Una ex­clu­si­ve be­bi­da de co­la­geno lo ha­ce po­si­ble

„Sí, yo be­bo." Es una fra­se que úl­ti­ma­men­te se oye ca­da vez más. Lo que em­pe­zó en las re­dac­cio­nes de be­lle­za, po­co a po­co tam­bién se oye en los desa­yu­nos con las ami­gas o en las cla­ses de yo­ga. Pe­ro ¿a qué se re­fie­re? El se­cre­to: Una be­bi­da de co­lá­geno ún

QMD - - RADIO PATIO -

Te­ner una piel ter­sa y sin arru­gas du­ran­te to­da la vi­da: es el sue­ño de ca­si to­da mu­jer. Una apa­rien­cia jo­ven for­ta­le­ce la au­to­es­ti­ma y ha­ce sen-tir­se gua­pa y atrac­ti­va. Sin em­bar­go, con la edad se re­du­ce la for­ma­ción de co­lá­geno en nues­tro cuer­po y apa­re­cen arru­gas y ce­lu-li­tis. Así en­tra en jue­go una ten­den­cia de EE. UU., que des­de ha­ce po­co es­tá en bo­ca de to­do el mun­do: co­lá­geno que se be­be. Es­ta no­ve­dad tam­bién ha lle­ga­do aquí con ......" Sig­na­sol, la nue­va be­bi­da tio;:, de be­lle­za que, en for­ma de am­po­lla be­bi­ble, fá­cil­men­te pro­por­cio­na una piel ter­sa des­de el in­te­rior. Que­ría­mos sa­ber: ¿de ver­dad se pue­de be­ber la be­lle­za? Nues­tras ex­per­tas han ana­li­za­do con de­ta­lle la be­bi­da de co­lá­geno Sig­na­sol y es­tán con­ven­ci­das. Es­pa­ña be­be co­lá­geno - ¿por qué? Es­ta nue­va be­bi­da tie­ne co­mo com­po­nen­te prin­ci­pal co­lá­geno, ya que es­ta pro­teí­na es res­pon-sa­ble de la elas­ti­ci­dad de la piel. Adi­cio­nal­men­te, los de­no­mi-na­dos pép­ti­dos de co­lá­geno de Sig­na­sol tie­nen un pe­so mo-le­cu­lar muy ba­jo, por lo que pue­den re­lle­nar la piel con­si­de­ra­ble­men­te me-jor. Ade­más, la nue­va be­bi­da de co­lá­geno, que se en­cuen­tra en far­ma­cias, con­tie­ne vi­ta­mi­nas y mi­ne­ra­les esen­cia­les que con­tri­bu­yen a una apa­rien­cia ra­dian­te de la piel. Lo que les ha ter­mi­na­do de con­ven­cer a nues­tras ex­per­tas es que, ade­más, Sig­na­sol con­tie­ne BioPe­rint. Es­te bio­ca­ta­li-za­dor na­tu­ral se en­car­ga de que el cuer­po pue­da ab­sor­ber bien to­dos los com­po­nen­tes va­lio­sos, al­go fun-da­men­tal co­mo sa­ben los in­ves­ti­ga-do­res. Lo bueno: Sig­na­sol no so­lo com­ba­te las arru­gas, sino tam­bién la ce­lu­li­tis. Es­to di­cen los ex­per­tos No so­lo he­mos eva­lua­do los in-gre­dien­tes de Sig­na­sol, sino tam-bién los es­tu­dios lle­va­dos a ca­bo al res­pec­to, los cua­les do­cu­men­tan re­sul­ta­dos real­men­te bue­nos. El ex-per­to der­ma­to­ló­gi­co Bas­tian Baasch acla­ra: "Los pép­ti­dos de co­lá­geno de Sig­na­sol fue­ron pro­ba­dos por mu­je-res de en­tre 35 y 65 años. El re­sul­ta-do tras ocho se­ma­nas fue sor­pren- den­te: el con­te­ni­do de co­lá­geno de la piel au­men­tó has­ta un 65 %, las arru­gas se pu­die­ron re­du­cir has­ta un 50% e in­du­so las zo­nas con ce-lu­li­tis dis­mi­nu­ye­ron. Real­men­te se pue­de de­cir: ¡una apa­rien­cia jo­ven y un atrac­ti­vo es­pec­ta­cu­lar se pue­den con­se­guir aho­ra, gra­cias a una be­bi-da de co­lá­geno úni­ca: Sig­na­sol!"

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.