Elle Macp­her­son y su ca­sa de 26 mi­llo­nes

Es­ta as­tro­nó­mi­ca ci­fra es lo que cues­ta la man­sión de la su­per­mo­de­lo en Mia­mi Beach, Flo­ri­da. ¿Sa­bes con quién la com­par­te?

QMD - - NEWS -

Tie­nes que pe­dir­te va­rios días li­bres en el cu­rro pa­ra lim­piar a fon­do ese ca­so­plón. Va­le, igual nos he­mos pues­to un po­co modo ‘ ma­dre’ pe­ro, ¿ ha­béis vis­to cuán­to me­tro cuadrado? La ‘ ca­si­ta’ de la mo­de­lo aus­tra­lia­na es­tá si­tua­da en In­dian Creek, una de las zo­nas más pi­jas y ex­clu­si­vas de Mia­mi, Flo­ri­da. La com­pró su ex ma­ri­do, Jef­frey Sof­fer, en el año 2000 por apro­xi­ma­da­men­te 4.5 mi­llo­nes de eu­ros, ¡peee­ro la ca­sa se ha re­va­lo­ri­za­do! Si Elle qui­sie­se ven­der­la, la ci­fra que al­can­za­ría aho­ra mis­mo en el mer­ca­do in­mo­bi­lia­rio se­ría de 26 mi­llo­nes de dó­la­res. Va­mos, que la tía ha triun­fa­do co­mo la que más: ca­si 22 mi­llo­na­cos de be­ne­fi­cio.

La ca­sa, de es­ti­lo ita­liano, cuen­ta con cin­co dor­mi­to­rios con gran­des ven­ta­na­les pa­ra dis­fru­tar de las vis­tas al jar­dín y al mar; una co­ci­na que cual­quier chef que­rría pa­ra su ca­sa y un enor­me re­ci­bi­dor. Tam­bién tie­ne una ca­sa de hués­pe­des, su pro­pio spa pri­va­do, un ves­ti­dor que ríe­te del de Ca­rrie Brads­haw, un em­bar­ca­de­ro pri­va­do... Un lu­ja­zo.

Nue­vo chu­rri

La su­per­mo­de­lo aus­tra­lia­na no dis­fru­ta so­la de la ca­sa. Elle, que se se­pa­ró el año pa­sa­do del mul­ti­mi­llo­na­rio Jef­frey Sof­fer, -sí, el que com­pró el ca­so­plón-, tras cua­tro años de ma­tri­mo­nio, se ha vuel­to a enamo­rar. El afor- tu­na­do es ni más ni me­nos que An­drew Wa­ke­field, un mé­di­co co­no­ci­do por de­fen­der du­ran­te años que cier­tas va­cu­nas pro­vo­can au­tis­mo, a quien las au­to­ri­da­des bri­tá­ni­cas prohi­bie­ron en 2010 ejer­cer la me­di­ci­na.

Macp­her­son y Wa­ke­field se co­no­cie­ron el pa­sa­do no­viem­bre en una en­tre­ga de pre­mios y sur­gió el amor. Tan­to que, él que es­ta­ba ca­sa­do, se se­pa­ró en abril y co­men­zó una nue­va vi­da jun­to a la aus­tra­lia­na. To­tal, que a prin­ci­pios de ju­lio ya se les veía en pú­bli­co dan­do rien­da suel­ta a su amor por las ca­lles de Mia­mi y, por su­pues­to, volviendo jun­tos pa­ra dis­fru­tar de la cho­ci­ta de la top mo­del.

Os mola mi cho­za, ¿eh? La aus­tra­lia­na, una de las mo­de­los más co­ti­za­das en los 90’, tie­ne es­te pe­da­zo de ca­so­plón en Mia­mi Beach, Flo­ri­da.CO­ME­DOR DE LU­JO. La co­ci­na es to­tal­men­te blan­ca sal­vo los elec­tro­do­més­ti­cos, en ne­gro y ace­ro. Cuen­ta con una gran is­la cen­tral.

UN DES­PER­TAR DIEZ Gra­cias a los ven­ta­na­les que dan a la pis­ci­na, la ha­bi­ta­ción prin­ci­pal es sú­per lu­mi­no­sa.

TE­RRA­ZA CHILL Pa­ra res­guar­dar­se del sol de Mia­mi, la ca­sa tam­bién tie­ne una pér­go­la de ma­de­ra y una gran me­sa de ma­de­ra pa­ra dar co­mi­das y ce­nas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.