ETA­PAS DEL PRO­CE­SO PA­RA EL ANÁ­LI­SIS DE RIES­GOS

PQ - - GESTIÓN DE RIESGOS -

1. IDEN­TI­FI­CA­CIÓN DEL PE­LI­GRO o ries­go de nues­tro pro­ce­so. Un ries­go es cual­quier pro­ce­so po­ten­cial­men­te pe­li­gro­so pa­ra la se­gu­ri­dad per­so­nal, el me­dio am­bien­te, la pro­pie­dad o la repu­tación de una or­ga­ni­za­ción. Los pe­li­gros no de­ben con­si­de­rar­se co­mo al­go ne­ga­ti­vo, sino que se tra­ta de una par­te de la ope­ra­ción nor­mal. 2. DE­FI­NI­CIÓN DEL EVEN­TO PRIN­CI­PAL (TOP EVENT) que co­rres­pon­de al mo­men­to en que se des­con­tro­la el pe­li­gro. Se tra­ta del su­ce­so que se quie­re evi­tar pa­ra pre­ve­nir las con­si­guien­tes con­se­cuen­cias y tie­ne lu­gar cuan­do se pier­den o el con­trol o la efec­ti­vi­dad de las me­di­das de pro­tec­ción del pro­ce­so.

3. IDEN­TI­FI­CA­CIÓN DE LAS AME­NA­ZAS/CAU­SAS, even­tos no desea­dos que li­be­ran el pe­li­gro y pro­du­cen el even­to prin­ci­pal. Se si­túan en la par­te de­re­cha del dia­gra­ma y de­ben ser cau­sas ne­ce­sa­rias y su­fi­cien­tes pa­ra pro­vo­car­lo por sí mis­mas. Pue­den ser ca­te­go­ri­za­das se­gún su re­la­ción con fac­to­res hu­ma­nos, con fa­llos de equi­pos de un sis­te­ma, con con­di­cio­nes ambientales o de en­torno de nues­tro pro­ce­so, o con ope­ra­cio­nes no con­tem­pla­das en las con­di­cio­nes nor­ma­les de ope­ra­ción, co­mo pue­den ser man­te­ni­mien­tos o re­pa­ra­cio­nes. 4. La IDEN­TI­FI­CA­CIÓN DE LAS CON­SE­CUEN­CIAS se rea­li­za análo­ga­men­te y co­rres­pon­dien­do al la­do de­re­cho del dia­gra­ma. Puede ha­ber más de una con­se­cuen­cia pa­ra un mis­mo even­to prin­ci­pal (fi­nan­cie­ra, de es­tra­te­gia y pla­ni­fi­ca­ción, ope­ra­cio­nal y de in­fra­es­truc­tu­ras, de sa­lud y se­gu­ri­dad, me­dioam­bien­tal o so­bre la repu­tación). Es­tos re­sul­ta­dos pue­den con­du­cir a las pér­di­das y da­ños que el pe­li­gro tie­ne el po­ten­cial de pro­du­cir y son los efec­tos que una or­ga­ni­za­ción quie­re evi­tar. 5. IDEN­TI­FI­CA­CIÓN DE LOS CON­TRO­LES DE CAU­SAS y la IDEN­TI­FI­CA­CIÓN DE ME­DI­DAS DE RE­CU­PE­RA­CIÓN. Son los pa­sos más im­por­tan­tes en un es­tu­dio Bo­wTie, pues­to que la ges­tión del ries­go ra­di­ca en la dis­po­ni­bi­li­dad de me­di­das de pre­ven­ción y con­trol del mis­mo. La de­fi­ni­ción de es­tas sal­va­guar­das y quien las li­de­ra nos per­mi­te eva­luar el gra­do de se­gu­ri­dad del pro­ce­so. De­pen­dien­do de si el efec­to de la sal­va­guar­da es an­te­rior o pos­te­rior al even­to prin­ci­pal se de­fi­ni­rán co­mo me­di­das pre­ven­ti­vas (con­trol de ame­na­za, si­tua­do en la par­te iz­quier­da del dia­gra­ma, en­tre la cau­sa y el Top Event), o de mi­ti­ga­ción (me­di­da de re­cu­pe­ra­ción, si­tua­da en la par­te de­re­cha, en­tre el Top Event y la con­se­cuen­cia). El con­trol re­du­ce la fre­cuen­cia de ocu­rren­cia del ac­ci­den­te y la mi­ti­ga­ción re­du­ce la se­ve­ri­dad de la con­se­cuen­cia y los po­si­bles efec­tos ne­ga­ti­vos pos­te­rio­res. Res­pec­to a las sal­va­guar­das, se de­be te­ner en cuen­ta que nin­gu­na ba­rre­ra es 100 % efec­ti­va y ca­da una de ellas tie­ne una cier­ta pro­ba­bi­li­dad de fa­llo.

6. FAC­TO­RES DE ESCALACIÓN que me­di­rán la efec­ti­vi­dad y la ta­sa de fa­llo de las sal­va­guar­das, sean de pre­ven­ción o mi­ti­ga­ción y, en con­se­cuen­cia, las ba­rre­ras de los fac­to­res de escalación. La iden­ti­fi­ca­ción tan­to de los fac­to­res co­mo de sus ba­rre­ras son ne­ce­sa­rias pa­ra eva­luar la ta­sa de fa­llo u otros as­pec­tos que afec­ten a la se­gu­ri­dad del pro­ce­so ob­je­to de es­tu­dio, y que po­ten­cial­men­te pue­den cau­sar la apa­ri­ción del Top Event (son las cau­sas aso­cia­das al fa­llo de una ca­pa de pro­tec­ción que no se han con­si­de­ra­do co­mo ame­na­zas). Exis­ten cua­tro ca­te­go­rías prin­ci­pa­les: fac­tor hu­mano, fa­llos me­cá­ni­cos, con­di­cio­nes anor­ma­les y pér­di­da de ser­vi­cios crí­ti­cos. 7. ADI­CIO­NAL­MEN­TE A TO­DOS LOS PA­SOS AN­TE­RIO­RES, exis­ten dos eta­pas trans­ver­sa­les a lo lar­go del aná­li­sis Bo­wTie co­rres­pon­dien­tes a la Iden­ti­fi­ca­ción de las Ac­cio­nes y/o Re­co­men­da­cio­nes, y la Eva­lua­ción de las Con­se­cuen­cias. Am­bos pro­ce­sos, jun­to a la de­fi­ni­ción de res­pon­sa­bi­li­da­des, son in­he­ren­tes al de­sa­rro­llo del aná­li­sis, iden­ti­fi­cán­do­se y eva­luán­do­se ca­si es­pon­tá­nea­men­te a lo lar­go de las se­sio­nes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.