Jor­ge Ja­vier Váz­quez

nos cuen­ta có­mo ha adel­ga­za­do 5 ki­los

QMD - - SUMARIO -

De blan­co im­po­lu­to y con un ex­ce­len­te sen­ti­do del hu­mor, Jor­ge Ja­vier Váz­quez com­par­tió con no­so­tros el úl­ti­mo mé­to­do de adel­ga­za­mien­to al que se ha so­me­ti­do, que le ha de­ja­do en su pe­so ideal. “Yo, que he he­cho to­das las die­tas del mun­do, con el Mé­to­do Pro­no­kal es la pri­me­ra vez que con­ser­vo el pe­so. Me he que­da­do en el pun­to de sa­li­da”, co­men­ta.

¿Cuán­to has per­di­do?

Yo lle­gué a es­te mé­to­do cuan­do me ha­bía qui­ta­do ya 11 ki­los, pe­ro me que­da­ban esos cua­tro o cin­co de los que pa­re­ce im­po­si­ble des­pren­der­se, los úl­ti­mos que son los que más cues­tan. Y los per­dí en un mes y re­du­je seis cen­tí­me­tros de cin­tu­ra. Es que cuan­do lle­gas a es­ta edad, el cuer­po es me­nos agra­de­ci­do. Bueno, el mío nun­ca ha si­do agra­de­ci­do...

¿Y có­mo has lo­gra­do man­te­ner el pe­so?

A mí me mo­les­ta mu­cho la gen­te que di­ce ‘ no pue­do’. Los mi­la­gros no exis­ten; exis­te la cons­tan­cia. La fuer­za de vo­lun­tad se ejer­ci­ta y hay que ser cons­cien­te de lo que quie­res. Yo voy a la te­le con tup­per, ha­go ejer­ci­cio cin­co días en

“Por pri­me­ra vez en mi vi­da me con­ser­vo en el pe­so que me gus­ta”

se­ma­na, to­mo cin­co co­mi­das al día y to­mo pro­duc­tos Pro­no­kal en­tre ho­ras. Yo ne­ce­si­to esa sen­sa­ción de te­ner la ba­rri­ga lle­na por­que si no, se me po­ne ma­la le­che y los in­vi­ta­dos lo pa­gan. Des­de que ha­go es­ta die­ta la gen­te vie­ne con­ten­ta al pro­gra­ma.

¿Te­mes el efec­to re­bo­te?

El efec­to re­bo­te no exis­te; exis­te la de­ja­dez por­que si tú ter­mi­nas la die­ta y si­gues co­mien­do igual que cuan­do en­gor­das­te, ló­gi­ca­men­te vuel­ves a co­ger pe­so. “Pa­co y yo so­mos muy co­le­gas, via­ja­mos jun­tos y sa­li­mos por ahí”

¿Por qué crees que fa­lla­bas an­tes?

Por­que, co­mo le su­ce­de a mu­cha gen­te, me en­ga­ña­ba. Lo de los ki­los es muy jo­di­do. Yo pen­sa­ba: si ha­go de­por­te, tra­ba­jo en la te­le has­ta las 2 de la ma­dru­ga­da... pen­sa­ba que to­do lo que co­mía lo que­ma­ba. Y me me­tía un pla­to de pas­ta. Pe­ro es men­ti­ra. Yo no que­mo na­da, por muy tar­de que me acues­te.

¿Qué de­por­te prac­ti­cas?

Ten­go un en­tre­na­dor per­so­nal que se plan­ta to­das las ma­ña­nas en la puer­ta de mi ca­sa y no ten­go es­ca­pa­to­ria. Y tam­bién me ha­go mis tra­ta­mien­tos de ins­ti­tu­to. Ten­go mi mé­di­ca y soy muy fan de to­dos los tra­ta­mien­tos y la apa­ra­to­lo­gía. Voy una vez a la se­ma­na y me en­can­ta por­que tie­ne ese pun­ti­to de sen­tir­me es­tre­lla. Yo quie­ro ser co­mo la Na­cha Gue­va­ra de Es­pa­ña.

Por cier­to, que tam­bién ha­brías adel­ga­za­do en­tran­do en “Su­per­vi­vien­tes”.

Fí­ja­te que es­ta vez es la que más cer­ca he es­ta­do de ir por­que que­ría pro­bar, por­que es una edi­ción es­pe­cial en la que es­tá Isa­bel Pantoja. Y pen­sé, me voy, me plan­to en el Pa­la­fi­to..

¿Por qué no lo hi­cis­te?

Por­que la lo­gís­ti­ca es com­pli­ca­dí­si­ma. Se tar­dan 20 ho­ras en ir pa­ra es­tar allí un par de días y lue­go me dio por pen­sar en los bi­chos, los can­gre­jos, el ca­lor... y di­je que en otra oca­sión.

¿ A qué has te­ni­do que re­nun­ciar pa­ra adel­ga­zar?

A los hi­dra­tos en ge­ne­ral, aun­que me per­mi­to arro­ces y pas­ta una vez a la se­ma­na. Pe­ro no me cues­ta, por­que cuan­do te lo plan­teas co­mo un te­ma de sa­lud lo asu­mes co­mo un há­bi­to de vi­da.

¿Y al al­cohol?

Yo an­tes cuan­do es­ta­ba en pa­re­ja be­bía to­dos los días, qui­zá pa­ra so­por­tar­lo –di­ce rien­do–. Y aho­ra co­mo es­toy so­lo só­lo be­bo al­gún fin de se­ma­na.

¿En­ton­ces, no has vuel­to con tu ex, Pa­co, con to­do lo que te cui­dó?

Tam­bién me cui­dó mi ma­dre... No, pe­ro so­mos muy co­le­gas. So­mos co­mo fa­mi­lia. Aho­ra nos va­mos par­te de las va­ca­cio­nes jun­tos, aun­que dor­mi­mos en ha­bi­ta­cio­nes se­pa­ra­das, y sa­li­mos mu­cho por ahí con otra gen­te. Co­mo di­go, por aho­ra so­mos fa­mi­lia, aun­que a lo me­jor se po­dría re­con­ver­tir otra vez en pa­re­ja, pe­ro aho­ra no, en ve­rano no... Me­jor en oto­ño..

A ve­ces di­ces que te da en­vi­dia no li­gar y otras que quie­res pa­re­ja.

Pa­re­ja fi­ja aho­ra no quie­ro. Cuan­do veo a al­guien que me gus­ta pien­so si me se­gui­rá gus­tan­do den­tro de diez años...

¿En­ton­ces de­jas de vi­vir diez años de fe­li­ci­dad?

O tie­nes diez pa­re­jas...

Has ha­bla­do de sa­lud, ¿có­mo es­tás?

Muy bien, creo. Y di­go eso por­que cuan­do me dio el sus­to es­ta­ba en el me­jor mo­men­to de mi vi­da, me en­con­tra­ba fe­liz, con un áni­mo in­creí­ble. Y de re­pen­te, pa­ta­plán. Al fi­nal apren­des a vi­vir con una sen­sa­ción de que en cual­quier mo­men­to te pue­de pa­sar al­go.

¿Te re­plan­teas­te la vi­da?

A pos­te­rio­ri tu­ve mo­men­tos de ba­jón muy im­por­tan­tes por­que no en­tien­des lo que te ha pa­sa­do y te re­be­las y sien­tes im­po­ten­cia. Eso y los 50, que es­tán ahí a la puer­ta, en los que to­do el mun­do em­pie­za a plan­tear­se dón­de es­tá y a dón­de va. Al fi­nal apren­des que no se pue­de vi­vir con esa sen­sa­ción

ISA­BEL PANTOJA: “Me en­can­ta ver a Isa­bel tan bra­va. Lle­ga­do es­te pun­to se ve ga­na­do­ra” OMAR MONTES: “Sa­be ju­gar y es muy lis­to, pe­ro a mí me ha­ce mu­cha gra­cia”

El pre­sen­ta­dor co­men­ta con gran sen­ti­do del hu­mor que nun­ca ha te­ni­do un cuer­po muy agra­de­ci­do, y me­nos se­gún va cum­plien­do años. Pe­se a ello, con la die­ta Pro­no­kal ha per­di­do esos úl­ti­mos cin­co ki­los que le amar­ga­ban la vi­da. Y así de bien se sien­te des­de en­ton­ces po­san­do en ba­ña­dor.

¡Va­ya­ti­pín! Jor­ge Ja­vier se lle­va tup­per a la te­le pa­ra co­mer sano, ha­ce de­por­te cin­co ve­ces por se­ma­na y se ha­ce tra­ta­mien­tos de ins­ti­tu­to.

La doc­to­ra Elec­ta Na­va­rre­te, que su­per­vi­só la die­ta de Jor­ge; So­fía Gu­tié­rrez de Es­co­fet, di­rec­to­ra de Let’s be SMART, y Mon­tse Cahue, res­pon­sa­ble de Co­mu­ni­ca­ción de Pro­no­kal, con el pre­sen­ta­dor.

No es que lle­ve muy lím­pios los cris­ta­les, es que no hay. Las ga­fas son de pe­ga Me­gus­to­mu­cho Jor­ge Ja­vier di­ce que siem­pre que va a un ho­tel pi­de una bás­cu­la.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.