Ma­ga­zi­ne

Del wal­kie al smartp­ho­ne

Personal Computer - - SU­MA­RIO -

to­do, la re­duc­ción del cos­te de los ter­mi­na­les, que ca­da vez fue­ron ga­nan­do en pres­ta­cio­nes y per­dien­do en pre­cio.

Evo­lu­ción de los ter­mi­na­les

Uno de los que ma­yor im­pac­to tu­vo en la so­cie­dad fue el Mo­to­ro­la Sta­rTAC, lan­za­do en 1996, que des­ta­ca­ba por su for­ma­to ti­po “con­cha”. Pe­sa­ba 94 gra­mos y fue de los pri­me­ros en ser com­pa­ti­ble con la men­sa­je­ría SMS. Se lle­ga­ron a ven­der 60 mi­llo­nes de uni­da­des, pe­se a cos­tar unos mil dó­la­res. Es­te ter­mi­nal con­tri­bu­yó a ge­ne­ra­li­zar su uso en­tre el gran pú­bli­co, a lo que tam­bién ayu­dó, y mu­cho, la mar­ca No­kia. Ya en 1992 ha­bía co­mer­cia­li­za­do el No­kia 1011, el pri­me­ro con so­por­te pa­ra el es­tán­dar GSM y un pe­so de 495 gra­mos. A par­tir de ahí los lan­za­mien­tos fue­ron cons­tan­tes: el 2110, el 232, el 8110, el 7710 y, por su­pues­to, el 3210, uno de los más em­ble­má­ti­cos de la com­pa­ñía, pues pres­cin­día de una an­te­na vi­si­ble y ve­nía con el jue­go Sna­ke. Con 160 mi­llo­nes de uni­da­des ven­di­das es, a día de hoy, el se­gun­do mó­vil más co­mer­cia­li­za­do de la his­to­ria. El cam­bio de si­glo tam­bién su­pu­so una evo­lu­ción con­si­de­ra­ble en los ter­mi­na­les. El co­lor lle­gó a las pan­ta­llas, que ca­da vez se ha­cían más gran­des y co­men­za­ban a ocu­par más es­pa­cio en los ter­mi­na­les, has­ta que en 2007 vio la luz el pri­mer iPho­ne, que re­vo­lu­cio­nó el pa­no­ra­ma de la te­le­fo­nía mó­vil. Pres­cin­día de te­cla­do fí­si­co y só­lo mos­tra­ba su ca­rac­te­rís­ti­co bo­tón ba­jo una pan­ta­lla de 3,5 pul­ga­das. In­te­gra­ba una cá­ma­ra de 2 me­ga­pí­xe­les, un re­pro­duc­tor de mú­si­ca, In­ter­net, WiFi y co­nec­ti­vi­dad GSM cua­tri­ban­da con la tec­no­lo­gía ED­GE. El éxi­to del ter­mi­nal, del que Ap­ple ven­dió unos tres mi­llo­nes de uni­da­des –hoy en día ya ha su­pe­ra­do los mil mi­llo­nes–, hi­zo que le sa­lie­ran mul­ti­tud de imi­ta­do­res. Sin em­bar­go, el que más éxi­to tu­vo fue Sam­sung, con su fa­mi­lia Ga­laxy, el cual su­po in­te­grar el sis­te­ma ope­ra­ti­vo de Goo­gle, An­droid, con las de­man­das de los usua­rios que no po­dían per­mi­tir­se un iPho­ne, pe­ro no que­rían re­nun­ciar a las pres­ta­cio­nes que és­te ofre­cía. De he­cho, el pri­mer mo­de­lo Ga­laxy S sa­lió a la ven­ta en 2010 con una pan­ta­lla tác­til Sú­per AMO­LED de 4 pul­ga­das, un pro­ce­sa­dor de un nú­cleo de 1 GHz, 512 MB de RAM, una cá­ma­ra tra­se­ra de 5 me­ga­pí­xe­les y una fron­tal VGA. Es­te jue­go tam­bién con­ta­gió el res­to de fa­bri­can­tes, ge­ne­ra­li­zan­do el con­cep­to de “smartp­ho­ne”, y has­ta el pun­to de que hoy en día es­te ti­po de te­lé­fono mó­vil aca­pa­ra más del 80% del mer­ca­do mun­dial. Cla­ro que es­ta evo­lu­ción en pres­ta­cio­nes tam­po­co hu­bie­ra si­do po­si­ble sin la me­jo­ra de las re­des de co­mu­ni­ca­cio­nes mó­vi­les. El GSM co­men­ta­do an­tes, que fue la se­gun­da ge­ne­ra­ción, dio pa­so a GPRS (2,5) a prin­ci­pios de si­glo; a par­tir de la cual lle­gó la 3G y, en 2010, la 4G. To­das ellas ofre­cían una me­jo­ra con­si­de­ra­ble de la co­nec­ti­vi­dad mó­vil. Y aho­ra ya se es­tán rea­li­zan­do las prue­bas ne­ce­sa­rias pa­ra, a par­tir de 2020, lan­zar el 5G, que per­mi­ti­rá una ve­lo­ci­dad de 1 a 10 Gbps.

Aun­que pa­rez­ca men­ti­ra, Ara­bia sau­di­ta fue el pri­mer país en crear una red mó­vil ce­lu­lar en 1981

Con to­dos es­tos avan­ces, no re­sul­ta ex­tra­ño que ac­tual­men­te ha­ya en el mun­do unos 7.500 mi­llo­nes de usua­rios de te­le­fo­nía mó­vil, más del 100% de la po­bla­ción. Sin em­bar­go, eso no quie­re de­cir que to­dos los ha­bi­tan­tes del pla­ne­ta dis­pon­gan de un dis­po­si­ti­vo, ya que al­gu­nos tie­nen más de uno, lo que su­po­ne el tri­ple de los usua­rios de In­ter­net y sie­te ve­ces más que de te­lé­fo­nos fi­jos. Y pa­ra el año 2020, se ha­bla de que exis­ti­rán más de 9.000 mi­llo­nes de usua­rios y has­ta 50.000 mi­llo­nes de ob­je­tos co­nec­ta­dos a las re­des. Por to­do ello, la te­le­fo­nía mó­vil ya es la tec­no­lo­gía que más rá­pi­da­men­te ha cre­ci­do en to­do el mun­do.

Has­ta la lle­ga­da del pri­mer iPho­ne, nin­gu­na com­pa­ñía ha­bía fa­bri­ca­do un mó­vil sin te­cla­do fí­si­co. Los mó­vi­les en for­ma­to “con­cha” su­pu­sie­ron un pa­so más en la evo­lu­ción de es­tos dis­po­si­ti­vos, por­que per­mi­tía re­du­cir su ta­ma­ño y que ocu­pa­ra me­nos es­pa­cio en el bol­si­llo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.