Ta­len­to sin dis­tin­ción de género

Oleo Revista - - SUMARIO - EDURNE RU­BIO AN­GUI­TA, DI­REC­TO­RA CO­MER­CIAL ACEI­TES ORO BAI­LÉN

En el sec­tor del acei­te de oliva, los años se mi­den por cam­pa­ñas, y nos en­con­tra­mos ce­rran­do la cam­pa­ña 2017/2018, dan­do pa­so a los aoves fres­cos que pro­ta­go­ni­za­rán el nue­vo año. Momentos ten­sos, de emo­ción, de pa­sión, de tra­ba­jo in­ten­so, dan­do lo mejor de sí siem­pre con el re­to de ela­bo­rar un ao­ve, si ca­be, mejor que el an­te­rior.

Ca­da cam­pa­ña te en­se­ña al­go nue­vo, pe­ro si al­go ten­go cla­ro des­pués de mis die­ci­séis años tra­ba­jan­do por el acei­te de oliva, es que el éxi­to se en­cuen­tra en la pro­fe­sio­na­li­za­ción de la em­pre­sa, por pe­que­ña que sea. Em­pe­zan­do por los sis­te­mas pro­duc­ti­vos y tec­no­lo­gía, si­guien­do por una ges­tión y ad­mi­nis­tra­ción ade­cua­da, con­ti­nuan­do con una ima­gen de pro­duc­to y mar­ke­ting acor­de a la ca­li­dad ofre­ci­da, y sin ol­vi­dar un co­rrec­to ser­vi­cio al clien­te de ven­ta, pre­ven­ta y pos­ven­ta. Pa­ra con­se­guir es­to, es ne­ce­sa­rio in­ver­tir en ca­pi­tal hu­mano, un equi­po bien for­ma­do, mo­ti­va­do y coor­di­na­do.

A me­nu­do en­cuen­tro gen­te de­ci­di­da a em­pren­der un nue­vo pro­yec­to de acei­te de oliva, vi­si­tan­do fe­rias in­ter­na­cio­na­les de ali­men­ta­ción an­sio­sos de in­for­ma­ción, so­bra­dos de mo­ti­va­ción e ilu­sión, pe­ro por el ca­mino equi­vo­ca­do. Hay que es­tu­diar el mer­ca­do y la com­pe­ten­cia, pe­ro a ve­ces el ca­mino no es ha­cer lo que ha­cen los de­más. De­be­mos formarnos y con­fiar en no­so­tros mis­mos. Ge­ne­rar ideas y apos­tar por ellas. Pen­sar qué ti­po de acei­te quie­ro ven­der, cual se­rá nues­tro tar­get de pro­duc­to, ran­go de pre­cios, for­ma­tos… etc.

En fun­ción de to­do es­to, la dis­tri­bu­ción y co­mer­cia­li­za­ción del pro­duc­to puede va­riar mu­chí­si­mo y es im­por­tan­te te­ner­lo cla­ro pa­ra dar pa­sos fir­mes y no tra­ba­jar por en­sa­yo y error, que en de­fi­ni­ti­va cues­ta tiem­po y di­ne­ro. Es­ta­mos vi­vien­do una re­vo­lu­ción de en­va­ses ex­clu­si­vos, pin­ta­dos o eti­que­ta­dos con mo­der­nos di­se­ños, que pa­re­cen ser la cla­ve del éxi­to, pe­ro es­to no lo es to­do. Ade­más de ofre­cer un pro­duc­to, de­be­mos co­no­cer­lo bien, po­si­cio­nar­lo y bus­car el ca­nal de ven­ta más ade­cua­do. Sa­lir a ven­der­lo, y una vez ten­ga­mos el com­pra­dor, fa­ci­li­tar la ges­tión de com­pra al clien­te, ge­ne­rar to­da la do­cu­men­ta­ción ne­ce­sa­ria en ca­da país, eti­que- ta­do se­gún ca­da le­gis­la­ción, acor­dar mé­to­dos se­gu­ros de pa­go, in­co­term y lo­gís­ti­ca ade­cua­da, ha­blar idio­mas y ser pro­fe­sio­na­les. Y lo ex­pre­so en sen­ti­do in­ter­na­cio­nal por­que no de­be­mos po­ner fron­te­ras a nues­tro cre­ci­mien­to. La em­pre­sa oleí­co­la de­be in­ter­na­cio­na­li­zar­se ade­más de con­so­li­dar el mer­ca­do na­cio­nal.

TE­NE­MOS GEN­TE CUA­LI­FI­CA­DA Y HE­RRA­MIEN­TAS SU­FI­CIEN­TES. SO­LO HAY QUE APOS­TAR POR ELLO

DE­BE­MOS FORMARNOS Y CON­FIAR EN NO­SO­TROS MIS­MOS. GE­NE­RAR IDEAS Y APOS­TAR POR ELLAS. PEN­SAR QUÉ TI­PO DE ACEI­TE QUIE­RO VEN­DER, CUAL SE­RÁ NUES­TRO TAR­GET DE PRO­DUC­TO, RAN­GO DE PRE­CIOS, FOR­MA­TOS… ETC

He de des­ta­car tam­bién un cam­bio sig­ni­fi­ca­ti­vo en la an­cla­da si­tua­ción de la mu­jer en es­te sec­tor tra­di­cio­nal­men­te mas­cu­lino. Du­ran­te los úl­ti­mos años, he­mos vis­to mu­je­res bri­llan­tes del sec­tor; ex­ce­len­tes ca­ta­do­ras, res­pon­sa­bles de ca­li­dad, di­rec­to­ras co­mer­cia­les y ge­ren­tes al man­do de em­pre­sas de éxi­to. Me ale­gra com­pro­bar es­te cam­bio de men­ta­li­dad, signo de evo­lu­ción e igual­dad que tan­ta fal­ta ha­ce en nues­tra so­cie­dad. Per­so­nal­men­te me sien­to afor­tu­na­da de ha­ber con­ta­do siem­pre con el apo­yo in­con­di­cio­nal de la di­rec­ción de la em­pre­sa, que me ha per­mi­ti­do desa­rro­llar mi tra­ba­jo y dis­fru­tar de él con­ci­lian­do mi vi­da fa­mi­liar y pro­fe­sio­nal. Pe­ro es ver­dad que es­ta ten­den­cia se ha de­ja­do no­tar mas en la em­pre­sa pri­va­da que en el ám­bi­to coope­ra­ti­vo, don­de aún si­gue ha­bien­do po­cas mu­je­res en los ór­ga­nos de de­ci­sión.

Pa­ra con­se­guir con­so­li­dar nues­tra em­pre­sa es ne­ce­sa­rio dar un pa­so al fren­te en cuan­to a la pro­fe­sio­na­li­za­ción de la mis­ma. Te­ne­mos gran­des pro­duc­tos, que me­re­cen ser co­no­ci­dos en to­do el mun­do de la for­ma más pro­fe­sio­nal. Te­ne­mos gen­te cua­li­fi­ca­da y he­rra­mien­tas su­fi­cien­tes. So­lo hay que apos­tar por ello.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.