Be­lén Es­te­ban, su vi­da en imá­ge­nes y cuán­to cos­ta­rá su bo­da con Mi­guel

Aho­ra es fe­liz y ha en­con­tra­do a un com­pa­ñe­ro de vi­da ma­ra­vi­llo­so. Pe­ro no siem­pre fue así: la vi­da de la ru­bia da pa­ra cua­tro cu­le­bro­nes…

QMD - - ¡QUÉ ME DICES - re­vis­taQMD

Su ca­ra de fe­li­ci­dad lo di­ce to­do. Des­pués de ga­nar el jui­cio con­tra To­ño Sanchís, Be­lén si­gue con su año re­don­do: el 22 de ju­nio de 2019 se ca­sa­rá con su Mi­guel, un chi­co que ha lo­gra­do con­quis­tar­la por com­ple­to. “Soy la mu­jer más fe­liz del mun­do”, con­fe­só des­pués de anun­ciar su com­pro­mi­so.

Su vi­da ha da­do un vuel­co de 180 gra­dos, so­bre to­do cuan­do de­ci­dió to­mar las rien­das y aban­do­nar los ma­los há­bi­tos. La Es­te­ban se en­cuen­tra se­re­na, dis­fru­tan­do del día a día y sin esos arran­ques de mal ge­nio que le dis­pa­ra­ban el azú­car en el pa­sa­do. Le ha cos­ta­do mu­cho lle­gar has­ta aquí, pe­ro su vi­da no siem­pre ha si­do tan es­ta­ble.

Li­diar con la fa­ma

Be­lén Es­te­ban lle­va vein­te años mon­ta­da en una mon­ta­ña ru­sa, des­de que su re­la­ción con el to­re­ro Je­su­lín de Ubri­que la con­vir­tie­ra en la Prin­ce­sa del Pue­blo. Co­no­ció al dies­tro en 1997, una re­la­ción de tres años que la con­vir­tió en un ani­mal te­le­vi­si­vo. Su fa­ma la lle­vó al cie­lo, pe­ro tam­bién a los in­fier­nos, una eta­pa que ella ha pro­me­ti­do de­jar atrás pa­ra siem­pre.

Voy a ser el blanco de to­das las mi­ra­das Así de son­rien­te se de­jó ver Be­lén tras anun­ciar que da­rá el’ ‘sí, quie­ro’ a Mi­guel el pró­xi­mo 22 de ju­nio.

SU ÚL­TI­MA VEZ. El bau­ti­zo de An­drea pu­so el pun­to fi­nal a su historia de amor. “Me har­té de tan­tos cuer­nos”, con­fe­só ella. Be­lén co­gió los bár­tu­los, sa­lió de Am­bi­cio­nes y se mar­chó a Ma­drid con su hi­ja.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.