Via­jes: El Ca­ri­be más sal­va­je

Bo­rra de tu men­te la tí­pi­ca ima­gen del Ca­ri­be del to­do in­clui­do y sus­ti­tú­ye­la por una mu­cho más au­tén­ti­ca co­mo es la de Cos­ta Ri­ca

QMD - - CONTENTS -

Un gru­po de cha­va­les des­cal­zos dan­do pa­ta­das a una pe­lo­ta en la pla­ya lu­cien­do sus fi­bra­dos múscu­los ne­gros mien­tras sus ras­tas se mue­ven al rit­mo del reg­gae de Bob Mar­ley. Po­dría ser cual­quier es­ce­na de Ja­mai­ca, pe­ro no. Estás en el sur de la cos­ta ca­ri­be­ña de Cos­ta Ri­ca; tie­rra de des­cen­dien­tes de ja­mai­ca­nos y afri­ca­nos lle­ga­dos aquí, a fi­na­les del S. XIX, pa­ra tra­ba­jar en la cons­truc­ción de la lí­nea fe­rro­via­ria y en las plan­ta­cio­nes ba­na­ne­ras que aún ja­lo­nan la ca­rre­te­ra. Hoy, es­ta ale­gre y aco­ge­do­ra co­mu­ni­dad afro­ca­ri­be­ña y crio­lla es la se­ña de iden­ti­dad de es­te pin­to­res­co Ca­ri­be que na­da tie­ne que ver con el que tie­nes en la ca­be­za.

Co­mien­za tu ru­ta en las pla­yas de are­na blan­ca de Cahui­ta. Adén­tra­te en su Par­que Na­cio­nal. Pa­ga 5 dó­la­res pa­ra en­trar y ha­cer snor­kel en su arre­ci­fe co­ra­lino o tro­pe­zar­te pa­sean­do con mo­nos au­lla­do­res o tu­ca­nes.

La si­guien­te noche to­ca el aún rús­ti­co Puer­to Vie­jo de Ta­la­man­ca. Aquí el mar se vuel­ve más sal­va­je, de he­cho sus pla­yas vír­ge­nes son un pa­raí­so pa­ra los sur­fis­tas. El me­jor plan es al­qui­lar una bi­ci y pe­da­lear por la ca­rre­te­ra que va pa­ra­le­la a la cos­ta has­ta Man­za­ni­llo, pa­ran­do en Pun­ta Uva. El pre­mio se­rá ba­ñar­te en las be­llas pla­yas del Re­fu­gio de Vi­da Ma­ri­na y Sal­va­je Gan­do­ca-Man­za­ni­llo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.