TO­MA FAL­SA

PORT Magazine España - - SUMARIO -

Lo que es­con­de una por­ta­da.

Nor­man Fos­ter di­se­ña la ciu­dad del fu­tu­ro en un in­men­so des­pa­cho acris­ta­la­do del ba­rrio lon­di­nen­se de Chel­sea, a ori­llas del Tá­me­sis. Acu­di­mos a él una ma­ña­na de pri­me­ros de oc­tu­bre. He­mos con­se­gui­do una ci­ta con el ar­qui­tec­to más in­flu­yen­te del mun­do tras so­me­ter­le a una im­pla­ca­ble per­se­cu­ción, mien­tras via­ja­ba de Es­ta­dos Uni­dos a Madrid y, por fin, de vuel­ta a Lon­dres. El equi­po de Port se sien­ta a es­pe­rar­le en un rin­cón del cuar­tel ge­ne­ral de Fos­ter y Aso­cia­dos mien­tras el vi­sio­na­rio de Man­ches­ter des­pa­cha pro­yec­tos co­mo el ae­ro­puer­to más gran­de del mun­do, en Mé­xi­co, o tres edi­fi­cios de ofi­ci­nas en Man­hat­tan. Cuan­do por fin se po­ne en nues­tras ma­nos, Fos­ter (que vis­te im­pe­ca­ble, con un pun­to de co­que­te­ría y des­te­llos de ex­cen­tri­ci­dad bri­tá­ni­ca en el ro­jo in­fla­ma­do de sus cal­ce­ti­nes y el azul eléc­tri­co de sus za­pa­tos) re­sul­ta ser una per­so­na cor­dial, ac­ce­si­ble y de una agi­li­dad men­tal des­lum­bran­te. Un an­fi­trión so­lí­ci­to, dis­pues­to a res­pon­der a cual­quier pre­gun­ta y a de­jar­se re­tra­tar en cual­quier rin­cón del enor­me es­pa­cio diá­fano, que re­co­rre a una ve­lo­ci­dad im­pro­pia de un hom­bre de 81 años. Su­yo si­gue sien­do el fu­tu­ro, co­mo su­ya es la por­ta­da de nues­tro pri­mer nú­me­ro.

Lord Nor­man Fos­ter, por Ja­vier Sa­las.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.