IL SA­LO­NE

Proyecto Contract - - LOUN­GE - Pro­yec­to: Egue y Se­ta www.eguey­se­ta.com Fotografías: Víc­tor Hu­go

Co­mo es­tu­dio de be­lle­za, Il Sa­lo­ne in­ten­ta re­cor­dar un sa­lón me­dian­te bu­ta­cas, me­sas de cen­tro, ilu­mi­na­ción col­gan­te y pa­vi­men­tos tí­pi­ca­men­te do­més­ti­cos, si­do se­lec­cio­na­dos con el fin de re­pro­du­cir la sen­sa­ción de con­fort y ca­li­dez ho­ga­re­ños. Des­de el ex­te­rior y a tra­vés de su fa­cha­da trans­pa­ren­te, se ve el in­te­rior de un re­cin­to que le­jos de es­con­der, pre­ten­de ex­hi­bir una ma­ne­ra de tra­ba­jar. Por ello, ba­jo el ró­tu­lo con un lo­go­ti­po a me­dio ca­mino en­tre el mi­ni­ma­lis­mo y el let­te­ri­ng vin­ta­ge rea­li­za­do por Vi­ni­lo, só­lo se en­cuen­tra cris­tal lim­pio y trans­pa­ren­te sin fil­tros ni ve­la­du­ras. Al en­trar, re­ci­be un pa­vi­men­to de ro­ble na­tu­ral de la fir­ma Ha­lo, que por su ca­li­dez amor­ti­gua la ex­ce­si­va blan­cu­ra y res­plan­dor tí­pi­cos de los sa­lo­nes de be­lle­za. Es­ta “mo­que­ta” de ma­de­ra, sube por las pa­re­des crean­do un zó­ca­lo que alo­ja ilu­mi­na­ción in­di­rec­ta y sir­ve de tra­se­ra de fi­ja­ción pa­ra los es­tan­tes que con­for­man ca­da to­ca­dor, con­jun­ta­men­te con un es­pe­jo cir­cu­lar de Ikea que flo­ta so­bre el plano ver­ti­cal y una bu­ta­ca de lí­neas pu­ras, en co­lor cho­co­la­te os­cu­ro y de gran ca­li­dad er­go­nó­mi­ca. Las lí­neas obli­cuas uti­li­za­das pa­ra des­cri­bir te­ja­dos a dos aguas, se han uti­li­za­do pa­ra re­ma­tar los per­fi­les de los dos re­cin­tos ín­ti­mos del es­ta­ble­ci­mien­to, el la­va­bo y el al­ma­cén, crean­do la si­lue­ta de una ca­sa. So­bre las pa­re­des la­te­ra­les del lo­cal, an­gu­lo­sas som­bras de gri­ses su­per­pues­tas en­tre sí, ate­núan el con­tras­te y sir­ven de tran­si­ción vi­sual en­tre los blan­cos pla­nos ver­ti­ca­les y los te­chos de vuel­ta ca­ta­la­na que, en to­nos de pro­fun­do gris, real­zan la al­tu­ra y ele­gan­cia del con­jun­to. La tex­tu­ra de la ma­de­ra y los te­ji­dos de las ta­pi­ce­rías, fluc­túa en­tre las to­na­li­da­des té­rreas y los gri­ses de di­fe­ren­te gra­da­ción. Las bu­ta­cas ta­pi­za­das en ga­bar­di­na pro­ce­den­tes de Gru­po Be­lle­za, con res­pal­do, bra­zos y asien­tos acol­cha­dos, re­em­pla­zan los ban­cos co­rri­dos tí­pi­cos de las sa­la de es­pe­ra; los re­vis­te­ros son subs­ti­tui­dos por me­sas de cen­tro, el mos-

tra­dor por un apa­ra­dor de co­me­dor idea­do por los au­to­res del pro­yec­to, el ex­hi­bi­dor de pro­duc­to por una vi­tri­na sin cris­tal y las lu­ces téc­ni­cas em­po­tra­das por lám­pa­ras col­gan­tes sin pan­ta­lla de bom­bi­lla de bul­bo trans­pa­ren­te de Ligh­ting De­sig­ners y Egue y Se­ta. Por úl­ti­mo, los la­va­ca­be­zas se ubi­can al fon­do del lo­cal, flan­quea­dos por una pa­red so­bre la cual el clien­te, ilu­mi­nan­do cui­da­do­sa­men­te dos am­plia­cio­nes en blan­co y ne­gro de Sop­hia Lo­ren y Ma­ce­llo Mas­troian­ni, ha que­ri­do ha­cer un ele­gan­te gui­ño a sus orí­ge­nes y a la atem­po­ra­li­dad de la be­lle­za en am­bos gé­ne­ros. Las cor­ti­nas pro­ce­den de Ikea. To­dos los me­ca­nis­mos uti­li­za­dos en es­te es­pa­cio son de la fir­ma Bti­cino.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.