Car­men Al­cay­de, so­bre Da­vid Val­de­pe­ras: “Lo nues­tro fue un fle­cha­zo”

“Tras un día du­ro de ‘Sál­va­me’ me en­cuen­tro con es­ta lo­ca y me río mu­cho”, apun­ta él. Jun­tos pre­sen­tan ‘¡Aquí hay ma­dro­ño!’, el pro­gra­ma más divertido de la tele

QMD - - CONTENTS - @re­vis­taQMD

Son gua­pos, di­ver­ti­dos y súper pro­fe­sio­na­les. Así, no es ex­tra­ño que ca­da día Car­men Al­cay­de y Da­vid Vall­de­pe­ras ga­nen te­les­pec­ta­do­res pa­ra su es­pa­cio ‘¡Aquí hay ma­dro­ño!’, de Telemadrid. Que­da­mos con ellos y es­to es lo que nos con­ta­ron…

Con es­te pro­gra­ma os ha to­ca­do la lo­te­ría…

Car­men: La ver­dad es que sí, por­que hay mu­cha quí­mi­ca en el equi­po y va­mos fe­li­ces a tra­ba­jar. Ade­más, en­con­trar­nos Da­vid y yo ha si­do una suer­te. Fue un fle­cha­zo ¡y eso que no nos co­no­cía­mos de na­da…!

Da­vid: ‘ El ma­dro­ño’ es un des­pe­je, pe­ro pa­ga­do; co­mo cuan­do te vas de ca­ñas con tus ami­gos y te lo pa­sas ge­nial. Des­pués del día du­ro de ‘Sál­va­me’, me en­cuen­tro con es­ta lo­ca, me río, co­men­to el día… Es­tá muy bien.

Pe­ro, Car­men, ha­brá al­go que no te gus­te de Da­vid… C: Ay, no lo sé… D.: Yo sí. Es la ni­ña de cris­tal. Siem­pre tie­ne frío. Así que te­ne­mos una gue­rra con el ai­re… Y es­tá to­do el día con los ca­ra­me­los de jen­gi­bre… (Ri­sas)

C.: Pues yo con él no lo ten­go cla­ro. Só­lo que a ve­ces me po­ne con­tra las cuer­das en di­rec­to, pe­ro a mí eso me mo­la.

“HA SUR­GI­DO UNA AMIS­TAD Y QUE­DA­MOS MU­CHO” Da­vid: “Me dan ga­nas de te­ner un hi­jo al ver a Car­men dis­fru­tar tan­to de los su­yos…”

« Vie­ne de la pá­gi­na an­te­rior

¿Sois ami­gos fue­ra de la pan­ta­lla? ¿ Ha­céis pla­nes jun­tos?

D.: La ver­dad es que sí. Ha sur­gi­do una amis­tad y que­da­mos. C.: Nos sa­le na­tu­ral. A ver a qué lle­ga es­to… (Ri­sas).

¿A ti te ha cos­ta­do sol­tar la ba­tu­ta de di­rec­tor? C.: A ve­ces quie­re… (Ri­sas) D: Sí, en oca­sio­nes me ten­go que mor­der la lengua, pe­ro no es mi pa­pel. C.: Apor­ta mu­chas ideas y muy bue­nas, pe­ro tam­bién se ca­lla mu­cho. Es­tá muy en su pa­pel de pre­sen­ta­dor.

Da­vid, ¿có­mo com­pa­gi­nas ‘Sál­va­me’ y ‘El ma­dro­ño’?

D.: Pues co­mo pue­do… Mi vi­da son dos pla­tós y una redacción, pe­ro lue­go el fin de se­ma­na lo doy to­do.

C.: Da­vid es muy de ex­pri­mir la vi­da. Sa­ca pla­nes de de­ba­jo de las pie­dras. Es ac­ti­vo, no pa­ra… Muy de tu ro­llo, en­ton­ces. Sí, to­tal­men­te.

Car­men, tú tam­bién has te­ni­do que cam­biar tu vi­da.

An­tes vi­vía en Va­len­cia y aho­ra me he te­ni­do que ins­ta­lar en Ma­drid y traer­me a to­da mi tro­pa. Pe­ro es­toy súper con­ten­ta. A mí el cu­rro me ha­ce tan fe­liz y me gus­ta tan­to, que to­do me

sa­be a po­co. Por las ma­ña­nas voy dos días a ‘ Bue­nos días, Ma­drid’ y si­go es­cri­bien­do mo­nó­lo­gos.

¿Y tam­bién tie­nes tiem­po pa­ra tus hi­jos?

C.: Siem­pre se sa­ca tiem­po. Ade­más, me lo pa­so muy bien con ellos. Yo soy muy ar­tis­ta y muy lo­ca, así que pue­do ha­cer con ellos, por ejem­plo, un juego de ta­len­tos…

D.: Yo ha­cía mu­cho tiem­po que no veía a na­die que dis­fru­ta­ra tan­to con sus hi­jos y que ha­ga tan­tos pla­nes con ellos. Me dan ga­nas de te­ner un hi­jo al ver­la… Y con tan po­co tiem­po, ¿ qué os di­cen vues­tras pa­re­jas?

C.: Yo lle­vo 25 años con mi ma­ri­do y es­te break, que tam­po­co lo es por­que to­dos los fi­nes de se­ma­na es­ta­mos jun­tos, nos ha ve­ni­do muy bien. Mi ma­ri­do es­tá le­yen­do mu­chí­si­mo y cuan­do vie­ne dis­fru­ta­mos mo­go­llón. Yo he di­cho que he re­cu­pe­ra­do un aman­te (ri­sas).

D.: Pues yo igual. No nos ve­mos de­ma­sia­do en­tre se­ma­na y cuan­do lle­ga el fin de se­ma­na es la fies­ta.

“Da­vid es muy de ex­pri­mir la vi­da. Sa­ca pla­nes de de­ba­jo de las pie­dras”

CAR­MEN: “ES­PE­RO QUE DA­VID ME CUE­LE EN LA BO­DA DE BE­LÉN” Al­cay­de: “En la tele hay que cui­dar­se el co­co, se lle­va más ser au­tén­ti­ca. Es­ta­mos har­tos de postureo”

Cam­bian­do de te­ma, ¿ os gus­ta­ría dar el sal­to a la tele na­cio­nal?

D.: No de­pen­de de no­so­tros, pe­ro si nos lo pro­po­nen… Yo voy con Car­men Al­cay­de don­de ha­ga fal­ta.

C.: A mí me mo­la­ría ha­cer un pro­gra­ma na­cio­nal con ‘Val­de’. Y eso que es­ta­mos en­can­ta­dos en Telemadrid. ¿ Y en es­tos me­ses os ha da­do tiem­po a ga­na­ros el odio de al­gún fa­mo­so?

D.: Odio no sé, pe­ro ha na­ci­do una his­to­ria de amor con Ágat­ha Ruiz de la Pra­da. Es la mu­sa de nues­tro es­pa­cio.

C.: Des­de que se ha se­pa­ra­do de Pe­dro es otra. Cuan­do me va­ya de va­ca­cio­nes po­dría pre­sen­tar con Da­vid (ri­sas).

¿Hay que cui­dar­se mu­cho pa­ra es­tar en la tele?

D.: Yo me cui­do igual que an­tes. Ha­go ejer­ci­cio pa­ra no que­dar­me oxi­da­do pe­ro po­cas co­sas más.

C.: Y Car­men Na­va­rro, ¿qué? (ri­sas)

D.: Ah, es ver­dad ( ri­sas). Des­de que mi ami­go Raúl Prie­to me su­mer­gió en ese mun­do y me tum­bé en esa ca­mi­lla, no lo per­dono (ri­sas).

C.: Ha­blan­do en se­rio, yo creo que en la te­le­vi­sión hay que cui­dar­se el co­co, hoy se lle­va más ser au­tén­ti­ca, da igual que pe­ses más o me­nos. Es­ta­mos har­tos de postureo. En­ton­ces, ¿ no te ha­ces mu­chos tra­ta­mien­tos?

C.: Ésa es la teo­ría, pe­ro la prác­ti­ca es que sí me ha­go

Da­vid: “Yo voy a la bo­da de una ami­ga a dis­fru­tar. Quie­ro bai­lar, re­la­jar­me…” Da­vid: “Yo me cui­do igual que an­tes. Ha­go ejer­ci­cio pa­ra no que­dar­me oxi­da­do, pe­ro po­co más…”

co­sas por­que soy muy co­que­ta y me gus­ta es­tar mo­na. Ima­gino que, des­pués de tan­tos años en es­to, guar­dáis mu­chos se­cre­tos de fa­mo­sos, ¿no?

C.: Da­vid tie­ne una bi­blio­te­ca…

D.: Sí, pe­ro no se cuen­tan.

En ‘ Sál­va­me’ no veo yo que seáis mu­cho de guar­dar se­cre­tos…

D.: ¡ Uy, te­ne­mos un ca­jón! Hay co­sas que no se cuen­tan…

Da­vid, es­tás invitado a la bo­da de Be­lén Es­te­ban. ¿Te vas a guar­dar el mó­vil o le ro­ba­rás al­gu­na fo­ti­to?

Voy a la bo­da de una ami­ga a dis­fru­tar, así que no me im­por­ta na­da guar­dar el mó­vil, aun­que sea en una ur­na. Quie­ro bai­lar, re­la­jar­me, ha­blar, be­ber… ¿ Pe­ro te guar­da­rás un co­ti­lleo pa­ra con­tar­lo el lu­nes? ¡Voy a te­ner mu­cha com­pe­ten­cia por­que van to­dos!

Pe­ro tú eres el di­rec­tor…

D.: Me­jor me lo po­nes. Que ha­blen los de­más…

C.: Es­toy deseando que su pa­re­ja no pue­da ir pa­ra que me lle­ve a mí por­que es­tu­ve en la pri­me­ra… Si no, con­fío en que Da­vid me cue­le… (Ri­sas).

Eres la ‘Vall­de-pe­ra’ con­tan­do co­sas de fa­mo­sos Car­men, con ca­za­do­ra de fle­cos (290 €) de Pe­pe Jeans, va­que­ro (99,95 €) de Colc­ci y san­da­lias (229 €) de Úr­su­la Mas­ca­ró. Da­vid, con ca­mi­sa (25,95 €) y va­que­ro (39,95 €) de Za­ra y za­pa­ti­llas (90 €) Dia­do­ra. Ya, nun­ca de­jo un fle­co suel­to

Oye, pues te­ne­mos una op­ción co­mo mo­de­los… Sí, sí... ya me veo en Mi­lán

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.