HALL

Su­cur­sa­les ban­ca­rias

Proyecto Contract - - SUMARIO - MAR­CEL BENEDITO Di­rec­tor de Pro­yec­to Con­tract

E s ló­gi­co que los or­ga­nis­mos eco­nó­mi­cos eu­ro­peos ha­yan he­cho al­gu­nas trans­fe­ren­cias pa­ra echar un ca­ble a las en­ti­da­des más in­com­pe­ten­tes ya que la es­ta­bi­li­dad apa­ren­te del sis­te­ma es la ba­se so­bre la que se mue­ve to­do. Acep­ta­mos que los ban­cos sean es­pe­cies pro­te­gi­das. Pe­ro ¿ ya que cuen­tan con la be­ne­vo­len­cia de sus com­pin­ches po­de­ro­sos no po­drían dar­le una mano de pin­tu­ra a sus ofi­ci­nas? Sal­vo hon­ro­sas ex­cep­cio­nes las ofi­ci­nas ban­ca­rias de es­te país son un ho­rror in­com­pren­si­ble. La des­crip­ción de una su­cur­sal ban­ca­ria es un ca­tá­lo­go de erro­res de in­terio­ris­mo que re­cuer­da lo que no hay que ha­cer en un es­pa­cio pú­bli­co: en­mo­que­tar de arri­ba aba­jo, eli­mi­nar ven­ta­nas, ilu­mi­nar a ba­se de fluo­res­cen­tes té­tri­cos, co­lo­car las me­sas estratégicamente pa­ra com­pli­car la cir­cu­la­ción, uti­li­zar feos se­pa­ra­do­res con fo­lle­tos, pres­cri­bir asien­tos sin per­so­na­li­dad y du­do­sa­men­te con­for­ta­bles, po­ner mú­si­ca ño­ña a es­ca­so vo­lu­men. Al­gu­na en­ti­dad sus­ti­tu­yó los mos­tra­do­res por me­si­tas de aten­ción al clien­te, mu­cho más agra­da­bles y hu­ma­nas, pe­ro la esen­cia de la ofi­ci­na per­ma­ne­ció in­tac­ta en for­ma de co­las feas y en­torno gris. Los ban­cos se li­mi­tan a di­se­ñar una fuer­te iden­ti­dad cor­po­ra­ti­va en sus lo­gos y co­mu­ni­ca­ción, en su pu­bli­ci­dad y for­ma­tos es­tá­ti­cos, pe­ro en lo que res­pec­ta al in­terio­ris­mo se con­for­man con tras­la­dar el co­lor cor­po­ra­ti­vo a de­ter­mi­na­dos ele­men­tos de las su­cur­sa­les. La preo­cu­pa­ción por la iden­ti­dad cor­po­ra­ti­va se aca­ba en las so­lu­cio­nes grá­fi­cas pe­ro no sue­le lle­gar has­ta los es­pa­cios que pa­re­cen in­ter­cam­bia­bles en­tre unos y otros ban­cos, lo cual de­mues­tra lo evo­lu­cio­na­do que es­tá el te­ma del bran­ding en nues­tro país, y la es­ca­sa im­por­tan­cia que se con­ce­de al di­se­ño de in­te­rio­res.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.