Ac­tua­li­za­ción y uni­ver­sa­li­za­ción del ca­tá­lo­go de ar­tró­po­dos y mi­cro or­ga­nis­mos pa­rá­si­tos del oli­vo

Oleo Revista - - SUMARIO - Tex­to y fo­tos: PHYTOMAEs­pa­ña.

Jo­sé del Mo­ral de la Vega, doc­tor en Cien­cias Bio­ló­gi­cas e In­ge­nie­ro Téc­ni­co Agrí­co­la, pre­sen­tó en Va­len­cia su nue­va obra, ‘Sa­ni­dad del cul­ti­vo del oli­vo’, editada por PHYTOMAEs­pa­ña. Un la­bo­rio­so y por­me­no­ri­za­do tra­ba­jo de re­vi­sión de las pla­gas y en­fer­me­da­des que afec­tan al cul­ti­vo con ma­yor im­por­tan­cia cul­tu­ral, so­cial y eco­nó­mi­ca de la agri­cul­tu­ra es­pa­ño­la.

Pre­ci­sa­men­te, la obra, que sal­drá a la ven­ta a fi­na­les de sep­tiem­bre, se pre­sen­tó du­ran­te el En­cuen­tro In­ter­na­cio­nal En­cuen­tro In­ter­na­cio­nal ‘Desafíos de la Sa­ni­dad Ve­ge­tal an­te el Fu­tu­ro: Marco Le­gal Eu­ro­peo y Cam­bio Cli­má­ti­co’, or­ga­ni­za­do por la editorial pa­ra con­me­mo­rar su trein­ta aniver­sa­rio.

“Los tra­ba­jos pu­bli­ca­dos re­fe­ren­tes a la sa­ni­dad del oli­vo es­tán dis­per­sos en nu­me­ro­sas edi­to­ria­les de in­te­rés cien­tí­fi­co y tec­no­ló­gi­co, lo que di­fi­cul­ta la con­sul­ta de los mis­mos pa­ra el fa­cul­ta­ti­vo o agri­cul­tor en­car­ga­do de la sa­ni­dad del cul­ti­vo. El ob­je­ti­vo de es­ta obra ha si­do re­co­pi­lar, se­lec­cio­nar, ar­mo­ni­zar y pre­sen­tar el con­te­ni­do de esos tra­ba­jos a fin de fa­ci­li­tar la ta­rea de su es­tu­dio”, ex­pli­có el coau­tor del li­bro jun­to a su hi­jo Jerónimo del Mo­ral Mar­tí­nez. Pa­ra fa­ci­li­tar la iden­ti­fi­ca­ción de los pa­rá­si­tos y mi­cro­or­ga­nis­mos se in­clu­yen 243 ilus­tra­cio­nes rea­li­za­das ex­pre­sa­men­te pa­ra es­ta obra, ba­sa­das en una am­plia co­lec­ción de más de cin­co mil dia­po­si­ti­vas, así co­mo en las des­crip­cio­nes de la bi­blio­gra­fía con­sul­ta­da.

Re­vi­sión de los pa­rá­si­tos del oli­vo

‘Sa­ni­dad del cul­ti­vo del oli­vo’ su­po­ne una ne­ce­sa­ria ac­tua­li­za­ción y uni­ver­sa­li­za­ción del ca­tá­lo­go de ar­tró­po­dos y mi­cro­or­ga­nis­mos pa­rá­si­tos del oli­vo, mo­ti­va­da por la drás­ti­ca trans­for­ma­ción de la fi­to­tec­ni­ca de es­te cul­ti­vo por la mo­di­fi­ca­ción del sis­te­ma de mul­ti­pli­ca­ción, de la den­si­dad de oli­vos/ha y de los pro­ce­di­mien­tos de rie­go y de po­da, lo que ha in­ci­di­do en la apa­ri­ción o exal­ta­ción de hon­gos de sue­lo y de ma­de­ra, co­chi­ni­llas, ta­la­dros.

Es­to, uni­do a la glo­ba­li­za­ción, que es­tá fa­ci­li­tan­do la pro­pa­ga­ción de los fe­nó­me­nos pa­ra­si­ta­rios, ha­cía ne­ce­sa­rio es­te am­bi­cio­so tra­ta­do, que re­co­ge has­ta 583 or­ga­nis­mos no­ci­vos pa­ra el oli­vo. “Ac­tual­men­te es­ta­mos ex­pe­ri­men­tan­do la reali­dad de la glo­ba­li­za­ción, por lo cual fe­nó­me­nos pa­ra­si­ta­rios apa­re­ci­dos en un ve­ge­tal si­tua­do en el rin­cón más apar­ta­do del pla­ne­ta se pue­den ex­ten­der en po­co tiem­po por to­do el mun­do, co­mo la bac­te­ria Xy­le­lla fas­ti­dio­sa y la co­chi­ni­lla Prae­lon­gort­he­zia oli­ví­co­la des­de Amé­ri­ca, o el chin­che Frog­gat­tia oli­vi­nia des­de Aus­tra­lia”, ad­vir­tió Del

Mo­ral. Es­tas ra­zo­nes acon­se­ja­ban una ac­tua­li­za­ción y uni­ver­sa­li­za­ción del ca­tá­lo­go de ar­tró­po­dos y mi­cro­or­ga­nis­mos pa­rá­si­tos del oli­vo que la mis­ma editorial pu­bli­có en 1997.

FUE PRE­SEN­TA­DO DU­RAN­TE EL EN­CUEN­TRO IN­TER­NA­CIO­NAL ‘DESAFÍOS DE LA SA­NI­DAD VE­GE­TAL AN­TE EL FU­TU­RO: MARCO LE­GAL EU­RO­PEO Y CAM­BIO CLI­MÁ­TI­CO’ (VA­LEN­CIA)

La pre­sen­ta­ción de los or­ga­nis­mos que re­co­ge es­ta pu­bli­ca­ción se ha he­cho con cri­te­rios di­fe­ren­tes, se­gún sean ar­tró­po­dos o mi­cro­or­ga­nis­mos. Los pri­me­ros se han pre­sen­ta­do si­guien­do un cri­te­rio ta­xo­nó­mi­co, por­que mu­chas de sus ca­rac­te­rís­ti­cas ex­ter­nas son ob­ser­va­bles a sim­ple vis­ta y ello fa­ci­li­ta su iden­ti­fi­ca­ción –los co­leóp­te­ros, los díp­te­ros, los le­pi­dóp­te­ros… son fá­cil­men­te re­co­no­ci­bles–. No ocu­rre así con los pa­tó­ge­nos, don­de la ta­xo­no­mía hay que desa­rro­llar­la con ayu­da de la mi­cros­co­pía, fi­sio­lo­gía, bio­lo­gía mo­le­cu­lar…, por lo cual es­tos se han agru­pa­do por or­den al­fa­bé­ti­co de las de­no­mi­na­cio­nes que los agri­cul­to­res dan a las en­fer­me­da­des in­du­ci­das por es­tos pa­tó­ge­nos. No obs­tan­te, las es­pe­cies de ar­tró­po­dos y mi­cro­or­ga­nis­mos ci­ta­dos han si­do or­de­na­das ta­xo­nó­mi­ca­men­te e in­clui­das en un ca­tá­lo­go.

La bio­tec­no­lo­gía co­mo he­rra­mien­ta

Del Mo­ral des­ta­có el “con­si­de­ra­ble es­fuer­zo de ilus­tra­ción de pa­rá­si­tos y mi­cro­or­ga­nis­mos” que re­co­ge el li­bro. “En la ac­tua­li­dad, la bio­tec­no­lo­gía ha per­mi­ti­do avan­zar ex­tra­or­di­na­ria­men­te en la iden­ti­fi­ca­ción y cla­si­fi­ca­ción de es­pe­cies. El diag­nós­ti­co me­dian­te se­cuen­cia­ción del DNA de un mi­cro­or­ga­nis­mo es un mé­to­do po­ten­tí­si­mo que da una gran se­gu­ri­dad pa­ra la iden­ti­fi­ca­ción es­pe­cí­fi­ca o in­clu­so ra­cial de una po­bla­ción, pe­ro es­te mé­to­do no exi­me de los pro­ce­di­mien­tos ya tra­di­cio­na­les de ais­la­mien­to y des­crip­ción mor­fo­ló­gi­ca de la po­bla­ción a iden­ti­fi­car,

LA OBRA SU­PO­NE UNA IM­POR­TAN­TE CON­TRI­BU­CIÓN AL CO­NO­CI­MIEN­TO DEL CUL­TI­VO DEL OLI­VAR

sien­do ne­ce­sa­ria la uti­li­za­ción de am­bas téc­ni­cas, lo que se co­no­ce co­mo diag­nós­ti­co in­te­gra­do, ra­zón por la que se in­clu­yen los di­bu­jos”. Las ilus­tra­cio­nes han si­do rea­li­za­das por los her­ma­nos Die­go y Jo­sé del Mo­ral Mar­tí­nez, tam­bién hi­jos del au­tor.

Se­gún ma­ti­zó del Mo­ral, los te­ra­péu­ti­cos re­co­men­da­dos en el ca­pí­tu­lo de Me­di­das de con­trol de los dis­tin­tos pa­rá­si­tos y pa­tó­ge­nos son los que fi­gu­ran en las pu­bli­ca­cio­nes es­pe­cia­li­za­das de cual­quier país del mun­do por su efi­ca­cia, es­pe­ci­fi­can­do aque­llos que es­tán au­to­ri­za­dos en Es­pa­ña, re­la­ción que pue­de ser mo­di­fi­ca­da por el Mi­nis­te­rio de Agri­cul­tu­ra, lo que obli­ga a con­sul­tar el Re­gis­tro Ofi­cial de Pro­duc­tos Fi­to­sa­ni­ta­rios ca­da vez que se de­ci­da apli­car un fi­to­sa­ni­ta­rio en Es­pa­ña.

En de­fi­ni­ti­va, la obra su­po­ne una im­por­tan­te con­tri­bu­ción al co­no­ci­mien­to del cul­ti­vo del oli­var, tan trans­for­ma­do hoy tec­no­ló­gi­ca­men­te, y per­mi­te cu­brir una la­gu­na exis­ten­te en el cam­po de la sa­ni­dad ve­ge­tal de es­te ár­bol. “En los paí­ses ri­be­re­ños del Me­di­te­rrá­neo el oli­vo es mu­cho más que el cul­ti­vo de un ve­ge­tal. La religión, la li­te­ra­tu­ra y la me­di­ci­na dan prue­ba de ello. No se po­dría com­pren­der la his­to­ria de la ci­vi­li­za­ción sin con­tar con él, su in­dus­tria y sus uti­li­da­des. Es­ta pu­bli­ca­ción, an­tes que otra co­sa, quie­re ser un ser­vi­cio pa­ra pre­ser­var la sa­lud del oli­vo”, sub­ra­yó el au­tor.

Jo­sé del Mo­ral se gra­duó co­mo In­ge­nie­ro Téc­ni­co Agrí­co­la en la Es­cue­la de Sevilla y se doc­to­ró en Cien­cias Bio­ló­gi­cas en la Uni­ver­si­dad de Ex­tre­ma­du­ra. Des­de an­tes de fi­na­li­zar sus es­tu­dios (1969), ya co­men­zó a tra­ba­jar en la sa­ni­dad del oli­vo con una be­ca del Ser­vi­cio de Pla­gas. Su lar­ga tra­yec­to­ria pro­fe­sio­nal de cin­cuen­ta años ha si­do ín­te­gra­men­te de­di­ca­da a la sa­ni­dad ve­ge­tal, la pro­tec­ción in­te­gra­da y la en­to­mo­lo­gía apli­ca­da. Su tra­ba­jo lo ha desem­pe­ña­do en la Con­se­je­ría de Agri­cul­tu­ra y Me­dio Am­bien­te de la Jun­ta de Ex­tre­ma­du­ra, en el De­par­ta­men­to de Fi­to­pa­to­lo­gía del Ser­vi­cio de In­ves­ti­ga­ción y Desa­rro­llo Tec­no­ló­gi­co, del que ha si­do di­rec­tor des­de 1998. Es au­tor de nu­me­ro­sas pu­bli­ca­cio­nes cien­tí­fi­cas en re­vis­tas na­cio­na­les e in­ter­na­cio­na­les, y de li­bros, ca­pí­tu­los de li­bros y ar­tícu­los téc­ni­cos. En sus lí­neas de in­ves­ti­ga­ción, aun­que ha abor­da­do di­ver­sas te­má­ti­cas re­la­cio­na­das con en­to­mo­lo­gía y pa­to­lo­gía ve­ge­tal, des­ta­can sus es­tu­dios so­bre el “mos­qui­to del tri­go” (Ma­ye­tio­la des­truc­tor) y la lan­gos­ta (Do­cios­tau­rus ma­roc­ca­nus); ha iden­ti­fi­ca­do nue­vas es­pe­cies de pa­tó­ge­nos y pa­rá­si­tos, e iden­ti­fi­ca­do los ge­nes H-27 y H-30 en la es­pe­cie Ae­gi­lops ven­tri­co­sa y A. triun­cia­lis, que fue­ron trans­fe­ri­dos al tri­go (Tri­ti­cum aes­ti­vum) pa­ra re­sis­ten­cia a Ma­ye­tio­la des­truc­tor. Por su par­te, Jerónimo del Mo­ral po­see un in­ci­pien­te his­to­rial cien­tí­fi­co con par­ti­ci­pa­ción en pro­yec­tos de I+D, re­fle­ja­do en nu­me­ro­sos ar­tícu­los, li­bros y ca­pí­tu­los de li­bros, po­nen­cias y co­mu­ni­ca­cio­nes a con­gre­sos.

Dr. Jo­sé del Mo­ral de la Vega du­ran­te la pre­sen­ta­ción

El ob­je­ti­vo de la obra ha si­do re­co­pi­lar, se­lec­cio­nar, ar­mo­ni­zar... a fin de fa­ci­li­tar el es­tu­dio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.