, tan­to a tra­vés de pro­gra­mas es­pe­cí­fi­cos de ayu­das co­mo me­dian­te de­duc­cio­nes fis­ca­les por I+D+i re­gu­la­das en el ar­tícu­lo 35 de la Ley 27/2014 del im­pues­to so­bre so­cie­da­des.

Res­pec­to a las ayu­das pú­bli­cas en An­da­lu­cía, cu­na oli­va­re­ra, la Agen­cia IDEA tie­ne ac­tual­men­te vi­gen­te el Pro­gra­ma de Apo­yo a la I+D+i em­pre­sa­rial. Si bien ca­da Co­mu­ni­dad Au­tó­no­ma sue­le con­tar con un pro­gra­ma si­mi­lar ges­tio­na­do por la ad­mi­nis­tra­ción re­gio­nal com­pe­ten­te, la in­ten­si­dad de la ayu­da se­rá ma­yor en re­gio­nes con un me­nor ni­vel de com­pe­ti­ti­vi­dad de acuer­do a los ba­re­mos apli­ca­dos por Eu­ro­pa, co­mo le ocu­rre a An­da­lu­cía. A ni­vel na­cio­nal, CDTI (Cen­tro pa­ra el Desa­rro­llo Tec­no­ló­gi­co In­dus­trial), de­pen­dien­do del Mi­nis­te­rio de Eco­no­mía, In­dus- tria y Com­pe­ti­ti­vi­dad, es el prin­ci­pal or­ga­nis­mo fi­nan­cia­dor de pro­yec­tos em­pre­sa­ria­les de I+D+i. El acu­dir a una en­ti­dad re­gio­nal o a CDTI u otro or­ga­nis­mo a ni­vel na­cio­nal va a de­pen­der del ti­po de pro­yec­to, de la ne­ce­si­dad de so­cios de otra co­mu­ni­dad y del pre­su­pues­to es­ti­ma­do del mis­mo.

Los gas­tos que fi­nan­cian es­tas ayu­das (e igual­men­te apli­ca­bles en la de­duc­ción fis­cal por ac­ti­vi­da­des de I+D+i) son los pro­pios de pro­yec­tos de es­tas ca­rac­te­rís­ti­cas: ho­ras de per­so­nal de­di­ca­do a las ta­reas de I+D+i, ma­te­ria­les y fun­gi­bles ne­ce­sa­rios, equi­pos (en ge­ne­ral só­lo se va a cu­brir la amor­ti­za­ción, con al­gu­nas ex­cep­cio­nes) y co­la­bo­ra­cio­nes téc­ni­cas ne­ce­sa­rias pa­ra lle­var a ca­bo la ac-

tua­ción. En es­te sen­ti­do, las sub­con­tra­ta­cio­nes de en­ti­da­des que apor­tan co­no­ci­mien­to cien­tí­fi­co y téc­ni­co co­mo uni­ver­si­da­des, or­ga­nis­mos pú­bli­cos de in­ves­ti­ga­ción y cen­tros tec­no­ló­gi­cos son, de he­cho, muy re­co­men­da­bles y ne­ce­sa­rias y, en al­gu­nos ca­sos, im­pres­cin­di­bles pa­ra po­der com­ple­men­tar el co­no­ci­mien­to don­de no lle­ga la em­pre­sa y al­can­zar la con­se­cu­ción de los ob­je­ti­vos plan­tea­dos en el pro­yec­to.

¿Qué ti­po de em­pre­sa pue­de so­li­ci­tar es­tas ayu­das? En pri­mer lu­gar cual­quie­ra con in­te­rés en aco­me­ter una ac­tua­ción de me­jo­ra sig­ni­fi­ca­ti­va de un pro­duc­to o pro­ce­so, o bien el desa­rro­llo de pro­duc­tos o pro­ce­sos nue­vos, pe­ro, pa­ra­le­la­men­te, tam­bién es ne­ce­sa­rio te­ner cier­ta es­truc­tu­ra de per­so­nal y fi­nan­cie­ra, en el sen­ti­do de que es­tas ayu­das só­lo van a fi­nan­ciar ac­ti­vi­da­des creí­bles des­de un pun­to de vis­ta téc­ni­co y eco­nó­mi­co.

Pon­ga­mos al­gu­nos ejem­plos re­la­ti­vos a la plan­ti­lla. En pri­mer lu­gar, en el equi­po de I+D+i de la em­pre­sa de­be ha­ber per­so­nal cua­li­fi­ca­do (co­mo mí­ni­mo, el je­fe de pro­yec­to) con al­gu­na ti­tu­la­ción téc­ni­ca y ex­pe­rien­cia en la em­pre­sa su­fi­cien­te pa­ra que ten­ga la ca­pa­ci­dad de coor­di­nar la ac­tua­ción. Por otro la­do, no es fac­ti­ble pa­ra una em­pre­sa que só­lo cuen­ta con tres em­plea­dos en nómina de­di­car ho­ras a ta­reas de I+D+i, pues­to que con una es­truc­tu­ra tan pe­que­ña no se­ría com­pa­ti­ble con el nor­mal fun­cio­na­mien­to de su ac­ti­vi­dad y con su via­bi­li­dad, da­do que los re­sul­ta­dos de I+D+i se ren­ta­bi­li­zan a me­dio o lar­go pla­zo. Tam­po­co es in­cen­ti­va­ble que la em­pre­sa con po­co per­so­nal de­ci­da sub­con­tra­tar la to­ta­li­dad de la ac­tua­ción o una par­te muy ele­va­da de es­ta, da­do que un “lla­ve en mano” no se con­si­de­ra un pro­yec­to de I+D+i al no es­tar la em­pre­sa in­vo­lu­cra­da en su desa­rro­llo, sino que és­te lo rea­li­za di­rec­ta­men­te un ter­ce­ro que es el pro­pie­ta­rio del “know-how”.

En lo re­la­ti­vo a la ca­pa­ci­dad fi­nan­cie­ra hay que des­ta­car que las em­pre­sas en cri­sis no se­rían be­ne­fi­cia­rias de es­tas ayu­das. Igual­men­te, y pa­ra las em­pre­sas que sí son be­ne­fi­cia­rias, tie­ne que ha­ber un equi­li­brio en­tre los es­ta­dos con­ta­bles y el pre­su­pues­to de la ac­tua­ción de I+D+i, es de­cir, de­be ha­ber una ade­cua­ción del pre­su­pues­to del pro­yec­to a la ca­pa­ci­dad eco­nó­mi­co-fi­nan­cie­ra de la em­pre­sa.

Los or­ga­nis­mos con­ce­den­tes de ayu­das tie­nen la obli­ga­ción de pu­bli­car el lis­ta­do de be­ne­fi­cia­rios, con lo que una con­sul­ta a es­tos da­tos es una ex­ce­len­te fuen­te de in­for­ma­ción de ca­ra a co­no­cer los pro­yec­tos de fu­tu­ro de las em­pre­sas del en­torno, de ma­ne­ra que pue­den de­tec­tar­se prin­ci­pa­les com­pe­ti­do­res y/o alia­dos, ade­más de ayu­dar a con­for­mar nues­tro pro­yec­to de I+D+i pa­ra no re­pe­tir al­gún te­ma que ya haya si­do fi­nan­cia­do, pues­to que di­fí­cil­men­te va a vol­ver a in­cen­ti­var­se si no pre­sen­ta al­gu­na di­fe­ren­cia sus­tan­cial.

Da­do que en una pri­me­ra apro­xi­ma­ción las ayu­das de I+D+i pue­den ser al­go com­ple­jas, es re­co­men­da­ble bus­car a un com­pa­ñe­ro de via­je ex­pe­ri­men­ta­do, al me­nos, al ini­ciar­se en es­tas ac­ti­vi­da­des.

POR CAR­ME N CAP I SCOL PÉR EZ DE TUDE LA, PHD RE S P ON S I BLE FOR R& D AN D IN NOVATION DE CI­TO­LI­VA

Pro­yec­tos de I+D+i sec­tor oli­var des­de 2010-2017.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.