Mu­tant Year Ze­ro: Road to Eden

De la mano de ve­te­ra­nos tras Hit­man y Pay­day, lle­gan los mu­tan­tes más ma­lo­tes irrum­pien­do en un gé­ne­ro prác­ti­ca­men­te huér­fano en con­so­las.

Playmania - - NOVEDADES -

La tie­rra ha si­do de­vas­ta­da por el cam­bio cli­má­ti­co, las pan­de­mias y la gue­rra nu­clear. Bor­min y Dux, dos me­ro­dea­do­res mu­tan­tes, se en­ca­mi­nan a El Ar­ca, el úl­ti­mo re­duc­to al que los su­per­vi­vien­tes pue­den lla­mar ho­gar. Allí nos es­pe­ra el An­ciano, guía y men­tor de los mu­tan­tes. Al re­de­dor de es­te pe­que­ño oa­sis se extiende La Zo­na, un yer­mo re­ple­to de pe­li­gros y re­ve­la­cio­nes... y el lu­gar don­de da co­mien­zo nue­tra aven­tu­ra.

En es­te con­tex­to de ex­tre­ma su­per­vi­vien­cia no nos que­da otra op­ción que ex­plo­rar a fon­do mul­ti­tud de lo­ca­li­za­cio­nes en bus­ca de va­lio­sos re­cur­sos y com­ba­tir con­tra to­da cla­se de mu­tan­tes y ro­bots que se in­ter­po­nen en nues­tro ca­mino. La ju­ga­bi­li­dad re­cuer­da a sa­gas co­mo XCOM, en la que po­de­mos re­co­rrer los escenarios en tiem­po real mien­tras que los en­fren­ta­mien­tos se desa­rro­llan por tur­nos. En es­te as­pec­to, el jue­go mues­tra una sor­pren­den­te so­li­dez. La va­rie­dad de enemi­gos y si­tua­cio­nes a las que ha­re­mos fren­te lo­gran que el jue­go nos re­te y sor­pren­da cons­tan­te­men­te. Nues­tras po­si­bi­li­da­des pa­ra mu­tar a los per­so­na­jes, otor­gán­do­les ha­bí­li­da­des es­pe­cia­les y equi­par­los con to­do ti­po de ar­mas y ar­ma­du­ras, ha­cen que la pro­fun­di­dad del tí­tu­lo au­men­te ex­po­nen­cial­men­te. Eso sí, se echan de me­nos más me­cá­ni­cas de si­gi­lo. Sien­do és­ta una par­te im­por­tan­te a la ho­ra de afron­tar las con­tien­das, las po­si­bi­li­da­des que nos ofre­ce el jue­go son re­du­ci­das y no de­ma­sia­do ins­pi­ra­das. Ade­más, al te­ner una cur­va de di­fi­cul­tad pro­nun­cia­da, no te sien­tes del to­do có­mo­do has­ta pa­sa­das unas ho­ras de par­ti­da, lo cual pue­de su­po­ner una ba­rre­ra pa­ra mu­chos.

en el que la hue­lla de los erro­res del pa­sa­do es­tá muy pre­sen­te.

es el lu­gar en el que po­de­mos co­mer­ciar con los re­cur­sos en­con­tra­dos en nues­tras ex­pe­di­cio­nes. El Ar­ca ±

que des­pren­den los pro­ta­go­nis­tas, así co­mo su di­se­ño, es ge­nial. El ca­ris­ma y per­so­na­li­dad ±

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.