Mul­ti­va­rie­ta­les pa­ra oli­var en se­to

Oleo Revista - - SUMARIO - Fo­tos: To­do­li­vo

Las pri­me­ras plan­ta­cio­nes de oli­var en se­to se lle­va­ron a ca­bo a fi­na­les del si­glo XX y hoy por hoy es­te mo­de­lo de cul­ti­vo ocu­pa ca­si 300.000 hec­tá­reas en to­do el pla­ne­ta. Ade­más, las nue­vas plan­ta­cio­nes se ex­pan­den ace­le­ra­da­men­te en los paí­ses oli­va­re­ros. La prin­ci­pal ca­rac­te­rís­ti­ca y al tiem­po la ma­yor ven­ta­ja de es­te ti­po de sis­te­ma se con­cen­tra en la me­ca­ni­za­ción de la re­co­gi­da. De es­te mo­do, los se­tos son re­co­gi­dos con ven­di­mia­do­ras de ti­po ca­bal­gan­te, lo que au­men­ta la ra­pi­dez de la re­co­lec­ción y, al mis­mo tiem­po, per­mi­te rea­li­zar una re­co­lec­ción tem­pra­na y ob­te­ner acei­tes vír­ge­nes de ex­ce­len­te ca­li­dad.

Aun­que ini­cial­men­te el oli­var en se­to se ex­pan­dió len­ta­men­te por no exis­tir una ba­se ex­pe­ri­men­tal y por la in­cer­ti­dum­bre de in­ves­ti­ga­do­res y téc­ni­cos del oli­var de que el sis­te­ma fue­ra fia­ble, la pre­co­ci­dad de en­tra­da de pro­duc­ción y el ba­jo cos­te de re­co­lec­ción pro­pi­cia­ron su ex­pan­sión no só­lo en Es­pa­ña sino en el res­to del mun­do.

Es­tu­dios re­cien­tes nos in­di­can que las va­rie­da­des que se uti­li­zan en se­to, en­tre las más de­man­das se en­cuen­tran: Ar­bo­sa­na i-43R, Ar­be­qui­na i-21R, Si­ki­ti­tap, Ko­ro­nei­ki i-38R, e Im­pe­rial i-23R. Jun­to a ellas se en­cuen­tran otras va­rie­da­des muy in­tere­san­tes en­sa­ya­das en se­to des­de ha­ce años co­mo son: Man­za­ni­llo Ca­ce­re­ño i-57R, Man­za­ni­llo Se­vi­llano i-55R, A i-65R, C i-69R, Ho­ji­blan­co i-53R, Pi­cual, i-11R, etc. En reali­dad en se­to se pue­de uti­li­zar cual­quier va­rie­dad siem­pre que se le ha­ga un co­rrec­to ma­ne­jo.

Las va­rie­da­des más uti­li­za­das

En las plan­ta­cio­nes mul­ti­va­rie­ta­les en se­to las va­rie­da­des que más se uti­li­zan son la:

• Ar­be­qui­na i-23R, es una va­rie­dad muy co­no­ci­da , y fue in­tro­du­ci­da ha­ce trein­ta y dos años por To­do­li­vo en An­da­lu­cía. Es una va­rie­dad muy adap­ta­ble a dis­tin­tos ti­pos de te­rre­nos. Su por­te es erec­to y de vi­gor me­dio. Se po­da con fa­ci­li­dad. Es re­sis­ten­te al frío y a la se­quía. Pre­sen­ta una to­le­ran­cia na­tu­ral al Ver­ti­ci­lium, Re­pi­lo y Mos­ca. Su aceite es muy apre­cia­do. Es dul­ce, fra­gan­te y de­li­ca­do. Po­see un fru­ta­do in­ten­so, con múl­ti­ples sa­bo­res a fru­ta y hier­ba fres­ca.

• Ar­bo­sa­na i-43R, es de por­te abier­to y vi­gor ba­jo y tie­ne un co­lor ver­de ali­mo­na­do que la iden­ti­fi­ca rá­pi­da­men­te el cam­po. No cre­ce mu­cho, es una va­rie­dad de muy fá­cil ma­ne­jo, de­man­da una po­da li­via­na. Su en­tra­da en pro­duc­ción es pre­coz y su pro­duc­ti­vi­dad muy ele­va­da y cons­tan­te. So­por­ta bien el frío in­ver­nal y es to­le­ran­te a la se­quía, aun­que en se­cano se le ve su­frir al­go más que a Ar­be­quino has­ta que lle­gan las aguas de oto­ño y se re­cu­pe­ra. En cuan­to a pla­gas y en­fer­me­da­des se mues­tra to­le­ran­te al Re­pi­lo, Ver­ti­ci­lium y Mos­ca y sen­si­ble a Tu­bercu­losis. Su aceite es de ti­po ver­de, pre­sen­ta un con­te­ni­do al­to en po­li­fe­no­les. Tie­ne una bue­na ar­mo­nía aro­má­ti­ca, es sua­ve, dul­ce, pi­can­te, as­trin­gen­te y con dis­tin­tas pun­tas de fru­ta­do.

• Ko­ro­nei­ki i-38R, es una va­rie­dad de por­te abier­to y vi­gor me­dio/al­to. Re­quie­re de una aten­ción en po­da al­ta. És­ta hay que rea­li­zar­la de una for­ma más in­ten­si­va que con el res­to, hay que de­jar­le po­cas ra­mas pues­to que tie­ne una ca­pa­ci­dad de emi­tir ramones nue­vos muy gran­des. Su en­tra­da en pro­duc­ción es muy pre­coz. Tie­ne una al­ta pre­co­ci­dad pa­ra pro­du­cir acei­tu­nas en los ta­llos nue­vos que emi­te. Cor­tas un año y al si­guien­te en el ra­món nue­vo ya tie­nes una can­ti­dad im­por­tan­te de acei­tu­nas.Se le con­si­de­ra to­le­ran­te al Re­pi­lo y Ver­ti­ci­lium. Su aceite es del ti­po ver­de, muy fino en boca, fru­ta­do, muy com­ple­jo y de ele­va­da es­ta­bi­li­dad. Per­sis­ten­te y ele­va­do en as­trin­gen­cias. Su co­lor ca­rac­te­rís­ti­co es el ver­de es­me­ral­da.

• Si­ki­ti­taP, pro­ce­de del pro­gra­ma de me­jo­ra ge­né­ti­ca de la UCO-IFAPA, es fru­to del cru­za­mien­to en­tre Pi­cual y Ar­be­qui­na. Su vo­lu­men de co­pa es del 70% res­pec­to a Ar­be­quino. Su ma­ne­jo es sen­ci­llo, re­quie­re de una po­da li­via­na. Tie­ne una en­tra­da en pro­duc­ción pre­coz y su pro­duc­ti­vi­dad es me­dia y cons­tan­te. La ex­trac­ta­bi­li­dad de su aceite es muy bue­na en el mo­lino. Tan­to en rie­go co­mo en se­cano va fran­ca­men­te bien, de­bi­do a que so­por­ta muy bien la se­quía. To­le­ra bien el frío in­ver­nal. Pre­sen­ta una to­le­ran­cia me­dia al Re­pi­lo y no he­mos ob­ser­va­do da­ño de Mos­ca. És­te po­see un fru­ta­do in­ten­so, con al­tos va­lo­res de dul­ce almendra y man­za­na y ni­ve­les ba­jos de pi­cor. Es un aceite sua­ve, muy flui­do y equi­li­bra­do en boca.

• Im­pe­rial I-23R, pro­ce­de del pro­gra­ma de re­cu­pe­ra­ción de va­rie­da­des que des­de To­do­li­vo se pu­so en marcha ha­ce años, pa­ra re­cu­pe­rar y se­lec­cio­nar va­rie­da­des que ten­gan ap­ti­tu­des pa­ra oli­vi­cul­tu­ra en se­to y cu­yos acei­tes des­ta­quen por sus di­fe­ren­cia­dos y ex­cep­cio­na­les sa­bo­res y aro­mas fru­ta­dos. Es­ta va­rie­dad es ori­gi­na­ria de An­da­lu­cía. Su pro­duc­ti­vi­dad es me­dia y cons­tan­te. Su es­pec­ta­cu­lar aceite es el pri­me­ro en en­trar en el mer­ca­do. Es una va­rie­dad muy rús­ti­ca, to­le­ra bien el frío in­ver­nal y la hu­me­dad del sue­lo. En se­cano tie­ne un com­por­ta­mien­to ex­cep­cio­nal de­bi­do a su al­ta re­sis­ten-

cia a la se­quía. Pre­sen­ta de for­ma ge­ne­ral una to­le­ran­cia al­ta a las pla­gas y en­fer­me­da­des, es­pe­cial­men­te a la Tu­bercu­losis, Re­pi­lo y Mos­ca por lo que con­si­de­ra­mos que tie­ne un fu­tu­ro enor­me en la agri­cul­tu­ra eco­ló­gi­ca y tra­di­cio­nal. Po­see un fino, sua­ve y ex­qui­si­to aceite, que sor­pren­de a to­do aquél que lo prue­ba.

• Man­za­ni­llo Ca­ce­re­ño i-57R, es ap­ta tam­bién pa­ra la ob­ten­ción de aceite. Es una va­rie­dad de por­te me­dio y con una ca­pa­ci­dad de en­rai­za­mien­to ele­va­da. En­tra un año más tar­de en pro­duc­ción que el res­to. Tie­ne una pro­duc­ti­vi­dad ele­va­da y cons­tan­te, su ren­di­mien­to gra­so es me­dio ba­jo. La épo­ca de flo­ra­ción y maduración es tem­pra­na. Es una va­rie­dad rús­ti­ca se adap­ta bien a sue­los po­bres y que so­por­ta muy bien el frío in­ver­nal. Es to­le­ran­te a la Mos­ca, Tu­bercu­losis y sen­si­ble a Ver­ti­ci­lium.

• A i-65R, es una va­rie­dad de vi­gor me­dio y por­te abier­to. Su en­tra­da en pro­duc­ción es pre­coz y pre­sen­ta una pro­duc­ti­vi­dad ele­va­da y cons­tan­te. Po­see un ele­va­do ren­di­mien­to gra­so. La épo­ca de flo­ra­ción y maduración es me­dia. Es re­sis­ten­te a la se­quía y al frío in­ver­nal. Es re­sis­ten­te al Re­pi­lo y sus­cep­ti­ble a la Mos­ca y Tu­bercu­losis. Su aceite es muy apre­cia­do. Po­see un fru­ta­do me­dio/al­to que re­cuer­da a hier­ba fres­ca re­cién cor­ta­da. Es com­ple­jo y equi­li­bra­do.

• C i-69R, va­rie­dad de pequeño ta­ma­ño, vi­gor me­dio y por­te abier­to. En­raí­za fá­cil­men­te. La en­tra­da en pro­duc­ción es me­dia y su pro­duc­ti­vi­dad ele­va­da y cons­tan­te. Es apre­cia­da por su ele­va­do ren­di­mien­to gra­so y la ca­li­dad de su aceite. La épo­ca de maduración del fru­to es me­dia. Pre­sen­ta una re­sis­ten­cia al­ta a la se­quía y el frío in­ver­nal. Re­sis­ten­te a la Tu­bercu­losis y la Mos­ca y sus­cep­ti­ble al Re­pi­lo.

• Ho­ji­blan­co i-53R, va­rie­dad de vi­gor me­dio y por­te er­gui­do. Tie­ne un ma­ne­jo si­mi­lar a Ko­ro­nei­ki. La en­tra­da en pro­duc­ción es me­dia y la pro­duc­ti­vi­dad ele­va­da y al­ter­nan­te. La épo­ca de flo­ra­ción es me­dia/tar­día y la maduración del fru­to tar­día. Su ren­di­mien­to gra­so es me­dio y su aceite es muy apre­cia­do por su ca­li­dad, aun­que pre­sen­ta ba­ja es­ta­bi­li­dad. Una va­rie­dad re­sis­ten­te a los sue­los ca­li­zos y a la se­quía. To­le­ra bien el frío in­ver­nal. Se le con­si­de­ra sus­cep­ti­ble al Re­pi­lo, Tu­bercu­losis y Ver­ti­ci­lium.

• Pi­cual i-11R, de fá­cil ma­ne­jo aun­que emi­te mu­chas va­re­tas del pie. La en­tra­da en pro­duc­ción es pre­coz y de pro­duc­ti­vi­dad al­ta y al­ter­nan­te. El ren­di­mien­to gra­so es ele­va­do y de fá­cil ex­trac­ta­bi­li­dad. Su aceite po­see un al­to ín­di­ce de es­ta­bi­li­dad. Su épo­ca de flo­ra­ción y maduración es me­dia. Es sen­si­ble a la se­quía. To­le­ra el frío in­ver­nal, la sa­li­ni­dad y el ex­ce­so de hu­me­dad en el sue­lo. To­le­ran­te a Tu­bercu­losis pe­ro es muy sen­si­ble a Ver­ti­ci­lium y sus­cep­ti­ble al Re­pi­lo y Mos­ca.

• Otras de las va­rie­da­des uti­li­za­das son la Olia­na, va­rie­dad ob­te­ni­da por Agro­mi­llo­ra, de ba­jo vi­gor, de por­te com­pac­to y se­mi­erec­to. Pre­coz y de pro­duc­ti­vi­dad ele­va­da. Re­sis­ten­te al frío y sen­si­ble a la as­fi­xia ra­di­cu­lar. El por­te del ár­bol es rec­to y de vi­gor ba­jo. El ti­po de aceite se ca­rac­te­ri­za por ser dul­ce, equi­li­bra­do y con bue­na ar­mo­nía a ni­vel aro­má­ti­co. Pre­sen­ta un fru­ta­do me­dio-al­to, li­ge­ro en amar­gos y al­go más in­ten­so en pi­can­tes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.