La pues­ta a pun­to

Adiós a las ta­pi­tas del chi­rin­gui­to. Co­mien­za el cur­so con un plan sa­lu­da­ble y equi­li­bra­do

QMD - - ESPECIAL DIETAS -

El ex­ce­so de ca­lor, el ape­ri­ti­vo a pie de pla­ya, esas sies­tas de ve­rano… To­do va su­man­do. El re­sul­ta­do de rom­per con nues­tras ru­ti­nas y re­la­jar­nos en la ha­ma­ca nos pa­sa fac­tu­ra y nos de­ja unos ki­los de más. Pa­ra que­mar­los, te pro­po­ne­mos una die­ta post-ve­rano, de­pu­ra­ti­va y adel­ga­zan­te. No se tra­ta só­lo de per­der pe­so, sino de equi­li­brar el or­ga­nis­mo. Es re­co­men­da­ble que sea una die­ta rá­pi­da pa­ra que fa­vo­rez­ca una pér­di­da de pe­so, pe­ro no man­te­ner­la más de cin­co días pa­ra no per­ju­di­car la sa­lud. Ade­más, en es­te plan es esen­cial cui­dar el pro­ce­so de coc­ción de los ali­men­tos: cal­dos, pes­ca­dos o aves her­vi­das, pu­rés de ver­du­ras, zu­mos na­tu­ra­les, etc.

LOS BÁ­SI­COS DEL PLAN

Haz cin­co in­ges­tas dia­rias (desa­yuno, co­mi­da, ce­na y dos me­rien­das en­tre ho­ras). Si no si­gues es­ta re­gla, tu cuer­po lle­ga­rá a la ce­na con más ape­ti­to de lo ha­bi­tual. No te sien­tes a co­mer con mu­cha ham­bre. To­ma fru­ta fres­ca ri­ca en fi­bra (me­jor sin pe­lar), por su efec­to sa­cian­te.

Pro­bió­ti­cos. Cui­da la flo­ra in­tes­ti­nal. Con­su­mir ali­men­tos ri­cos en fi­bra y al­gu­nos pro­bió­ti­cos (en yo­gu­res).

Me­nos sal. Dis­mi­nu­ye el con­su­mo de sal. Prue­ba a sus­ti­tuir la sal con es­pe­cias (pi­mien­ta o nuez mos­ca­da).

Ela­bo­ra tus me­nús con tiem­po: los hi­dra­tos pa­ra de­sa­yu­nos y al­muer­zos. Ver­du­ras y pro­teí­nas pa­ra la ce­na. La coc­ción. El horno, el mi­cro­on­das, la plan­cha o co­cer al va­por com­pen­san los abu­sos de fri­tos y sal­sas.

RE­CO­MEN­DA­DO no sal­tar­se nin­gu­na de las 5 co­mi­das. VE­TA­DO fri­tu­ras, sal­sas en­va­sa­das pa­ra los ali­ños.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.