Es ho­ra de re­cu­pe­rar

Tan­ta ‘party’ nos ha de­ja­do el ros­tro apagado, los ojos hin­cha­dos y al­gún ki­lo de más. Lle­ga el mo­men­to de­tox Re­cu­pe­rar la piel.

QMD - - BELLEZA - Por Lo­la Ló­pez

Los atra­co­nes na­vi­de­ños y las exis­ten­cias de ros­cón y otras ten­ta­cio­nes que pu­lu­lan por las me­sas y en la ne­ve­ra por fin han ter­mi­na­do. Es el mo­men­to de mi­rar­se al es­pe­jo y re­cu­pe­rar el tono y la ter­su­ra de la piel, así co­mo de­pu­rar­nos y des­in­to­xi­car el or­ga­nis­mo.

Una die­ta sa­na. Tu pro­pio cuer­po te avi­sa de que has lle­ga­do al lí­mi­te con se­ña­les co­mo al­te­ra­ción del rit­mo in­tes­ti­nal, mo­les­tias di­ges­ti­vas, in­fla­ma­ción, ja­que­cas, can­san­cio… Pe­ro cuidado, una buena die­ta de­tox no sig­ni­fi­ca ayuno, sino ha­cer cin­co co­mi­das con los ali­men­tos ade­cua­dos, evi­tan­do dul­ces, gra­sas y al­cohol.

Una lim­pie­za en pro­fun­di­dad, apli­car mas­ca­ri­llas y dor­mir las ho­ras que te co­rres­pon­den (en­tre siete y ocho) va a ayu­dar a que la piel re­cu­pe­re su lo­za­nía y ba­jes el ni­vel de des­con­ges­tión. ¡Ah! y el ta­ba­co, me­jor que lo ol­vi­des por una tem­po­ra­di­ta. Tu piel y tus pul­mo­nes te lo agra­de­ce­rán.

De­por­te pa­ra ac­ti­var. Los fi­nes de se­ma­na el sen­de­ris­mo es una op­ción mag­ní­fi­ca pa­ra sa­lir de la ciu­dad y res­pi­rar ai­re más sa­lu­da­ble a la vez que te ac­ti­vas ca­mi­nan­do de una ma­ne­ra rá­pi­da. El res­to de los días na­da, co­rre, ve al gym… ¡To­do su­ma!

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.