Mo­re­na más tiem­po

Reac­ti­va la me­la­ni­na con la ali­men­ta­ción y con cos­mé­ti­cos que hi­dra­ten y tin­ten tu piel del co­lor de la ca­ne­la

QMD - - BELLEZA - Por Lo­la Ló­pez re­vis­taQMD

El bron­cea­do sien­ta fe­no­me­nal y con él nos ve­mos más atrac­ti­vas. ¿Pe­ro qué ha­cer cuan­do las va­ca­cio­nes han lle­ga­do a su fin y los días se ha­cen más cor­tos y más fríos, con lo que te­ne­mos que des­pe­dir­nos de to­mar el sol? Te des­cu­bri­mos los tru­cos pa­ra po­der pre­su­mir de piel mo­re­na en oto­ño.

Apro­ve­cha has­ta el úl­ti­mo

ra­yo. No te que­des en ca­sa mien­tras ha­ga buen tiem­po. Si aún te ex­po­nes unos mi­nu­tos al sol, reac­ti­va­rás la me­la­ni­na y tu mo­reno per­ma­ne­ce­rá más tiem­po.

El agua es un acier­to. Aun­que ten­gas la piel pro­te­gi­da, el sol des­hi­dra­ta y de­bi­li­ta, por eso be­be dos li­tros de agua al día. Y cuan­do te du­ches, in­ten­ta que el agua es­té tem­pla­da o lo más fría po­si­ble pa­ra to­ni­fi­car y re­vi­ta­li­zar y no des­hi­dra­tar, co­mo su­ce­de con el agua ca­lien­te.

Vi­ta­mi­na C, por la no­che. Re­cu­rre a las cre­mas con vi­ta­mi­nas C y E pa­ra la no­che. És­tas son an­ti­oxi­dan­tes y mi­ni­mi­zan los da­ños so­la­res. Y es pre­ci­sa­men­te cuan­do dor­mi­mos el mo­men­to de ma­yor re­ge­ne­ra­ción ce­lu­lar. Así, la cre­ma se­rá más efec­ti­va.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.