Cas­ti­llo de Ca­ne­na y nues­tra apues­ta por la sos­te­ni­bi­li­dad

Oleo Revista - - OLEOCAMPO - Tex­to y fotos: Fran­cis­co Va­ñó, di­rec­tor ge­ne­ral de Cas­ti­llo de Ca­ne­na Oli­ve Jui­ce S.L.

Los oli­va­res de Cas­ti­llo de Ca­ne­na, se en­cuen­tran en­cla­va­dos en el Va­lle del Al­to Gua­dal­qui­vir, en­tre las Sie­rras de Ca­zor­la y Má­gi­na al No­res­te de la pro­vin­cia de Jaén. Des­de ha­ce más de nue­ve ge­ne­ra­cio­nes, se ocu­pan de que ha­ya una per­fec­ta ar­mo­nía en­tre sus oli­va­res con las im­por­tan­tes ex­ten­sio­nes de mon­te y dehe­sa, jun­to con los ri­ba­zos y so­tos del Gua­dia­na Me­nor. La Sos­te­ni­bi­li­dad es par­te del ADN de es­ta fa­mi­lia de agri­cul­to­res, que les ha lle­va­do a po­ner en prac­ti­ca en su fin­ca una se­rie de me­di­das es­tra­té­gi­cas en­ca­mi­na­das a fo­men­tar la bio­di­ver­si­dad, el uso de ener­gías re­no­va­bles, el I+D+i en la lu­cha bio­ló­gi­ca con­tra pla­gas y en­fer­me­da­des del oli­var y la op­ti­mi­za­ción de los re­cur­sos na­tu­ra­les, con­si­guien­do así una agri­cul­tu­ra más com­pe­ti­ti­va y sus­ten­ta­ble en el tiem­po.

Co­mo una pri­me­ra re­fle­xión, de­be­mos ha­cer es­pe­cial hin­ca­pié en que so­mos agri­cul­to­res des­de ha­ce nue­ve ge­ne­ra­cio­nes. Es­ta­mos po­seí­dos por el or­gu­llo de ser co­se­che­ros. Vi­vi­mos por y pa­ra la Tie­rra y abri­ga­mos un enor­me amor por la Na­tu­ra­le­za. La ca­li­dad de nues­tros AOVEs son el re­sul­ta­do, en­tre otros fac­to­res, del res­pe­to por el Me­dio en el que desa­rro­lla­mos nues­tras la­bo­res agro­nó­mi­cas y de la im­plan­ta­ción de me­di­das que con­tri­bu­yen al de­sa­rro­llo sos­te­ni­ble, en­ten­dien­do la sos­te­ni­bi­li­dad co­mo la ex­plo­ta­ción de los re­cur­sos agrí­co­las por de­ba­jo del lí­mi­te de re­no­va­ción de los mis­mos. O, di­cho de una ma­ne­ra más sim­ple: in­ten­tar de­jar en he­ren­cia a la si­guien­te ge­ne­ra­ción, un eco­sis­te­ma na­tu­ral, una fer­ti­li­dad de la tie­rra y una ca­li­dad del Me­dio Am­bien­te me­jo­res que la que he­mos re­ci­bi­do de nues­tros pa­dres.

Los oli­va­res de nues­tra fa­mi­lia es­tán en­cla­va­dos en el Va­lle del Al­to Gua­dal­qui­vir, en­tre las Sie­rras de Ca­zor­la y Má­gi­na al No­res­te de la pro­vin­cia de Jaén. Un pa­ra­je enor­me­men­te ri­co en bio-di­ver­si­dad y de una oro­gra­fía co­li­no­sa es­pe­cial­men­te be­lla, en don­de nues­tros oli­va­res con­vi­ven en per­fec­ta ar­mo­nía con im­por­tan­tes ex­ten­sio­nes de mon­te y dehe­sa jun­to con ri­ba­zos y so­tos del rio Gua­dia­na Me­nor. En és­ta fin­ca, de­no­mi­na­da pre­ci­sa­men­te Cor­ti­jo Gua­dia­na, es don­de re­co­lec­ta­mos las acei­tu­nas con las que ela­bo­ra­mos nues­tros Acei­tes Vir­ge­nes Ex­tra de la más al­ta ca­li­dad pro­ce­den­tes de las va­rie­da­des Pi­cual, Ar­be­qui­na y la au­tóc­to­na de la sie­rra de Ca­zor­la, la Ro­yal.

Al con­tro­lar to­da la ca­de­na de va­lor en el ci­clo com­ple­to de la pro­duc­ción y co­mer­cia­li­za­ción de nues­tros AOVEs, he­mos si­do ca­pa­ces de tras­la­dar es­ta fi­lo­so­fía de tra­ba­jo, que for­ma par­te de nues­tro Cre­do Cor­po­ra­ti-

EL EN­RI­QUE­CI­MIEN­TO Y FO­MEN­TO DE LA BIO­DI­VER­SI­DAD DE FLO­RA Y FAU­NA SON AC­TI­VOS NA­TU­RA­LES QUE NOS PER­MI­TEN CON­VER­TIR NUES­TRA FIN­CA EN UN VER­DA­DE­RO BOS­QUE HUMANIZADO

vo, a to­dos nues­tros con­su­mi­do­res y clien­tes, ha­cién­do­les tam­bién par­tí­ci­pes de es­tos va­lo­res in­tan­gi­bles de la Com­pa­ñía.

El ADN de Cas­ti­llo de Ca­ne­na

Co­mo ya he­mos apun­ta­do, la Sos­te­ni­bi­li­dad es par­te del ADN de Cas­ti­llo de Ca­ne­na, así co­mo la preo­cu­pa­ción por con­tri­buir a de­te­ner el Cam­bio Cli­má­ti­co. Es­ta ac­ti­tud nos ha lle­va­do a im­plan­tar en nues­tra fin­ca una se­rie de me­di­das es­tra­té­gi­cas, con­ti­nua­das en el tiem­po, tan­gi­bles y con­cre­tas, en­ca­mi­na­das a fo­men­tar la Bio­di­ver­si­dad, el uso de ener­gías re­no­va­bles, el I+D+i en la lu­cha bio­ló­gi­ca con­tra pla­gas y en­fer­me­da­des del oli­var y la op­ti­mi­za­ción de los re­cur­sos na­tu­ra­les, con­si­guien­do así una agri­cul­tu­ra más com­pe­ti­ti­va y sus­ten­ta­ble en el tiem­po.

El en­ri­que­ci­mien­to y fo­men­to de la Bio­di­ver­si­dad de flo­ra y fau­na son ac­ti­vos na­tu­ra­les que nos per­mi­ten con­ver­tir nues­tra Fin­ca en un ver­da­de­ro bos­que humanizado, sien­do és­te un pa­rá­me­tro más de ca­li­dad de nues­tros AOVEs Pre­mium.

Por ello, tras años de gran­des es­fuer­zos con­ser­va­cio­nis­tas y de re­ge­ne­ra­ción de la tie­rra, he­mos lo­gra­do que nues­tro oli­var al­ber­gue una gran di­ver­si­dad de se­res vi­vos. Ade­más de ha­ber in­clui­do nu­me­ro­sos pa­gos den­tro de las cer­ti­fi­ca­cio­nes ofi­cia­les de agri­cul­tu­ra eco­ló­gi­ca y Bio­di­ná­mi­ca (Se­llo Dé­me­ter) He­mos con­ver­ti­do nues­tro cam­po en un lu­gar don­de ha­bi­tan nu­me­ro­sas po­bla­cio­nes de aves, ma­mí­fe­ros, anfibios, rep­ti­les e in­sec­tos, que se re­la­cio­nan en­tre sí a tra­vés de me­ca­nis­mos co­mo la de­pre­da­ción, la her­bi­vo­ría o la sim­bio­sis, en­ri­que­cien­do la ca­de­na tró­fi­ca.

He­mos man­te­ni­do una cu­bier­ta ve­ge­tal lo más ma­du­ra po­si­ble, in­tro­du­ci­do una pe­que­ña ca­ba­ña equi­na y 600 ove­jas de ra­za se­gu­re­ña pa­ra ase­gu­rar­nos la co­rrec­ta pro­duc­ción de com­post (ne­ce­sa­rio co­mo úni­co fer­ti­li­zan­te acep­ta­do ba­jo el pa­ra­guas de la Agri­cul­tu­ra Bio­di­ná­mi­ca) y que lle­ven a ca­bo la sie­ga a dien­te en de­ter­mi­na­dos Pa­gos de nues­tra Fin­ca. He­mos em­pren­di­do di­ver­sas me­di­das de Re­fo­res­ta­ción (7.5 ha de mon­te con 18 es­pe­cies ar­bó­reas y ar­bus­ti­vas au­tóc­to­nas ibé­ri­cas; 4 ha. con Quer­cus iI­lex mi­co­rri­za­dos con es­po­ras de tru­fa blan­ca y ne­gra;), a re­in­tro­du­cir di­ver­si­dad de há­bi­tats (Plan­ta­ción de 400 no­ga­les y más de 1000 Cu­pres­sus, plan­ta­ción de 30 ce­pas pre­fi­lo­xe­ri­cas, siem­bra de ce­ba­da en­tre las ca­ma­das de nues­tros oli­vos cen­te­na­rios). He­mos, asi­mis­mo, pro­ce­di­do a re­ge­ne­rar dos hu­me­da­les na­tu­ra­les, es­ta­ble­ci­do una Gran­ja de cri­so­pas (Chry­so­per­la car­nea), pa­ra el fo­men­to del con­trol bio­ló­gi­co de pla­gas en el oli­var, in­tro­duc­ción de 37 col­me­nas de ra­za ibé­ri­ca, co­mo bio­in­di­ca­do­res de un me­dio am­bien­te li-

bre de in­sec­ti­ci­das y co­la­bo­ra­do­res en la po­li­ni­za­ción de la cu­bier­ta ve­ge­tal.

Apro­ve­cha­mien­to ener­gé­ti­co

Otro pi­lar fun­da­men­tal den­tro de nues­tras po­lí­ti­cas re­ge­ra­cio­nis­tas es la no de­pen­den­cia de ener­gías fó­si­les. El sec­tor agrí­co­la si­gue in­mer­so en pro­fun­dos cam­bios mar­ca­dos bá­si­ca­men­te por la ne­ce­si­dad de con­ju­gar la ren­ta­bi­li­dad del cul­ti­vo con po­ner freno al cam­bio cli­má­ti­co. En Cas­ti­llo de Ca­ne­na lle­va­mos años tra­ba­jan­do en el apro­ve­cha­mien­to ener­gé­ti­co de los re­cur­sos na­tu­ra­les y su in­cor­po­ra­ción a la agri­cul­tu­ra. Dis­po­ne­mos de una Es­ta­ción Fo­to­vol­tai­ca con una po­ten­cia de 120 kw pa­ra ge­ne­rar ener­gía lim­pia ne­ce­sa­ria pa­ra el bombeo y la impulsión del agua de rie­go.

Así mis­mo, to­dos los res­tos de po­da, que ge­ne­ra­mos (más de 1.500 Tm. de ma­te­rial ve­ge­tal de me­dia en los úl­ti­mos años), son uti­li­za­dos co­mo bio­ma­sa na­tu­ral en una plan­ta de ge­ne­ra­ción de ener­gía eléc­tri­ca lim­pia ubi­ca­da en Li­na­res. En es­te mis­mo sen­ti­do, tal co­mo he­mos apun­ta­do an­te­rior­men­te, con los sub­pro­duc­tos ge­ne­ra­dos tras la mol­tu­ra­ción de la acei­tu­na cer­ti­fi­ca­da den­tro de la agri­cul­tu­ra Bio­di­ná­mi­ca, co­mo son las ho­jas y el al­peo­ru­jo, jun­to con el es­tiér­col de nues­tra ga­na­de­ría ovi­na, rea­li­za­mos un com­post con el que abo­na­mos de ma­ne­ra 100% na­tu­ral y un pH or­gá­ni­co neu­tro nues­tro oli­var Bio­di­ná­mi­co. De és­ta ma­ne­ra, con­se­gui­mos año tras año, des­de el 2011, re­du­cir nues­tra Hue­lla de Car­bono e Hí­dri­ca (cer­ti­fi­ca­da por DNV) así co­mo ob­te­ner la E.P.D. (De­cla­ra­ción Am­bien­tal del Pro­duc­to) emi­ti­da por la Or­ga­ni­za­ción sue­ca ENVIRONTEC.

Pro­yec­tos I+D+i

Tam­bién par­ti­ci­pa­mos ac­ti­va­men­te, jun­to con Or­ga­nis­mos pú­bli­cos y pri­va­dos, en pro­yec­tos de I+D+i den­tro del ám­bi­to de la sos­te­ni­bi­li­dad, co­mo, a tí­tu­lo de ejem­plo, el Pro­yec­to Car­bo­li­var “Ba­lan­ce de Car­bono en Oli­var-Efec­to de la cu­bier­ta Her­bá­cea” jun­to con las Uni­ver­si­da­des de Gra­na­da y Cór­do­ba, Pro­yec­to LI­FE“Oli­va­res Vi­vos” jun­to con la Aso­cia­ción SEO-BIRD­LI­FE,el Pro­yec­to Te­rraAc­qua y el pro­yec­to del Cam­po Ex­pe­ri­men­tal de Va­rie­ta­les en co­la­bo­ra­ción con el IFAPA de Jaén y Cór­do­ba.

As­pi­ra­mos a ser una Fin­ca mo­de­lo, un ver­da­de­ro Eco­sis­te­ma na­tu­ral que va­ya mu­cho más allá de una me­ra ex­plo­ta­ción agrí­co­la. Un ejem­plo pal­ma­rio y vi­vo de có­mo se puede con­ju­gar exi­to­sa­men­te el cui­da­do­so cul­ti­vo de una gran ex­ten­sión de oli­var ba­jo pa­rá­me­tros de ren­ta­bi­li­dad eco­nó­mi­ca y so­cial, con la sos­te­ni­bi­li­dad y el res­pe­to me­dioam­bien­tal.

Ren­ta­bi­li­dad y Sos­te­ni­bi­li­dad

En re­su­men, Cas­ti­llo de Ca­ne­na ha si­do ca­paz des­de el año 2003 de ar­mo­ni­zar su ac­ti­vi­dad em­pre­sa­rial (ex­por­ta­mos a 54 mer­ca­dos in­ter­na­cio­na­les to­da la ga­ma de AOVES Pre­mium, in­clui­dos, en un lu­gar des­ta­ca­do, los Or­gá­ni­cos y Bio­di­ná­mi­cos), el cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co sos­te­ni­do y la crea­ción re­cu­rren­te de em­pleo, con va­lo­res cor­po­ra­ti­vos ta­les co­mo la Sos­te­ni­bi­li­dad, el Res­pe­to al Me­dio Am­bien­te y la Res­pon­sa­bi­li­dad So­cial.

DIS­PO­NE­MOS DE UNA ES­TA­CIÓN FO­TO­VOL­TAI­CA CON UNA PO­TEN­CIA DE 120 KW PA­RA GE­NE­RAR ENER­GÍA LIM­PIA NE­CE­SA­RIA PA­RA EL BOMBEO Y LA IMPULSIÓN DEL AGUA DE RIE­GO

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.