Car­los Gar­cía Blas

AINDE

PosVenta de Automocion - - Sumario - Tex­tos Juan Al­ber­to de So­sa/S. Alon­so / Fotos RyA

Siem­pre mos­tran­do agra­de­ci­mien­to a to­dos los tra­ba­ja­do­res de Ainde y siem­pre preo­cu­pa­do por dar el me­jor ser­vi­cio a sus clien­tes. Así es Car­los Gar­cía Blas, un em­pre­sa­rio he­cho a sí mis­mo que ha­ce cre­cer su com­pa­ñía po­co a po­co, con se­gu­ri­dad, de­ci­sio­nes muy me­di­ta­das y la ines­ti­ma­ble ayu­da de su fa­mi­lia.

Pos­ven­ta de Automoción.¿Qué ba­lan­ce ha­cen en Ainde del ejer­ci­cio 2017?

Car­los Gar­cía Blas.- La ver­dad es que nos ha ido bas­tan­te bien en to­dos los as­pec­tos: he­mos re­no­va­do y am­plia­do re­fe­ren­cias, los re­sul­ta­dos co­mer­cia­les han si­do bue­nos... En re­su­men, he­mos con­se­gui­do cum­plir los ob­je­ti­vos de cre­ci­mien­to que nos ha­bía­mos pro­pues­to. Por to­do ello, es­toy muy con­ten­do. 2017 fue un buen año pa­ra Ainde. Y más te­nien­do en cuen­ta dos co­sas: por un la­do, lo di­fí­cil que fue 2016, en el que pa­ra el con­jun­to de la pos­ven­ta hu­bo po­ca es­ta­bi­li­dad, en par­te re­fle­jo de los problemas y du­das que hu­bo po­lí­ti­ca­men­te en Es­pa­ña. Y por otro la­do, da­mos un gran va­lor a nues­tros re­sul­ta­dos, so­bre to­do te­nien­do en cuen­ta lo com­pli­ca­do que se es­tá po­nien­do el mer­ca­do de la pos­ven­ta con el in­cre­men­to de la com­pe­ten­cia, pe­ro el de la com­pe­ten­cia que no­so­tros lla­ma­mos ‘ma­la’, des­leal... Des­de siem­pre, da­mos mu­cho va­lor a la com­pe­ten­cia ‘sa­na’, la com­pe­ten­cia que te ha­ce es­for­zar­te y me­jo­rar co­mo em­pre­sa, pe­ro la com­pe­ten­cia ‘ma­la’ cree­mos que per­ju­di­ca al sec­tor.

PdA.- ¿Có­mo se es­tá com­por­tan­do el mer­ca­do du­ran­te los pri­me­ros me­ses de 2018 y có­mo es­pe­ran ce­rrar el año?

C.G.B.- Es­te año nos es­tá yen­do igual de bien que en 2017; lo cier­to es que son años bas­tan­te pa­re­ci­dos. En el pri­mer se­mes­tre he­mos cum­pli­do to­dos los ob­je­ti­vos y, lo que es me­jor, la se­gun­da par­te del año se nos pre­sen­ta en la mis­ma lí­nea. Eso sí, si­gue sin gus­tar­nos esa com­pe­ten­cia ‘ma­la’, que ade­más con­ti­núa cre­cien­do, lo que nos per­ju­di­ca a to­dos. Pe­ro no­so­tros va­mos a se­guir con nues­tra for­ma de tra­ba­jo que tan­to va­lo­ran nues­tros clien­tes. Su leal­tad nos in­di­ca que se­gui­mos por el buen ca­mino. Nues­tro tra­ba­jo cons­tan­te y la cer­ca­nía con el clien­te mar­can la di­fe­ren­cia; es más, in­clu­so ha­ce­mos clien­tes nue­vos. Sin du­da, to­do un lo­gro en es­ta épo­ca.

PdA.- ¿Cuá­les son los ob­je­ti­vos o re­tos que se plan­tean en Ainde a cor­to y me­dio pla­zo?

C.G.B.- Pa­ra no­so­tros, lo más im­por­tan­te es se­guir cre­cien­do sien­do lea­les a nues­tros prin­ci­pios de ofre­cer la me­jor ca­li­dad al me­jor pre­cio, e ir cum­plien­do nues­tros ob­je­ti­vos de ven­tas año a año. Y de for­ma in­ter­na, siem­pre es prio­ri­ta­rio que el per­so­nal de nues­tra plan­ti­lla dé la me­jor aten­ción a nues­tros clien­tes. Un año más lo he­mos con­se­gui­do. Por eso siem­pre me gus­ta re­mar­car y des­ta­car el buen tra­ba­jo que rea­li­zan to­das y ca­da una de las per­so­nas que tra­ba­jan en Ainde. Gra­cias a ellos so­mos lo que so­mos: una em­pre­sa ca­da día me­jor.

PdA.- En un mer­ca­do don­de la com­pe­ti­ti­vi­dad no pa­ra de cre­cer y el pro­ce­so de con­cen­tra­ción de la dis­tri­bu­ción es ca­da vez ma­yor, ¿cuá­les son las ba­zas de Ainde pa­ra com­pe­tir con gru­pos ca­da vez más gran­des?

C.G.B.- Co­mo lo de­cía an­te­rior­men­te, la cer­ca­nía al clien­te es lo que mar­ca la di­fe­ren­cia, en­ten­dien-

“2017 nos fue bas­tan­te bien en to­dos los as­pec­tos: re­no­va­mos y am­plia­mos re­fe­ren­cias, los re­sul­ta­dos co­mer­cia­les fue­ron bue­nos... ”

do den­tro de esa cer­ca­nía la bue­na aten­ción que le ofre­ce­mos. Por su­pues­to, par­tien­do de que te­ne­mos muy buen pro­duc­to y pre­cios muy ajus­ta­dos.

PdA.- ¿Se de­ja no­tar la sa­li­da de la cri­sis en la ren­ta­bi­li­dad? ¿El au­men­to del po­der ad­qui­si­ti­vo se es­tá tra­du­cien­do en un ma­yor in­te­rés por pro­duc­tos de pri­me­ra ca­li­dad o, por el con­tra­rio, si­gue sien­do el pre­cio uno de los prin­ci­pa­les ar­gu­men­tos de com­pra? C.G.B.- El pre­cio si­gue sien­do muy im­por­tan­te pa­ra el clien­te, pe­ro sa­ber trans­mi­tir­le la ca­li­dad de nues­tros pro­duc­tos tam­bién lo es.

PdA.- ¿Qué fa­mi­lias de pro­duc­tos han pre­sen­ta­do me­jo­res re­sul­ta­dos en el úl­ti­mo año?

C.G.B.- Arran­ques, al­ter­na­do­res... Pa­ra no­so­tros, co­mo es­pe­cia­lis­tas en re­cam­bios de elec­tri­ci­dad, son las fa­mi­lias que me­jor nos fun­cio­nan des­de ha­ce mu­chos años. Nues­tra es­pe­cia­li­za­ción es cla­ve en los re­sul­ta­dos que con­se­gui­mos. PdA.- Ha­ce un año anun­cia­ban su fuer­te apues­ta por la lí­nea de cli­ma­ti­za­ción con el au­men­to pau­la­tino de la gama, ¿se ha afian­za­do su cre­ci­mien­to?

C.G.B.- Sí, así es. Den­tro de que no es nues­tra prin­ci­pal área de ne­go­cio, lo cier­to es que po­co a po­co su­bi­mos al­gu­nos pun­tos en cuan­to al cre­ci­mien­to de ven­tas y, so­bre to­do, en lo que se re­fie­re a la ren­ta­bi­li­dad. Te­ne­mos un rit­mo de cre­ci­mien­to len­to, pe­ro se­gu­ro en lo que re­fie­re a las ven­tas de la lí­nea de cli­ma­ti­za­ción.

PdA.- Con las delegaciones de Ma­drid, Bar­ce­lo­na y Se­vi­lla ya con­so­li­da­das, ¿tie­nen pre­vis­tas nue­vas aper­tu­ras?

C.G.B.- La ver­dad es que es­ta­mos muy con­ten­tos con los re­sul­ta­dos de nues­tras tres delegaciones. Ca­da una de ellas tie­ne su ta­ma­ño y sus ob­je­ti­vos, que son dis­tin­tos, pe­ro las tres cum­plen bien. No me gus­ta­ría dis­tin­guir a una de otra, sin­ce­ra­men­te, por­que las tres cum­plen con su co­me­ti­do de for­ma po­si­ti­va. Ló­gi­ca­men­te, la de­le­ga­ción de Bar­ce­lo­na su­frió cier­to re­tro­ce­so con los problemas vi­vi­dos en Ca­ta­lu­ña, pe­ro se ha con­se­gui­do re­cu­pe­rar con ejem­pla­ri­dad.

Y en lo que se re­fie­re a nue­vas aper­tu­ras, cla­ro que siem­pre te­ne­mos en men­te cre­cer. Pe­ro, co­mo es ha­bi­tual en Ainde, lo ha­re­mos me­di­ta­da­men­te y con to­do ba­jo con­trol. Lo im­por­tan­te es cre­cer bien, de for­ma con­so­li­da­da.

PdA.- ¿Qué nue­vos pro­yec­tos les ha per­mi­ti­do po­ner en mar­cha su nuevo al­ma­cén de 1.000 me­tros cua­dra­dos?

C.G.B.- Lo más im­por­tan­te es que to­do el es­pa­cio de al­ma­ce­na­mien­to que he­mos con­se­gui­do ha be­ne­fi­cia­do y be­ne­fi­cia a nues­tros clien­tes en cuan­to a la aten­ción que les da­mos. Ade­más, nos ha per­mi­ti­do cre­cer en cuan­to a nú­me­ro de re­fe­ren­cias. Se po­dría de­cir que ha si­do una in­ver­sión muy ne­ce­sa­ria que he­mos ren­ta­bi­li­za­do rá­pi­da­men­te.

“Si­gue sin gus­tar­nos esa com­pe­ten­cia 'ma­la', des­leal... que ade­más con­ti­núa cre­cien­do, lo que nos per­ju­di­ca a to­dos” “Me gus­ta re­mar­car y des­ta­car el buen tra­ba­jo que rea­li­zan to­das y ca­da una de las per­so­nas que for­man par­te de Ainde” “La cer­ca­nía al clien­te es lo que mar­ca la di­fe­ren­cia; en­ten­dien­do den­tro de esa cer­ca­nía la bue­na aten­ción que le ofre­ce­mos”

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.