TÉC­NI­CA IN­VER­NAL

DO­MI­NA EL PIO­LET Y LOS CRAM­PO­NES

Oxigeno - - HAY UN MUNDO AHÍ FUERA -

Un año más el in­vierno lla­ma a la puer­ta de la mon­ta­ña... ¿es­ta­mos pre­pa­ra­dos?, ¿do­mi­na­mos el uso de los cram­po­nes y el pio­let?, ¿he­mos re­vi­sa­do nues­tro ma­te­rial?.

Un año más, nos gus­te o no, el in­vierno lla­ma a la puer­ta de la mon­ta­ña con sus to­nos gri­ses y pin­ce­la­das blan­cas de las cum­bres. Los ter­mó­me­tros caen en pi­ca­do, las tar­des se acor­tan y la vi­da diur­na gi­ra en torno a las pri­me­ras ho­ras del día; las úl­ti­mas ho­ras del día tam­bién son apro­ve­cha­bles, pe­ro en nues­tro ca­so, las de­di­ca­re­mos a to­mar un ca­fé ca­lien­te en al­gún lu­gar res­guar­da­do don­de po­der con­tar y re­me­mo­rar la ac­ti­vi­dad in­ver­nal que he­mos he­cho mien­tras las úl­ti­mas lu­ces del día se des­pi­den en el ho­ri­zon­te. Es un tó­pi­co, lo sa­be­mos, pe­ro co­mo ca­da año so­mos cien­tos y cien­tos las per­so­nas que nos aden­tra­mos en la nie­ve pa­ra dis­fru­tar del pai­sa­je, de la mon­ta­ña o sim­ple­men­te pa­ra far­dar con nues­tra nue­va ro­pa de fi­bra y bo­tas de co­lo­ri­nes. La es­ta­dís­ti­ca de los ac­ci­den­tes nos es­pe­ra con los bra­zos abier­tos pa­ra for­mar par­te de ella. En nues­tras ma­nos es­tá el per­te­ne­cer al gru­po de los afor­tu­na­dos o pa­sar al la­do os­cu­ro de to­dos aque­llos que por des­gra­cia han su­fri­do un ac­ci­den­te con me­jo­res o peo­res re­sul­ta­dos. Con es­te ar­tícu­lo es­pe­ra­mos ayu­da­ros a in­cli­nar la ba­lan­za ha­cia el la­do bueno de la es­ta­dís­ti­ca, el la­do en el que to­dos me­re­ce­mos es­tar. Hoy es el día, por fin nos va­mos a nues­tro pi­co desea­do a ha­cer la tra­ve­sía que tan­to an­he­lá­ba­mos. Co­men­za­mos el día con un buen ma­dru­gón, ki­ló­me­tros en tren o en co­che ha­cia los prin­ci­pa­les ma­ci­zos mon­ta­ño­sos de nues­tro te­rri­to­rio, mo­chi­las lle­nas de ro­pa de in­vierno, go­rro, bo­tas nue­vas, fo­rros po­la­res ul­tra li­ge­ros, cha­que­tas im­permea­bles de úl­ti­ma ge­ne­ra­ción, la me­jor cá­ma­ra de fotos y vi­deo pa­ra gra­bar nues­tras pe­ri­pe­cias... y en­tre tan­to ma­te­rial ca­ro y mo­lón... nues­tros vie­jos cram­po­nes y el pio­let de ter­ce­ra mano que me de­ja­ron el in­vierno pa­sa­do, to­tal, “no creo que la nie­ve es­te muy du­ra”... En el ex­tre­mo opues­to es­tán los aman­tes de lo nue­vo y lo "sú­per": sú­per cram­po­nes, sú­per pio­let y sú­per pe­li­gro si no co­no­ce­mos to­das las ven­ta­jas y li­mi­ta­cio­nes de nues­tro ma­te­rial. Si te re­co­no­ces en es­tos pá­rra­fos co­mien­zas a te­ner pa­pe­le­tas pa­ra en­gro­sar esa par­te os­cu­ra de las es­ta­dís­ti­cas de ac­ci­den­tes en mon­ta­ña, ¡va­mos a so­lu­cio­nar­lo! Pres­ta es­pe­cial aten­ción a tus he­rra­mien­tas de pro­gre­sión por nie­ve, re­nue­va o pre­pa­ra tus cram­po­nes y pio­let, re­vi­sa las co­rreas, ajús­ta­los co­rrec­ta­men­te, afi­la sus dien­tes, apren­de a ma­ne­jar­los y tu por­cen­ta­je de éxi­to se mul­ti­pli­ca­rá por mil. Al igual que ca­da in­vierno re­pa­sa­mos las au­to de­ten­cio­nes en nie­ve o ca­da cierto tiem­po po­ne­mos acei­te al co­che, de­be­ría for­mar par­te de nues­tra cos­tum­bre el po­ner a pun­to las he­rra­mien­tas de pro­gre­sión en nie­ve. Pio­lets y cram­po­nes, aun­que de ace­ro y alea­cio­nes sú­per du­ras tam­bién ne­ce­si­tan de nues­tros mi­mos pa­ra po­der ofre­cer­nos el cien por cien de sus pres­ta­cio­nes. Amén del uso que de­mos al ma­te­rial y nues­tra téc­ni­ca que ha de ser co­rrec­ta, pre­ci­sa y au­to­má­ti­ca. Pa­ra ello la prác­ti­ca o la for­ma­ción con Guías de Mon­ta­ña es fun­da­men­tal.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.