¿POR QUÉ ES NE­CE­SA­RIO AIS­LAR EN INS­TA­LA­CIO­NES IN­DUS­TRIA­LES? (I par­te)

PQ - - AISLAMIENTO -

Se­gún el in­tere­san­te es­tu­dio ECOFYS de la Fun­da­ción Eu­ro­pea del Ais­la­mien­to In­dus­trial (EiiF), com­pro­ba­cio­nes en plan­tas in­dus­tria­les rea­li­za­das por ex­per­tos mues­tran que al me­nos un 10% de las ins­ta­la­cio­nes o no es­tán ais­la­das o sí pe­ro en ma­las con­di­cio­nes. Ha­bi­tual­men­te el ti­po de ais­la­mien­to apli­ca­do se ba­sa en una de­ci­sión de in­ver­sión mí­ni­ma, te­nien­do en cuen­ta só­lo la tem­pe­ra­tu­ra su­per­fi­cial pa­ra evi­tar da­ños per­so­na­les, las ne­ce­si­da­des mí­ni­mas del pro­ce­so in­dus­trial o los pro­me­dios ge­né­ri­cos de pér­di­das de ca­lor.

Ex­trac­to de la Guía de Bue­nas Prác­ti­cas en Ais­la­mien­to In­dus­trial de Afel­ma (Aso­cia­ción de Fa­bri­can­tes Es­pa­ño­les de La­nas Mi­ne­ra­les Ais­lan­tes)

S egún el es­tu­dio ECOFYS, se es­ti­ma que el po­ten­cial de aho­rro en la in­dus­tria eu­ro­pea equi­va­le a 15 plan­tas de ge­ne­ra­ción de ener­gía ali­men­ta­das por car­bón (500 MW) o el con­su­mo ener­gé­ti­co de 10 mi­llo­nes de vi­vien­das. De es­ta ma­ne­ra, el po­ten­cial anual de re­duc­ción de emi­sio­nes de CO2 se­ría el equi­va­len­te a las emi­sio­nes de CO2 de 18 mi­llo­nes de co­ches. A ni­vel de to­da Eu­ro­pa, ais­lar su­per­fi­cies a ni­ve­les ren­ta­bles y re­pa­rar ais­la­mien­tos es­tro­pea­dos en ins­ta­la­cio­nes in­dus­tria­les im­pli­ca una in­ver­sión ini­cial de unos 900 mi­llo­nes de eu­ros. Es­ta in­ver­sión ini­cial aho­rra­ría a la in­dus­tria unos 3,5 bi­llo­nes de eu­ros ca­da año. A me­nu­do, los re­qui­si­tos re­la­cio­na­dos con la ren­ta­bi­li­dad eco­nó­mi­ca o la má­xi­ma efi­cien­cia ener­gé­ti­ca del sis­te­ma de ais­la­mien­to no es­tán con­si­de­ra­dos. En el pa­sa­do, con los pre­cios del pe­tró­leo más ba­jos, la efi­cien­cia ener­gé­ti­ca de la ins­ta­la­ción no re­pre­sen­ta­ría una di­fe­ren­cia tan gran­de. Hoy en día, el pre­cio de la ener­gía es mu­cho más al­to e in­clu­so se es­pe­ra que con­ti­núe in­cre­men­tán­do­se. Por es­ta ra­zón, la bre­cha en­tre el ais­la­mien­to ac­tual y el ais­la­mien­to eco­nó­mi­ca­men­te ren­ta­ble se es­tá in­cre­men­tan­do, mien­tras que los cos­tes adi­cio­na­les pa­ra emi­sio­nes de CO2 ace­le­ran es­te po­ten­cial de aho­rro. A con­ti­nua­ción, se de­ta­llan las ra­zo­nes por las que es im­pres­cin­di­ble el ais­la­mien­to en la in­dus­tria:

EL PO­TEN­CIAL DE AHO­RRO EN LA IN­DUS­TRIA EU­RO­PEA EQUI­VA­LE A 15 PLAN­TAS DE GE­NE­RA­CIÓN DE ENER­GÍA ALI­MEN­TA­DAS POR CAR­BÓN (500 MW)

Por aho­rro ener­gé­ti­co El ob­je­ti­vo es re­du­cir la can­ti­dad de ener­gía ne­ce­sa­ria pa­ra man­te­ner el equi­li­brio del pro­ce­so y evi­tar el flu­jo de ca­lor a tra­vés del ma­te­rial. Es­to se con­si­gue gra­cias a la ins­ta­la­ción del ais­la­mien­to, re­du­cien­do las pér­di­das de ca­lor. El ais­la­mien­to re­du­ce las pér­di­das ener­gé­ti­cas, de tal mo­do que és­tas pue­den lle­gar a ser un 2-3% de las pér­di­das ener­gé­ti­cas sin ais­la­mien­to. La op­ti­mi­za­ción del ais­la­mien­to en la ins­ta­la­ción ini­cial re­du­ci­rá los cos­tes de ins­ta­la­ción y pro­por­cio­na­rá aho­rros ener­gé­ti­cos má­xi­mos alar­gan­do el tiem­po de vi­da de la ins­ta­la­ción. ¿Có­mo? Ver anexo B de la Guía de Afel­ma. Cálcu­lo de es­pe­sor. Es­pe­sor óp­ti­mo. ¿Cuán­to? Pa­ra pro­ce­sos in­dus­tria­les se re­co­mien­dan unas pér­di­das má­xi­mas de 90 W/m2. Be­ne­fi­cios: aho­rro ener­gé­ti­co (eu­ros). Ver ca­so prác­ti­co Nº 2: Cálcu­lo de ais­la­mien­to óp­ti­mo de la Guía de Afel­ma.

Por tem­pe­ra­tu­ra su­per­fi­cial / pro­tec­ción per­so­nal

Si no exis­te ais­la­mien­to tér­mi­co su­fi­cien­te, las tem­pe­ra­tu­ras su­per­fi­cia­les ex­ter­nas pue­den ser ele­va­das y pro­vo­car le­sio­nes y ac­ci­den­tes en las per­so­nas. Con­si­de­ran­do unas tem­pe­ra­tu­ras su­per­fi­cia­les su­fi­cien­te­men­te al­tas, po­drían pro­du­cir­se efec­tos de com­bus­tión e in­cen­dio en ma­te­ria­les com­bus­ti­bles pró­xi­mos a es­tas su­per­fi­cies. ¿Có­mo? Ver apar­ta­do C.6.2. Tem­pe­ra­tu­ra su­per­fi­cial de la Guía de Afel­ma. ¿Cuán­to? Pa­ra pro­ce­sos in­dus­tria­les se re­co­mien­dan una tem­pe­ra­tu­ra má­xi­ma su­per­fi­cial de 50 °C Be­ne­fi­cios: pro­tec­ción per­so­nal. Ver Ca­so Prác­ti­co nº 1: Cálcu­lo del flu­jo de ca­lor y tem­pe­ra­tu­ra su­per­fi­cial de la Guía de Afel­ma.

Por pro­ce­so

En to­do pro­ce­so de­ben evi­tar­se trans­fe­ren­cias tér­mi­cas que pro­vo­quen un mal fun­cio­na­mien­to del pro­ce­so por di­fe­ren­cias de tem­pe­ra­tu­ras no ad­mi­si­bles. Es­ta es­ta­bi­li­dad tér­mi­ca se con­si­gue con el ais­la­mien­to. El ob­je­ti­vo es que el pro­ce­so fun­cio­ne de for­ma co­rrec­ta y es­ta­ble, se­gún ha si­do di­se­ña­do. ¿Có­mo? Se­gún las ne­ce­si­da­des de ca­da pro­ce­so. ¿Cuán­to? En fun­ción de las ne­ce­si­da­des del pro­ce­so in­dus­trial en ca­da ca­so. Be­ne­fi­cios: es­ta­bi­li­dad del pro­ce­so. Ver Ca­so Prác­ti­co nº 4: Caí­da de tem­pe­ra­tu­ra de un flui­do en un tan­que en fun­ción del tiem­po de la Guía de Afel­ma.

Por im­pac­to me­dioam­bien­tal

Re­duc­ción de CO2 : co­mo se des­cri­be en el apar­ta­do de aho­rro ener­gé­ti­co, el ais­la­mien­to dis­mi­nu­ye la can­ti­dad de ener­gía ne­ce­sa­ria y, por tan­to, se re­du­cen las emi­sio­nes de CO2 da­do que la ma­yor par­te de la ener­gía que se uti­li­za en los pro­ce­sos tér­mi­cos pro­ce­de de la trans­for­ma­ción de un com­bus­ti­ble por reac­ción exo­tér­mi­ca del mis­mo con el oxí­geno am­bien­tal. Re­duc­ción del ni­vel de rui­do: el ais­la­mien­to acús­ti­co en la in­dus­tria tie­ne dos ob­je­ti­vos prin­ci­pa­les, que son pro­te­ger los oí­dos del per­so­nal que tra­ba­ja cer­ca o en las ins­ta­la­cio­nes y re­du­cir el so­ni­do am­bien­te en el en­torno lo­cal, par­ti­cu­lar­men­te cuan­do es­tá si­tua­do en áreas ur­ba­nas.

Pa­rá­me­tros cla­ve pa­ra el cálcu­lo

Tam­bién es im­por­tan­te co­no­cer los pa­rá­me­tros que in­flu­yen a la ho­ra de cal­cu­lar un ais­la­mien­to. Se­gún las ne­ce­si­da­des de ca­da ins­ta­la­ción y ca­da pro­ce­so bus­ca­re­mos unos ob­je­ti­vos u otros: Co­no­cer las ne­ce­si­da­des: una vez to­ma­da la de­ci­sión de ais­lar una ins­ta­la­ción es im­por­tan­te en­fo­car­lo se­gún las ne­ce­si­da­des. La nor­ma UNE-EN ISO

A ME­NU­DO, LOS RE­QUI­SI­TOS RE­LA­CIO­NA­DOS CON LA REN­TA­BI­LI­DAD ECO­NÓ­MI­CA O LA MÁ­XI­MA EFI­CIEN­CIA ENER­GÉ­TI­CA DEL SIS­TE­MA DE AIS­LA­MIEN­TO NO ES­TÁN CON­SI­DE­RA­DOS

12241 nos per­mi­te cal­cu­lar el flu­jo de trans­fe­ren­cia de ca­lor y a par­tir del mis­mo po­de­mos ob­te­ner: • Pér­di­das ener­gé­ti­cas; • Má­xi­ma tem­pe­ra­tu­ra su­per­fi­cial • Tiem­po de en­fria­mien­to • Caí­da de tem­pe­ra­tu­ra a lo lar­go de una tu­be­ría, etc.

Con­di­cio­nes del equi­po: es ne­ce­sa­rio co­no­cer las con­di­cio­nes en las que se en­cuen­tra el equi­po ob­je­to de es­tu­dio: • Tem­pe­ra­tu­ra a la que tra­ba­ja el equi­po • Ma­te­rial • Ti­po de equi­po. For­ma geo­mé­tri­ca • Uti­li­za­ción.

Con­di­cio­nes de con­torno: en cuan­to a las con­di­cio­nes de con­torno, es im­pres­cin­di­ble co­no­cer: • Si­tua­ción geo­grá­fi­ca • Orien­ta­ción • Tem­pe­ra­tu­ra am­bien­te • Hu­me­dad • Ve­lo­ci­dad del vien­to

Re­que­ri­mien­tos es­pe­cia­les: en el ca­so de apli­ca­cio­nes es­pe­cia­les, no apli­can las mis­mas nor­mas y es ne­ce­sa­rio ana­li­zar ca­da ca­so en con­cre­to.

Fi­gu­ra 1. Ins­ta­la­ción con ais­la­mien­to de­te­rio­ra­do y zo­nas sin ais­lar. Fi­gu­ra 2. Es­tu­dio ter­mo­grá­fi­co de ins­ta­la­ción. Fi­gu­ra 3. Tu­be­ría sin ais­lar. Fi­gu­ra 4. Es­tu­dio ter­mo­grá­fi­co de ins­ta­la­ción.

Es­tu­dio ter­mo­grá­fi­co de un Pro­ce­so In­dus­trial.

Ins­pec­ción y man­te­ni­mien­to en ins­ta­la­ción in­dus­trial ais­la­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.