Los pro­duc­tos y equi­pos de diag­no­sis, una he­rra­mien­ta im­pres­cin­di­ble pa­ra el ta­ller.

PosVenta de Automocion - - Sumario - › Tex­to So­nia Alon­so › Fotos PdA

Los equi­pos de diag­no­sis son una he­rra­mien­ta fun­da­men­tal pa­ra el aná­li­sis, man­te­ni­mien­to y re­pa­ra­ción de los vehícu­los. Se han con­ver­ti­do en los gran­des alia­dos del ta­ller en un en­torno don­de las nue­vas tec­no­lo­gías y las in­no­va­cio­nes apli­ca­das al mun­do del au­to­mó­vil no de­jan de in­cre­men­tar los desafíos a los que se tie­ne que en­fren­tar el sec­tor.

El sec­tor de la pos­ven­ta es­tá avan­zan­do a pa­sos agi­gan­ta­dos. Las nue­vas tec­no­lo­gías apli­ca­das al mun­do del au­to­mó­vil su­po­nen un ver­da­de­ro re­to pa­ra el ta­ller mul­ti­mar­ca a la ho­ra de rea­li­zar el man­te­ni­mien­to o re­pa­ra­ción de los vehícu­los. Por ello, con­tar en sus ins­ta­la­cio­nes con equi­pos de diag­no­sis avan­za­dos y ac­tua­li­za­dos es im­pres­cin­di­ble pa­ra ofre­cer un ser­vi­cio de ca­li­dad en el aná­li­sis, man­te­ni­mien­to y re­pa­ra­ción de unos vehícu­los que ca­da vez in­clu­yen más com­po­nen­tes elec­tró­ni­cos. Es­tos equi­pos pre­sen­tan in­du­da­bles ven­ta­jas a la ho­ra de re­pa­rar un co­che, ya que rea­li­zan un aná­li­sis com­ple­to de sus ca­rac­te­rís­ti­cas y son ca­pa­ces de de­tec­tar prác­ti­ca­men­te cual­quier ave­ría o fa­llo en los sen­so­res. A tra­vés de un ca­ble o por co­ne­xión Blue­tooth, y gra­cias al soft­wa­re que in­clu­yen, ofre­cen in­for­ma­ción de­ta­lla­da y pue­den dar ins­truc­cio­nes exac­tas so­bre có­mo se de­be lle­var a ca­bo la re­pa­ra­ción y qué pie­zas se ne­ce­si­tan pa­ra ello, con­vir­tién­do­se así en una ayu­da o guía fun­da­men­tal pa­ra el pro­fe­sio­nal. En cuan­to a su pre­cio, si com­pa­ra­mos el cos­te de es­tas he­rra­mien­tas con el tiem­po que aho­rran en la de­tec­ción de ave­rías o fa­llos, in­de­pen­dien­te­men­te de su en­ver­ga­du­ra, po­de­mos con­si­de­rar que se tra­ta de equi­pos re­la­ti­va­men­te ba­ra­tos. Al­gu­nos fa­llos pue­den in­clu­so ser re­suel­tos des­de la pro­pia má­qui­na, lo que su­po­ne otro im­por­tan­te aho­rro de tiem­po. Ade­más, la ma­yor par­te de los equi­pos de diag­no­sis son ap­tos pa­ra tra­ba­jar so­bre mo­de­los de di­fe­ren­tes fa­bri­can­tes, y en los ca­sos en los que cuen­ten con al­gu­na ex­cep­ción, su soft­wa­re per­mi­te la des­car­ga de ac­tua­li­za­cio­nes pa­ra aña­dir nue­vos mo­de­los y mar­cas. Se tra­ta, por tan­to, de una he­rra­mien­ta esen­cial en los ta­lle­res que quie­ran es­tar ac­tua­li­za­dos y brin­dar el me­jor de los ser­vi­cios en un en­torno ca­da vez más do­mi­na­do por lo elec­tró­ni­co.

LA IM­POR­TAN­CIA DE CON­TAR

CON PRO­DUC­TOS OFI­CIA­LES Den­tro de los equi­pos de diag­no­sis dis­po­ni­bles en el mer­ca­do po­de­mos en­con­trar nu­me­ro­sas mar­cas y di­fe­ren­tes ti­pos de he­rra­mien­tas. La pre­ci­sión y ca­li­dad de la in­for­ma­ción del soft­wa­re uni­das a la ca­pa­ci­dad del hard­wa­re pa­ra leer co­rrec­ta­men­te el vehícu­lo, son fun­da­men­ta­les pa­ra una co­rrec­ta diag­no­sis mul­ti­mar­ca del mis­mo. En cual­quier ca­so, es im­pres­cin­di­ble acu­dir siem­pre a mar­cas repu­tadas y pro­duc­tos ofi­cia­les, y huir de pro­gra­mas pi­ra­ta que no ofre­cen nin­gu­na ga­ran­tía y pue­den oca­sio­nar da­ños de di­fí­cil re­pa­ra­ción. Y es que

el ries­go de uti­li­zar y co­mer­cia­li­zar equi­pos de diag­no­sis fal­si­fi­ca­dos es muy ele­va­do. No so­lo su­po­ne un im­pe­di­men­to pa­ra rea­li­zar el man­te­ni­mien­to o re­pa­ra­ción de los vehícu­los y de­tec­tar y re­sol­ver sus ave­rías de for­ma efi­cien­te, sino que su­po­ne un ries­go pa­ra la se­gu­ri­dad e in­te­gri­dad del vehícu­lo y po­ne en pe­li­gro el de­sa­rro­llo del sec­tor de la pos­ven­ta. Asi­mis­mo, el uso de soft­wa­re pi­ra­ta im­pi­de que el ta­ller cuen­te con el so­por­te del fa­bri­can­te. Por ello, en los úl­ti­mos años se han in­ten­si­fi­ca­do las ac­cio­nes ju­di­cia­les que per­si­guen aca­bar con la fal­si­fi­ca­ción en un sec­tor ca­da vez más con­cien­cia­do con la pro­ble­má­ti­ca.

En la ac­tua­li­dad, mar­cas co­mo Bosch, Delp­hi, He­lla Gut­mann, Launch o VDO in­clu­yen en sus ca­tá­lo­gos pro­duc­tos de diag­no­sis que bus­can op­ti­mi­zar el pro­ce­so de ser­vi­cio y re­pa­ra­ción de los vehícu­los a tra­vés de sis­te­mas se­gu­ros y fia­bles.

BOSCH

La va­rie­dad de pro­duc­tos Bosch en el cam­po de la diag­no­sis la con­vier­ten en una de las mar­cas con ma­yor ofer­ta del mer­ca­do. En­tre las op­cio­nes que ofre­ce su ca­tá­lo­go ac­tual, en­con­tra­mos los equi­pos KTS 560/590, que cuen­tan con una in­ter­faz Pas­sTh­ru me­jo­ra­da e

in­clu­yen la nue­va in­ter­faz de diag­no­sis ba­sa­da en Et­her­net DoIP, ‘Diag­nos­tics over In­ter­net Pro­to­col’. Per­mi­te ta­sas de trans­fe­ren­cia de da­tos mu­cho más al­tas, lo que es par­ti­cu­lar­men­te im­por­tan­te te­nien­do en cuen­ta el au­men­to de los vo­lú­me­nes de da­tos ne­ce­sa­rios, por ejem­plo, por par­te de los sis­te­mas de asis­ten­cia al con­duc­tor. Ade­más, el ca­tá­lo­go de la fir­ma in­clu­ye el KTS 250, un nue­vo equi­po de diag­no­sis com­pac­to, o KTS 200, un apa­ra­to sen­ci­llo de uti­li­zar y orien­ta­do a los ta­lle­res con pro­ce­sos de tra­ba­jo ra­cio­na­li­za­dos co­mo ser­vi­cio de ur­gen­cia, ser­vi­cio de acei­te, ser­vi­cio de lu­ces o neu­má­ti­cos, etc. De di­se­ño tam­bién com­pac­to, pe­ro con gran po­ten­cia, el KTS 200 ofre­ce am­plias fun­cio­nes de diag­nós­ti­co y per­mi­te al pro­fe­sio­nal del ta­ller rea­li­zar una com­pro­ba­ción to­tal y com­ple­ta del vehícu­lo. Un pa­so más allá en la se­rie KTS de Bosch, que in­clu­ye más de diez pro­duc­tos de diag­no­sis, lo en­con­tra­mos en el KTS 960, un equi­po inalám­bri­co con os­ci­los­co­pio in­te­gra­do que em­plea la úl­ti­ma tec­no­lo­gía pa­ra rea­li­zar la com­pro­ba­ción de los com­po­nen­tes elec­tró­ni­cos más com­ple­jos; y el

KTS 995, que in­clu­ye ade­más el mó­du­lo de me­di­ción FSA 500, ali­men­ta­do por una ba­te­ría in­te­gra­da y que per­mi­te la ve­ri­fi­ca­ción rá­pi­da y sen­ci­lla de to­dos los com­po­nen­tes eléc­tri­cos y elec­tró­ni­cos del sis­te­ma del vehícu­lo. La ofer­ta de Bosch se di­ri­ge tam­bién a los vehícu­los in­dus­tria­les, pa­ra los que la mar­ca po­ne a dis­po­si­ción el KTS 900 Truck, una so­lu­ción mó­vil com­ple­ta pa­ra su diag­no­sis que in­clu­ye la uni­dad de con­trol DCU 220 y el KTS Truck, un equi­po in­de­pen­dien­te pa­ra fur­go­ne­tas, ca­mio­nes, re­mol­ques y au­to­bu­ses con co­ne­xión Blue­tooth y adap­ta­dor USB. Por úl­ti­mo, Bosch ofre­ce el soft­wa­re de diag­nós­ti­co ESI[tro­nic] 2.0 y el ESI[tro­nic] Bi­ke, es­tan­do es­te úl­ti­mo des­ti­na­do a la diag­no­sis de mo­to­ci­cle­tas y scoo­ters.

DELP­HI

Una de las prin­ci­pa­les ven­ta­jas de la am­plia ga­ma de equi­pos de diag­no­sis mul­ti­mar­ca de Delp­hi es

SE TRA­TA DE HE­RRA­MIEN­TAS RE­LA­TI­VA­MEN­TE BA­RA­TAS TE­NIEN­DO EN CUEN­TA EL TIEM­PO QUE AHO­RRAN EN LA DE­TEC­CIÓN DE AVE­RÍAS

su com­ple­ta ba­se de da­tos. Una de las úl­ti­mas in­cor­po­ra­cio­nes de la com­pa­ñía a su ofer­ta es DS-Flash Pass-Th­ru, un equi­po que ofre­ce en­la­ces pa­ra que los usua­rios pue­dan ac­ce­der a da­tos téc­ni­cos fun­da­men­ta­les de los equi­pos ori­gi­na­les, a in­for­ma­ción de re­pa­ra­cio­nes pro­gra­ma­das y a los re­gis­tros di­gi­ta­les de re­pa­ra­cio­nes que uti­li­zan los fa­bri­can­tes. Asi­mis­mo, en­con­tra­mos pro­duc­tos co­mo el kit de diag­no­sis pa­ra al­ta pre­sión HD3000, di­se­ña­do pa­ra sim­pli­fi­car la diag­no­sis de ave­rías en los sis­te­mas de com­bus­ti­ble de al­ta pre­sión ac­tua­les y de pró­xi­ma ge­ne­ra­ción, tan­to pa­ra ga­so­li­na co­mo pa­ra dié­sel. Es­te mo­de­lo HD3000 in­cor­po­ra ocho ru­ti­nas de prue­bas ex­clu­si­vas que se rea­li­zan sin mo­di­fi­car nin­gún pa­rá­me­tro de la uni­dad de con­trol del mo­tor (ECU), des­mon­tar el sis­te­ma de in­yec­ción de com­bus­ti­ble, ni te­ner que rea­li­zar un re­co­rri­do de prue­ba con el vehícu­lo. Ade­más, la fir­ma cuen­ta con otros equi­pos de diag­no­sis co­mo el DS350e, el DS650e o el equi­po DS150e, que no re­quie­re de un or­de­na­dor pa­ra gra­bar los pa­rá­me­tros de cual­quier sis­te­ma elec­tró­ni­co del vehícu­lo. Cuen­ta con co­ne­xión Blue­tooth e iden­ti­fi­ca­ción me­dian­te co­lo­res de la for­ma de tra­ba­jo de la VCI. El DS450e, por su par­te, se pue­de uti­li­zar en apli­ca­cio­nes tan­to pa­ra tu­ris­mos co­mo pa­ra vehícu­los co­mer­cia­les y se tra­ta de un equi­po de diag­no­sis pa­ra los sis­te­mas elec­tró­ni­cos cla­ve, co­mo son la ges­tión de mo­to­res ga­so­li­na y dié­sel, ABS, sis­te­mas de re­ten­ción com­ple­men­ta­rios, ca­ja de cam­bios, cli­ma­ti­za­dor y con­trol de trac­ción. El equi­po cuen­ta con sis­te­mas in­te­li­gen­tes de iden­ti­fi­ca­ción, es­ca­nea­do y ac­tua­li­za­cio­nes.

U HE­LLA GUT­MANN

He­lla Gut­mann es otra de las mar­cas que ofre­ce am­plias op­cio­nes de equi­pos de diag­no­sis. En su ca­tá­lo­go de pro­duc­tos en­con­tra­mos los per­te­ne­cien­tes a la fa­mi­lia Mega Macs. El Mega Macs 42SE, que in­clu­ye más de 40 mar­cas de vehícu­los y más de 35.000 mo­de­los, es­tá di­se­ña­do pa­ra tra­ba­jos de diag­no­sis rá­pi­dos. Li­ge­ro, pe­ro con un gran al­can­ce de com­pro­ba­ción, su soft­wa­re ayu­da a lo­ca­li­zar las cau­sas de las ave­rías e in­di­ca la ubi­ca­ción de co­ne­xio­nes y com­po­nen­tes. El Mega Macs 42SE es­tá des­ti­na­do a ta­lle­res pe­que­ños y es­pe­cia­li­za­dos en ser­vi­cios de man­te­ni­mien­to. El Mega Macs 56, por su par­te, es un equi­po de diag­no­sis muy com­pac­to equi­pa­do con un pro­ce­sa­dor ul­tra-rá­pi­do, que ade­más ofre­ce la po­si­bi­li­dad de re­equi­par­lo con un mó­du­lo de me­di­ción de al­ta tec­no­lo­gía pro­vis­to de un mul­tí­me­tro de gran pre­ci­sión. Un pa­so más allá en los equi­pos de diag­no­sis de He­lla Gut­mann lo en­con­tra­mos en el Mega Macs 66, do­ta­do de una pan­ta­lla tác­til que per­mi­te efec­tuar to­das las diag­no­sis, fa­ses de tra­ba­jo, me­di­cio­nes y com­pa­ra­cio­nes de da­tos en tiem­po real. Es­te mo­de­lo in­cor­po­ra un gran nú­me­ro de da­tos dis­po­ni­ble de com­po­nen­tes elec­tró­ni­cos y uni­da­des de con­trol. Mega Macs 66 lee e in­ter­pre­ta los có­di­gos de ave­ría en cues­tión de se­gun­dos, pro­por­cio­na to­dos los pa­rá­me­tros re­le­van­tes del vehícu­lo y re­gis­tra de mo­do muy pre­ci­so to­dos los da­tos de me­di­ción. La fir­ma tam­bién ofre­ce equi­pos de diag­no­sis pa­ra mo­to­ci­cle­tas, co­mo el 42 SE Bi­ke, de di­se­ño mó­vil y com­pac­to que in­ter­pre­ta los có­di­gos de ave­ría y ayu­da, con una re­pre­sen­ta­ción de to­dos los pa­rá­me­tros, a lo­ca­li­zar rá­pi­da­men­te la cau­sa del fa­llo.

U LAUNCH

Los sis­te­mas de diag­nós­ti­co bus­can fa­ci­li­tar el pro­ce­so de re­pa­ra­ción de los vehícu­los a los pro­fe­sio­na­les de los ta­lle­res y Launch ofre­ce des­de pe­que­ños equi­pos de diag­no­sis mul­ti­mar­ca, pa­san­do por equi­pos de diag­no­sis pa­ra par­ti­cu­la­res o equi­pos pro­fe­sio­na­les. La ofer­ta de la fir­ma in­clu­ye la Pla­ta­for­ma de Ges­tión de diag­no­sis pa­ra los ta­lle­res con un equi­po PRO o PADII, di­se­ña­da pa­ra con­tro­lar las ave­rías elec­tró­ni­cas que ten­ga un co­che co­nec­ta­do a tra­vés de go­lo; o el mó­du­lo JBOX2 pa­ra to­da la ga­ma de diag­no­sis X-431, que co­nec­ta con la web del fa­bri­can­te por pro­to­co­lo J2534 (Pas­sTh­ru), pa­ra re­pro­gra­mar di­fe­ren­tes fun­cio­nes de las UCE del vehícu­lo. Pre­ci­sa­men­te den­tro de los equi­pos de diag­no­sis mul­ti­mar­ca pro­fe­sio­na­les de la mar­ca y de la ga­ma X-431, en­con­tra­mos el X-431

ES IM­PRES­CIN­DI­BLE ACU­DIR SIEM­PRE A PRO­DUC­TOS OFI­CIA­LES Y HUIR DE PRO­GRA­MAS PI­RA­TA QUE NO OFRE­CEN NIN­GU­NA GA­RAN­TÍA

PRO 3s, que se co­nec­ta al vehícu­lo vía Blue­tooth per­mi­tien­do así una diag­no­sis a dis­tan­cia. El dis­po­si­ti­vo se pue­de co­nec­tar a In­ter­net a tra­vés de Wi­Fi, lo que per­mi­te al téc­ni­co apro­ve­char to­do el po­ten­cial de la red du­ran­te el pro­ce­so de com­pro­ba­ción y re­pa­ra­ción. El X-431 PAD IIIs, por su par­te, per­mi­te aco­plar di­fe­ren­tes ac­ce­so­rios op­cio­na­les co­mo un os­ci­los­co­pio de cua­tro ca­na­les, com­pro­ba­dor de ba­te­rías, en­dos­co­pio y si­mu­la­dor de sen­so­res. Su co­nec­ti­vi­dad a In­ter­net es to­tal pa­ra ofre­cer una in­fi­ni­dad de ser­vi­cios, co­mo el en­vío de bo­le­ti­nes téc­ni­cos, te­le-diag­no­sis, in­for­ma­ción téc­ni­ca on­li­ne, ac­tua­li­za­cio­nes au­to­má­ti­cas y la po­si­bi­li­dad de co­mu­ni­car­se con otros equi­pos Launch pa­ra la ayu­da en­tre ta­lle­res (coope­ra­ción re­mo­ta). Ade­más, Launch in­clu­ye en su ca­tá­lo­go ac­tual un pro­duc­to de diag­no­sis más eco­nó­mi­co, el CRP-329s, un equi­po de diag­no­sis cu­yo soft­wa­re es­tá desa­rro­lla­do pa­ra tra­ba­jar con las fun­cio­nes de tra­ba­jo más im­por­tan­tes, des­ac­ti­van­do las de pro­gra­ma­ción, co­di­fi­ca­ción y ajus­te bá­si­co pa­ra una ma­yor sen­ci­llez y así con­se­guir tam­bién un pro­duc­to de diag­no­sis más eco­nó­mi­co. Diag­nos­ti­ca to­das las uni­da­des de con­trol del vehícu­lo, las ac­tua­li­za­cio­nes se ha­cen fá­cil­men­te por In­ter­net y su ma­ne­jo es fá­cil e in­tui­ti­vo.

VDO

El equi­po de diag­no­sis Au­to­diag­nos Check, di­se­ña­do pa­ra do­tar a los ta­lle­res de un ser­vi­cio de aná­li­sis de vehícu­los con la má­xi­ma efi­cien­cia y sen­ci­llez, es uno de los mo­de­los que ofer­ta VDO en su ca­tá­lo­go. Cuen­ta con tec­no­lo­gía Plug & Play, y a tra­vés del me­nú ini­cial del dis­po­si­ti­vo se guía al usua­rio por los di­fe­ren­tes ser­vi­cios con un so­lo clic, lo que fa­ci­li­ta el ac­ce­so a los sis­te­mas del vehícu­lo. El equi­po fun­cio­na a tra­vés de los pa­sos Plug & Se­lect, Plug & Iden­tify y Plug & Fix. Tras ini­ciar el sis­te­ma y se­lec­cio­nar la fun­ción desea­da, el pro­pio equi­po iden­ti­fi­ca de for­ma au­to­má­ti­ca el mo­de­lo, el año de cons­truc­ción y las uni­da­des de con­trol per­ti­nen­tes, dis­po­nien­do de to­das las apli­ca­cio­nes de ser­vi­cio im­por­tan­tes in­de­pen­dien­te­men­te del fa­bri­can­te. Den­tro del ca­tá­lo­go de VDO en­con­tra­mos ade­más otros equi­pos de diag­no­sis co­mo Au­to­diag­nos VCI o Con­tiSys Scan, con un ro­bus­ta car­ca­sa y for­ma er­go­nó­mi­ca pa­ra el uso dia­rio en el ta­ller. El Con­tiSys Scan, gra­cias al mul­ti­ple­xor y al con­tro­la­dor CAN in­te­gra­dos, po­si­bi­li­ta el diag­nós­ti­co de un gran nú­me­ro de mo­de­los de vehícu­los cons­trui­dos a par­tir del año 1996 jun­to con el ca­ble OBD que for­ma par­te del su­mi­nis­tro.

Pa­ra mo­de­los no com­pa­ti­bles se en­cuen­tran dis­po­ni­bles otros ca­bles de co­ne­xión. Las ac­tua­li­za­cio­nes de soft­wa­re pue­den rea­li­zar­se de for­ma sen­ci­lla y rá­pi­da a tra­vés del ser­vi­cio de ac­tua­li­za­ción de soft­wa­re Con­tiSys Up­da­te Plus.

CON­TAR CON EQUI­POS DE DIAG­NO­SIS AVAN­ZA­DOS ES FUN­DA­MEN­TAL PA­RA OFRE­CER UN SER­VI­CIO DE CA­LI­DAD

Delp­hi

He­lla Gut­mann

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.