To­dos los hom­bres de Pre­si­dent’s

PORT Magazine España - - THE PORTER -

La Tos­ca­na es una de las re­gio­nes de Ita­lia más icó­ni­cas, fa­mo­sa por sus co­li­nas on­du­la­das, el vino de ca­li­dad y por ser la cu­na del Re­na­ci­mien­to. La sue­len des­cri­bir co­mo "una nación den­tro de otra nación" de­bi­do a su iden­ti­dad cul­tu­ral, muy arrai­ga­da y con una lar­ga tra­di­ción, y pue­de pre­su­mir de te­ner sie­te pa­tri­mo­nios de la hu­ma­ni­dad de la UNESCO, mu­cho más de lo que pue­den de­cir la ma­yor par­te de los paí­ses del mundo.

Ade­más, es una re­gión don­de se vis­te es­pe­cial­men­te bien. De Flo­ren­cia, la ca­pi­tal, po­dría afir­mar­se que es la se­gun­da ciu­dad del país, des­pués de Mi­lán, en sprez­za­tu­ra, esa fal­ta de cui­da­do tan es­tu­dia­da y tan tí­pi­ca de Ita­lia. Aquí, gra­cias a la re­vis­ta Pit­ti Uo­mo, los que se de­di­can a la in­dus­tria de la mo­da se en­cuen­tran dos ve­ces al año en fe­rias mun­dia­les don­de al­gu­nas de las mar­cas con más tra­di­ción ex­po­nen sus pro­duc­tos y en des­fi­les in­ter­na­cio­na­les. Las mar­cas lo­ca­les tam­bién pros­pe­ran. Guc­ci, por ejem­plo, se fun­dó en Flo­ren­cia en 1920, y Pre­si­dent’s, una mar­ca de ca­li­dad cen­tra­da en el di­se­ño de pie­zas có­mo­das fa­bri­ca­das con te­ji­dos de fac­tu­ra ex­qui­si­ta, aún tra­ba­ja fue­ra de la ciu­dad, co­mo lle­va ha­cien­do des­de ha­ce me­dio si­glo.

Y aun­que los ita­lia­nos no son es­pe­cial­men­te co­no­ci­dos por las pren­das prác­ti­cas y li­ge­ras, en eso es pre­ci­sa­men­te en lo que cree el di­rec­tor crea­ti­vo de Pre­si­dent’s, Gui­do Bion­di. Pre­si­dent’s es úni­ca, una mar­ca for­mal en un am­bien­te in­to­xi­ca­do, que in­ten­ta que la eti­que­ta, a ve­ces en­ga­ño­sa, de "he­cho en Ita­lia", se con­vier­ta en una ra­zón real e im­por­tan­te pa­ra vi­si­tar la Tos­ca­na. En es­ta en­tre­vis­ta, Bion­di nos ex­pli­ca el atrac­ti­vo flo­ren­tino, su pro­ce­so de crea­ción y cuál es la me­jor ma­ne­ra de ves­tir­se pa­ra afron­tar el in­vierno en la Tos­ca­na.

¿Des­de cuán­do la mar­ca tie­ne su se­de en Flo­ren­cia?

Des­de que se fun­dó. Mi abue­lo la fun­dó en 1957. Du­ran­te mu­cho tiem­po, éra­mos los pro­pie­ta­rios de la mar­ca re­gis­tra­da, pe­ro no la usá­ba­mos. Sin em­bar­go, a mí siem­pre me ha gus­ta­do el nom­bre de Pre­si­dent’s, y en 2010 pre­sen­ta­mos nues­tra primera co­lec­ción en Pit­ti Uo­mo pa­ra la tem­po­ra­da oto­ño in­vierno de ese mis­mo año.

¿Por qué Pre­si­dent’s no se ha mu­da­do a las tra­di­cio­na­les ca­pi­ta­les ita­lia­nas de la mo­da, co­mo Mi­lán o Roma?

Mi re­la­ción con la Tos­ca­na es muy só­li­da; creo que es un lu­gar má­gi­co pa­ra vi­vir. La cul­tu­ra de la ma­nu­fac­tu­ra­ción aquí es­tá muy arrai­ga­da, tra­ba­ja­mos con los mis­mos pro­vee­do­res con los que tra­ba­ja­ba mi abue­lo cuan­do em­pe­zó. Esa es la ra­zón prin­ci­pal por la que tra­ba­jo y vi­vo en Flo­ren­cia.

¿Có­mo des­cri­bi­ría la pos­tu­ra tí­pi­ca tos­ca­na en lo que se re­fie­re a es­ti­lo y mo­da? Se ba­sa prin­ci­pal­men­te en la au­ten­ti­ci­dad y la ca­li­dad de los pro­duc­tos ma­nu­fac­tu­ra­dos. La Tos­ca­na es­tá lle­na de ta­lle­res de con­fec­ción. La pos­tu­ra flo­ren­ti­na com­bi­na cos­tu­ras de ca­li­dad, te­las y de­ta­lles con un sen­ti­do ra­di­cal de la ele­gan­cia. Aquí, por ejem­plo, se pue­den en­con­trar cha­que­tas an­ti­guas de tweed con va­que­ros de ori­llo y una ca­mi­sa ox­ford.

¿Có­mo se re­fle­ja eso en las co­lec­cio­nes de Pre­si­dent’s?

No se­gui­mos la mo­da de ca­da tem­po­ra­da, que­re­mos que nues­tras pren­das se pue­dan re­va­lo­ri­zar du­ran­te va­rios años. Me gus­ta pen­sar que crea­mos ro­pa vin­ta­ge del fu­tu­ro. Es una sín­te­sis de la bús­que­da de las me­jo­res te­las del mundo con el sa­ber ha­cer tos­cano.

¿Qué sig­ni­fi­ca pa­ra us­ted la eti­que­ta "he­cho en Ita­lia"? ¿Aca­so ha cam­bia­do? "He­cho en Ita­lia" es la me­jor ga­ran­tía de ca­li­dad. Es por eso que las mar­cas de lu­jo de to­do el mundo vie­nen aquí a desa­rro­llar sus co­lec­cio­nes. Pe­ro el con­cep­to es­tá cam­bian­do de­bi­do a la cri­sis eco­nó­mi­ca y por la ma­ne­ra co­mo las gran­des em­pre­sas con­tro­lan el mercado de ma­sas. Mu­chas em­pre­sas ita­lia­nas de te­ji­dos y ma­nu­fac­tu­ra­ción han ce­rra­do, así que a lo lar­go de los años he­mos per­di­do una he­ren­cia im­por­tan­te de la cul­tu­ra ita­lia­na.

¿Con qué se sien­te más iden­ti­fi­ca­do, la mo­da o el es­ti­lo?

Creo que sim­pa­ti­zo más con el es­ti­lo, por­que es al­go in­he­ren­te de la ac­ti­tud de ca­da per­so­na. Creo que es más in­te­re­san­te te­ner un es­ti­lo per­so­nal y ju­gar con eso que ser un es­cla­vo de la mo­da.

¿Cuá­les son las me­jo­res pren­das pa­ra el in­vierno en la Tos­ca­na?

Nues­tra cha­que­ta azul Lex­ter con una ca­mi­sa de nai­lon Lo­ro Pia­na Mel­ton de co­lor cla­ro de­ba­jo.

¿Qué re­co­men­da­ría que vi­si­tá­ra­mos de Flo­ren­cia?

Pa­ra los aman­tes del ar­te, la Ga­lle­ria Va­sa­riano es ma­ra­vi­llo­sa. Es una ga­le­ría en un co­rre­dor ele­va­do que co­nec­ta el Palazzo Pit­ti y el Palazzo Vec­chio y cru­za el Arno por en­ci­ma del puen­te Vec­chio. Es úni­ca y no mu­cha gen­te sa­be que exis­te. Des­pués, en las co­li­nas que ro­dean Flo­ren­cia, re­co­men­da­ría Fie­so­le. Es un an­ti­guo pue­blo de ori­gen etrus­co con unas vis­tas alu­ci­nan­tes de la ciu­dad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.