”Me en­can­ta­ría te­ner otro hi­jo”

“Mi ma­ri­do y yo siem­pre he­mos que­ri­do que nues­tra hi­ja Maia ten­ga un her­mano”, nos cuen­ta la ac­triz, que triun­fa con una lí­nea de jo­yas

QMD - - SUMARIO -

En ve­rano a Ma­ría Cas­tro se le aca­ba su tra­ba­jo en la se­rie Amar es pa­ra siem­pre, y ya le es­tán llo­vien­do las ofer­tas. La ga­lle­ga, que lle­va uni­da a la mar­ca de co­ches Seat seis años, hi­zo de ma­dri­na en la pre­sen­ta­ción en Ma­drid de un nue­vo mo­de­lo, el Seat Ta­rra­co, de sie­te pla­zas. En es­te even­to, nos ha­bló de sus nue­vos pla­nes de tra­ba­jo y de fa­mi­lia.

¿ Te gus­tan mu­cho los co­ches?

Sí, pe­ro siem­pre co­mo uti­li­ta­rio, al­go que me per­mi­ta ser una mu­jer in­de­pen­dien­te. Yo me sa­qué el car­net por el tra­ba­jo a los 18 años, así no te­nía que de­pen­der de mi pa­dre. Y aho­ra con la pe­que... Cuan­do era más pequeña, le cos­ta­ba es­tar más sen­ta­da en el co­che, pe­ro aho­ra ya no. Va­mos can­tan­do en el co­che y va­mos en co­che a ver a nues­tras fa­mi­lias a Va­len­cia o Ga­li­cia. ¿Eres una lo­ca al vo­lan­te? ¡No! Pru­den­cia an­te to­do, y más aho­ra con una ni­ña. Pe­ro ya lo era an­tes. Me gus­ta lle­gar a los si­tios con tiem­po.

¿ Sa­cas el carácter al vo­lan­te?

No, in­clu­so cuan­do me pi­tan me río y pien­so en lo es­tre­sa­dos que van al vo­lan­te. Yo me lo tomo con tran­qui­li­dad. ¿Qué pro­yec­tos tienes? Con­ti­núo has­ta ju­nio en Amar es pa­ra siem­pre (An­te­na 3) y aca­bo de sacar mi lí­nea de jo­yas de pla­ta, Pe­cas Jo­yas, y es­toy en­can­ta­da por­que es­tá te­nien­do mu­cha acep­ta­ción. La ver­dad es que no me lo es­pe­ra­ba, por­que no era mi sec­tor. ¿Y el tea­tro? No lo ten­go aban­do­na­do y me si­guen lla­man­do. Y es un me­dio que me en­can­ta y me gus­ta­ría que se con­vir­tie­ra en un me­dio es­ta­ble pa­ra mí por­que es má­gi­co sa­lir ca­da no­che a las tablas con un pú­bli­co di­fe­ren­te. Pe­ro aho­ra es­toy con la se­rie y no quie­ro ro­bar­le tiem­po a mi hi­ja. He te­ni­do que re­cha­zar tra­ba­jos por mi ma­ter­ni­dad. Por­que pa­ra mí lo de ser ma­dre es lo más im­por­tan­te. Aho­ra en ju­nio, cuan­do fi­na­li­ce con la se­rie, vuel­vo al tea­tro. Aho­ra que se ter­mi­na tu pa­pel en la se­rie, ¿igual es el mo­men­to de te­ner otro hi­jo?

Me en­can­ta­ría. Mi ma­ri­do aho­ra ya em­pie­za a que­rer. Aun­que no­so­tros siem­pre he­mos que­ri­do que nues­tra hi­ja Maia tu­vie­ra un her­mano.

¿ Tu ca­rre­ra in­flu­ye a la ho­ra de ser ma­dre?

Cla­ro, por­que te pien­sas más los tra­ba­jos y se­lec­cio­nas. En mi tra­ba­jo nun­ca es el mo­men­to de que­dar­te em­ba­ra­za­da, por­que nun­ca se sa­be lo que te van a pro­po­ner. ¿Otro reality? Ese cu­po ya lo he ce­rra­do. De he­cho, siem­pre di­je que al úni­co que iría era a Mas­ter­Chef. Y me lo pa­sé muy bien.

“Aca­bo de sacar una lí­nea de jo­yas y me va muy bien”

La ac­triz ga­lle­ga lu­ció un ves­ti­do de Do­lo­res Pro­me­sas, za­pa­tos de Lo­di y com­ple­men­tos de Pe­cas Jo­yas, su lí­nea de crea­cio­nes en pla­ta. ¡Ay, que aca­bo de re­cor­dar que me to­ca a mí re­co­ger a la ni­ña!

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.