5 CON­SE­JOS PA­RA CUI­DAR TU PIEL

CUAN­DO PRAC­TI­CAS DE­POR­TE OUT­DOOR

Oxigeno - - EDITORIAL -

Lle­gó el verano y aun­que los de­por­tis­tas es­ta­mos preo­cu­pa­dos por el sol du­ran­te to­do el año, rea­li­zar de­por­te out­door du­ran­te los me­ses de ma­yor ra­dia­ción so­lar im­pli­ca una se­rie de precauciones pa­ra evi­tar que nues­tra piel se vea da­ña­da y re­du­cir el ries­go de pa­de­cer gra­ves pa­to­lo­gías cu­tá­neas en el fu­tu­ro.

1. Per­so­na­li­za tu pro­tec­ción. To­do no va­le pa­ra to­dos, por eso es fun­da­men­tal uti­li­zar un pro­tec­tor so­lar com­ple­to que te pro­te­ja fren­te a la ra­dia­ción UV-B y UV-A e In­fra­rro­jo-A que se adap­te a tu fo­to­ti­po de piel. Si tie­nes du­das pre­gun­ta a tu dermatólogo.

2. Cui­da­do con las zo­nas sen­si­bles. Hay zo­nas del cuer­po es­pe­cial­men­te sen­si­bles al es­tar com­pues­tas de un ti­po de piel más de­li­ca­do co­mo ca­ra, cue­llo, hom­bros, es­co­te, ore­jas, ma­nos o em­pei­nes. Ade­más, es me­jor que la pro­tec­ción se acom­pa­ñe de ba­rre­ras fí­si­cas co­mo go­rras, pa­ñue­los, ca­mi­se­tas, etc. que cu­bran las zo­nas más de­li­ca­das. Aho­ra pue­des en­con­trar tex­til téc­ni­co pa­ra prac­ti­car de­por­te al ai­re li­bre con pro­tec­ción con­tra los ra­yos UVA. Tam­bién hay cre­mas es­pe­cia­les pa­ra el ros­tro, stick pa­ra los la­bios y mas­ca­ri­llas pa­ra cuero ca­be­llu­do y ca­be­llo.

3. Si su­das, es­pe­cial pro­tec­ción. Al ha­cer de­por­te es in­dis­pen­sa­ble uti­li­zar pro­duc­tos re­sis­ten­tes al su­dor, de fá­cil apli­ca­ción y ab­sor­ción in­me­dia­ta por­que el su­dor pue­de dis­mi­nuir la pro­tec­ción y po­ner tu piel en pe­li­gro. Los sprays trans­pa­ren­tes son la me­jor op­ción por­que se ab­sor­ben muy rá­pi­do y son de fá­cil apli­ca­ción.

4. Cui­da tu piel no só­lo en verano. Las man­chas, las arru­gas pro­fun­das y la pér­di­da de elas­ti­ci­dad son sig­nos del fotoenvejecimiento pro­du­ci­do por el sol. Acostúmbrate a uti­li­zar un pro­tec­tor so­lar ade­cua­do pa­ra ti ca­da día in­cor­po­rán­do­lo en tu ru­ti­na de cui­da­do de la piel, y más si en­tre­nas al ai­re li­bre de for­ma ha­bi­tual, ¡el sol da­ña du­ran­te to­do el año!

5. ¡Pla­ni­fi­ca tus ho­ra­rios pa­ra en­tre­nar! Evi­ta la ex­po­si­ción so­lar en­tre las 12 del me­dio­día y las 4 de la tar­de, ya que es el mo­men­to de ma­yor ra­dia­ción y cuan­do los ra­yos son más per­ju­di­cia­les.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.