El gran ilus­tra­dor

PORT Magazine España - - THE PORTER -

Lau­ren­ce Fe­llows, el ilus­tra­dor que la­bró su fa­ma en el mundo de la mo­da mas­cu­li­na en los años 30 y 40, fue uno de los ar­tis­tas más icó­ni­cos y vi­sua­les de su épo­ca. Sus obras apa­re­cie­ron en la por­ta­da de las publicaciones más im­por­tan­tes, LI­FE, Va­nity Fair, Es­qui­re y

y de­fi­nie­ron la es­té­ti­ca an­tes de que la fo­to­gra­fía se vol­vie­ra om­ni­pre­sen­te en el mundo de la mo­da.

Na­ci­do en 1885, Fe­llows es­tu­dió en la Aca­de­mia de Ar­te de Pen­sil­va­nia y se tras­la­dó a In­gla­te­rra, y más tar­de a Fran­cia pa­ra per­fec­cio­nar su téc­ni­ca en la dé­ca­da de 1910. La fo­to­gra­fía aún iba en pa­ña­les en el ám­bi­to de la mo­da y aun­que las for­tu­nas de los mo­dis­tos co­mo Cha­nel y Lan­vin pron­to au­men­ta­rían con fo­tó­gra­fos co­mo Man Ray y Ce­cil Bea­ton, Fe­llows, al vol­ver a Es­ta­dos Uni­dos, se for­jó un nom­bre co­mo ilus­tra­dor de anun­cios en blanco y ne­gro.

Pu­so es­pe­cial aten­ción en re­pre­sen­tar las for­mas co­mo un to­do, sin in­ci­dir en de­ta­lles es­pe­cí­fi­cos. El es­ti­lo de Fe­llows, in­fluen­cia­do por Vo­gue, y sus com­po­si­cio­nes y co­lo­ra­ción ex­cep­cio­na­les le ase­gu­ra­ron va­rios tra­ba­jos con re­vis­tas, así co­mo un buen nú­me­ro de imi­ta­do­res. Más tar­de, en la dé­ca­da de los 30, se de­di­có en ex­clu­si­va al mundo de la mo­da y su es­ti­lo fue evo­lu­cio­nan­do (igual que los po­cos ar­tis­tas que ha­bía en el mundo de la mo­da mas­cu­li­na), y las ilus­tra­cio­nes de Fe­llows se po­dían en­con­trar en to­das las publicaciones más im­por­tan­tes, a ve­ces in­clu­so en dis­tin­tos nú­me­ros a lo lar­go del año.

Los in­di­vi­duos que plas­ma­ba te­nían nor­mal­men­te en­tre 40 y 50 años, y eran in­te­li­gen­tes, pul­cros y ri­cos. Se con­vir­tió en el de­fen­sor del es­ti­lo de mo­da mas­cu­li­na dra­pe cut que es­ta­ba por lle­gar, in­fluen­cia­do por las uni­ver­si­da­des de la Ivy Lea­gue, ca­rac­te­ri­za­do por el uso ri­gu­ro­so de cha­que­tas y po­los pa­ra cual­quier chi­co pul­cro y en­greí­do; ade­más, do­cu­men­tó có­mo el tra­je de sa­lón pa­só de mo­da. Por lo que res­pec­ta a las cha­que­tas, in­mor­ta­li­zó di­se­ños co­mo el Nor­folk, el pa­ta de ga­llo, el piel de camello, el ma­ri­ne­ro, el

y la gabardina in­gle­sa.

Fue una gran influencia pa­ra sus con­tem­po­rá­neos; y, ya sea por una nos­tal­gia de esa épo­ca y de la es­té­ti­ca que él lle­gó a per­so­ni­fi­car, ya sea por su in­ter­pre­ta­ción idio­sin­crá­si­ca de la fi­gu­ra y la for­ma, Fe­llows si­gue sien­do una fuen­te de ins­pi­ra­ción pa­ra di­se­ña­do­res, fo­tó­gra­fos e ilus­tra­do­res. Ade­más, sus obras son muy bus­ca­das en las subas­tas. Y aun­que su tra­ba­jo per­te­ne­ce a una épo­ca pro­pia, encierra va­lo­res eter­nos que se­gui­rán presentes mien­tras los hom­bres con­ti­núen vis­tien­do con es­ti­lo y so­fis­ti­ca­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.