Pau­la Eche­va­rría: “Ya es­toy en mi nue­va ca­sa. Es­toy fe­liz”

Has­ta sep­tiem­bre no vuel­ve a ro­dar, una eta­pa de tran­qui­li­dad pa­ra dis­fru­tar de su hi­ja, su chi­co Mi­guel To­rres y de­co­rar su nue­vo ho­gar

QMD - - CONTENTS - @re­vis­taQMD

Súper bron­cea­da, con es­co­ta­zo y mu­chas ga­nas de ve­rano. Así ate­rri­zó en Ibi­za una gua­pí­si­ma Pau­la Eche­va­rría, tam­bién co­mo Sa­ra, en el des­fi­le de la nue­va co­lec­ción de Cal­ze­do­nia.

Es­tás ya muy mo­re­na, ¿qué pla­nes tie­nes pa­ra es­tas pró­xi­mas va­ca­cio­nes?

Siem­pre me gus­ta co­ger un mes pa­ra es­tar con Da­ni y eso ha­ré es­te año tam­bién.

¿Vas a re­par­tir­te en­tre el nor­te y el sur o bus­ca­rás un plan ro­mán­ti­co con tu chi­co fue­ra de Es­pa­ña?

Sí, ha­ré nor­te y sur. Y, bueno, plan de pa­re­ja tam­bién se pue­de ha­cer aquí, ¿no? No ha­ce fal­ta ir­se a si­tios le­ja­nos pa­ra te­ner un buen plan de ena­mo­ra­dos. ¿Qué tal la mu­dan­za? Me tie­ne fri­ta, pe­ro bien (ri­sas). ¿Cuán­do es el tras­la­do? Pe­ro si ya es­toy vi­vien­do en la ca­sa. Lle­vo só­lo cua­tro días allí y to­da­vía es­tá to­do man­ga por hom­bro, pe­ro es­toy muy fe­liz y con­ten­ta.

¿Qué pro­yec­tos pro­fe­sio­na­les te es­pe­ran?

Pues te­nía una se­rie pa­ra ro­dar en ma­yo, pe­ro al fi­nal se pos­po­ne has­ta sep­tiem­bre. Así es­toy mu­cho más tran­qui­la aho­ra pa­ra ha­cer to­do por­que si es­tu­vie­ra gra­ban­do 10 ho­ras al día se­ría com­pli­ca­do ¿ Có­mo te en­cuen­tras en tu nue­va ca­sa?

Pues de mo­men­to, ha­yán­do­me, co­mo cual­quie­ra que estrena ca­sa.

¿Te ape­te­ce vol­ver a con­vi­vir o de mo­men­to pre­fie­res es­tar so­la?

Siem­pre es­toy con gen­te. Es­tá mi hi­ja, mis pa­dres, mi cu­ña­da... la ver­dad que so­la nun­ca es­toy. A mí me gus­ta la ca­sa pa­ra vi­vir­la y que ten­ga mu­cho mo­vi­mien­to.

¿Y eres de las que co­ci­nas pa­ra to­dos?

No soy muy co­ci­ni­llas, la ver­dad. Las co­sas que sé ha­cer, las

ha­go muy bien, co­mo la fa­ba­da as­tu­ria­na. Me gus­ta co­ci­nar pas­ta y po­co más. Pe­ro va­mos, no soy de las que les apa­sio­na la co­ci­na.

¿Y Da­nie­lla? ¿Es­tá con la fun­ción de fin de cur­so?

No, ya na­da. Va a cum­plir 10 años y ya no tie­ne fun­ción. ¿Es­tá en la edad del pa­vo? To­da­vía no le to­ca, aun­que a ve­ces me la cue­la. Pe­ro es una ni­ña muy bue­na

¿ Te es­tás cu­rran­do tú la de­co­ra­ción de la ca­sa?

Yo, con la ayu­da de una de­co­ra­do­ra con la que es­toy tra­ba­jan­do mano a mano. Es­tá sien­do es­pec­ta­cu­lar, es la ca­sa de mis sue­ños.

¿En tus pla­nes en­tra que va­ya Mi­guel a vi­vir?

Bueno, si Dios quie­re, cla­ro que sí. El tiem­po di­rá. ¿La otra ca­sa es­tá en ven­ta? De mo­men­to no es­tá en ven­ta. ¡Siem­pre que­réis sa­ber más de lo que sa­be­mos no­so­tros mis­mos! ¿ Os te­néis que po­ner de acuer­do Da­vid y tú?

No por po­ner­nos de acuer­do, ya que siem­pre lo es­ta­mos, es que to­da­vía no lo sa­be­mos.

Su­pon­go que no nos ha­rán pa­gar a es­co­te, ¿no? Ma-ra-vi-llo-so

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.