Gran Her­mano VIP

Se aca­bó la paz. Só­lo ha bas­ta­do una se­ma­na pa­ra que em­pie­cen las pri­me­ras pe­leas y los ro­ces ba­jo las sá­ba­nas

QMD - - ¡QUÉ ME DICES -

Da igual que sean anó­ni­mos o co­no­ci­dos. La ca­sa de Gua­da­lix siem­pre aca­ba sien­do un au­tén­ti­co pol­vo­rín. Las ce­le­bri­ties de es­ta edi­ción no iban a ser me­nos: em­pe­za­ron la con­vi­ven­cia con el tí­pi­co buen rollo al­go im­pos­ta­do, pe­ro una se­ma­na des­pués ya es­tán co­mo en La gue­rra de los Ro­se.

Ara­mís es­tá en to­dos los ‘fre­gaos’. No es la más pe­leo­na – ese pa­pel se lo de­ja­mos a Su­so–, pe­ro ella opi­na en ca­da con­flic­to que se pro­du­ce den­tro de la ca­sa. “Ten­go la mi­sión de ayu­dar­les con las co­sas del al­ma”, ex­pli­có tan pan­cha en el con­fe­sio­na­rio.

No­mi­na­ción ca­len­ti­ta

La ver­dad es que la bru­ja se ha con­ver­ti­do en im­pres­cin­di­ble, con una vi­da in­ven­ta­da de pe­lí­cu­la y un des­par­pa­jo a prue­ba de bom­bas. Jor­ge Ja­vier sa­be que Ara­mís gus­ta y no pa­ró de bus­car­la en una ga­la don­de las no­mi­na­cio­nes ter­mi­na­ron de re­ma­tar la con­vi­ven­cia. “Yo soy di­rec­to, cla­ro y así voy

a se­guir”, sen­ten­ció Su­so an­tes de dar­le los dos pun­tos a Te­chi. El ex Gran Her­mano, que se ha ga­na­do a gol­pe de pla­tós es­tar en la edi­ción VIP, tie­ne to­das las pa­pe­le­tas pa­ra con­ver­tir­se en el gran fo­llo­ne­ro de es­te año.

Ay, que me lío. ¿Voy a Gh o a la fe­ria de abril? Ara­mís es­tá sem­bra­da. To­do lo que sa­le por su bo­ca es de­li­ran­te y ella so­la se co­me me­diá­ti­ca­men­te a sus com­pa­ñe­ros de edi­ción. Al ro­jo vi­vo

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.