JOTA LINARES

PORT Magazine España - - TALENTO ESPAÑOL -

Director de ci­ne

To­da la aten­ción es­tá pues­ta so­bre su ópe­ra pri­ma: Ani­ma­les sin co­llar, pro­ta­go­ni­za­da por Na­ta­lia de Mo­li­na y Da­niel Grao. Jota Linares (Al­go­do­na­les, Cá­diz, 1982) aún no se cree que ha­ya ro­da­do su pri­mer lar­go­me­tra­je. “Aho­ra mis­mo a mi ge­ne­ra­ción nos es ca­si im­po­si­ble ac­ce­der a di­ri­gir una pe­lí­cu­la de ese ca­li­bre. Me sien­to un pri­vi­le­gia­do”. Su productora no es cual­quie­ra: Bea­triz Bo­de­gas, la mis­ma que apos­tó por ‘Tar­de para la ira’ y des­cu­brió a Raúl Aré­va­lo co­mo ci­neas­ta.

Su pe­lí­cu­la es un th­ri­ller con la nue­va po­lí­ti­ca co­mo fon­do so­bre una pa­re­ja a la que la vi­da cam­bia de re­pen­te. Co­mien­za co­mo una his­to­ria de amor en­tre dos per­so­nas para con­ver­tir­se en una cin­ta de sus­pen­se. “Na­ta­lia y Da­niel no tie­nen nin­gún ti­po de lí­mi­tes, son muy va­lien­tes”, ala­ba su director, que tam­bién fir­ma el guion. La tre­pi­dan­te ac­ción se desa­rro­lla en An­da­lu­cía a lo lar­go de tres días.

Ena­mo­ra­do del ci­ne desde que le re­ga­la­ron su pri­mer Ci­ne­xin, pa­sa­ba los fi­nes de se­ma­na vien­do pe­lí­cu­las. “Las al­qui­la­ba en un vi­deo­club ile­gal que ha­bía en mi pue­blo, den­tro de una tien­da de mue­bles. Es­ta­ba es­con­di­do en la tras­tien­da”. Su ma­dre no le fre­na­ba cuan­do em­pe­za­ba a de­cir que que­ría for­mar par­te de ese mun­do. “Me mi­ra­ba co­mo pen­san­do de dón­de ha­bía sa­li­do. En mi fa­mi­lia no hay na­die que se ha­ya de­di­ca­do a al­go ar­tís­ti­co”.

Muy pron­to em­pe­zó a ro­dar. Su pri­mer cor­to­me­tra­je, ¿A quién te lle­va­rías a una is­la de­sier­ta?, aca­bó trans­for­mán­do­se en una exi­to­sa obra de tea­tro del cir­cui­to off. Des­pués con­ven­ció a ac­tri­ces co­mo Mar­ta Ha­zas, Mag­gie Ci­van­tos o Ma­ca­re­na Gó­mez para sus si­guien­tes cortometrajes. “Ca­da pre­mio que les die­ron a ellas fue una enor­me ale­gría”.

El 14 de sep­tiem­bre lle­ga­rá a las sa­las Ani­ma­les sin co­llar. “Ha si­do la aven­tu­ra de mi vi­da. Nun­ca ima­gi­né que dis­fru­ta­ría tan­to”. No se per­mi­tió ni una ton­te­ría. “Sen­tía una es­pe­cie de res­pon­sa­bi­li­dad aña­di­da por la gen­te a la que se le nie­ga la opor­tu­ni­dad de ha­cer una pe­lí­cu­la”. Aho­ra es­tá vol­ca­do con la pos­pro­duc­ción. “Es­toy fe­liz con el ma­te­rial”. Ra­zo­nes no le fal­tan.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.