6 PARA SER PRE­CI­SO

Na­dav Kan­der

PORT Magazine España - - TOMA FALSA -

Cuan­do era pe­que­ño ha­bía un ar­ma­rio ves­ti­dor en mi ca­sa que olía a las fun­das de cue­ro de los equi­pos que guar­dá­ba­mos allí, va­rias co­sas me­cá­ni­cas co­mo las cá­ma­ras de ci­ne de mi abue­lo. So­lía en­trar, re­bo­bi­na­ba las cá­ma­ras y es­cu­cha­ba el gi­ro de las ma­ni­ve­las en la os­cu­ri­dad; ten­dría unos ocho años. A día de hoy, el olor a cue­ro to­da­vía me re­cuer­da las má­qui­nas y la ca­li­dad. Con 12 años co­gí un au­to­bús a una tien­da lla­ma­da Dion, en Johan­nes­bur­go. Mi­ré las cá­ma­ras y em­pe­cé a aho­rrar, y un año más tar­de vol­ví para com­prar una Pen­tax Spot­ma­tic F, la úl­ti­ma cá­ma­ra que uti­li­za­ba una len­te con ros­ca en lu­gar de una ba­yo­ne­ta. Tam­bién com­pré tu­bos de ex­ten­sión, que se uti­li­zan en­tre la len­te y el cuer­po de la cá­ma­ra para acer­car­se mu­cho a los ob­je­tos. Mis pri­me­ras fo­to­gra­fías fue­ron de mos­cas muer­tas en el al­féi­zar de una ven­ta­na. Era el año 1974. No me que­dé con la Pen­tax, pe­ro veo un hi­lo con­duc­tor en mi tra­ba­jo, desde las pri­me­ras fo­tos de mos­cas has­ta la ac­tua­li­dad. Siem­pre me ha gus­ta­do mi­rar co­sas, mos­trar co­sas que no se ven fá­cil­men­te, o que no se per­ci­ben fá­cil­men­te: ob­je­tos es­plén­di­da­men­te fo­to­gra­fia­dos que son di­fí­ci­les de ver. To­mo fo­tos de la vul­ne­ra­bi­li­dad, el te­rror, el amor, el ho­rror... Nun­ca de gen­te son­rien­do. Me gus­ta mi­rar ba­jo la su­per­fi­cie. To­da­vía con­ser­vo es­ta cá­ma­ra en per­fec­tas con­di­cio­nes. Me en­can­ta­ba co­mo ob­je­to, su so­ni­do al ha­cer clic y la sen­sa­ción de en­fo­car la len­te. Me en­can­ta­ba su pre­ci­sión, y eso es lo que me lle­vó a la fo­to­gra­fía, no la ne­ce­si­dad de ha­cer fo­tos, sino la ne­ce­si­dad de uti­li­zar un ins­tru­men­to de gran pre­ci­sión.

En­tre­vis­ta de Dan Cro­we.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.