Ma­ría Isa­bel: “No soy fá­cil de do­mi­nar”

Ga­nó Eu­ro­vi­sión Ju­nior en 2004. Aho­ra esta mu­jer de 24 años tie­ne cla­ra su pró­xi­ma vic­to­ria: triun­far con su nuevo te­ma, ‘Tu mi­ra­da’

QMD - - SUMARIO -

“Me gus­ta­ría su­bir­me a un es­ce­na­rio a can­tar con Ro­sa­lía”

“Cuando tra­ba­ja­ba de pe­que­ña era co­mo un jue­go. Nun­ca me he sen­ti­do ex­plo­ta­da. Mis pa­dres no me de­ja­ban fal­tar al co­le­gio”

Ya no es una cría de nue­ve años, ha cre­ci­do y evo­lu­cio­na­do en es­ti­lo, pe­ro bas­ta ver­la pa­ra sa­ber que si­gue apostando por aque­llo de ‘an­tes muer­ta que sen­ci­lla’... De lo que que­da de aque­lla ni­ña, de la mu­jer que es aho­ra y de su nue­va apues­ta mu­si­cal, la can­ción “Tu mi­ra­da”, pu­ro pop ur­bano, ha­bla­mos con Ma­ría Isa­bel.

Es un cam­bio ra­di­cal en tu ca­rre­ra.

Sí y no. Real­men­te he to­ca­do di­fe­ren­tes re­gis­tros mu­si­ca­les y siem­pre he que­ri­do fu­sio­nar. Nun­ca he es­ta­do en­ca­si­lla­da. Aho­ra me ape­te­cía to­car el ur­bano. Y res­pec­to al look, siem­pre he te­ni­do la mis­ma ves­ti­men­ta, hasta de pe­que­ña. Pe­ro se no­ta el cam­bio de ni­ña a mu­jer. ¿ Tú de­ci­des to­do en tu ca­rre­ra?

Siem­pre he de­ci­di­do yo, des­de pe­que­ña. Mis pa­dres siem­pre me han pre­gun­ta­do y yo he de­ci­di­do. Ten­go una per­so­na­li­dad bas­tan­te fuer­te y no soy fá­cil de do­mi­nar. Eso de te­ner un ca­rác­ter fuer­te ha de­bi­do de ser bueno pa­ra man­te­ner los pies en la tie­rra es­tos 15 años de ca­rre­ra. Pe­ro so­bre to­do cuando eras ni­ña.

Sí. Yo cuando tra­ba­ja­ba de pe­que­ña era un jue­go. No me he sen­ti­do ex­plo­ta­da. Mis pa­dres no me de­ja­ban fal­tar al co­le­gio y siem­pre tra­ba­ja­ba los fi­nes de se­ma­na o en va­ca­cio­nes. Yo si­go vi­vien­do en mi pue­blo, Aya­mon­te, y ro­dea­da de mi gen­te. ¿Qué te di­cen en tu pue­blo?

Aho­ra ya es nor­mal, aun­que hay mu­chas ni­ñas que están des­cu­brien­do la mú­si­ca y se cor­tan cuando me ven.

Di­ces que tie­nes un ca­rác­ter fuer­te. ¿En qué has cam­bia­do en es­tos años?

Si­go sien­do ri­sue­ña y me si­gue apa­sio­nan­do la mú­si­ca, pe­ro es­toy más tran­qui­la. Si­go sien­do fiel a mis prin­ci­pios. Me ha to­ca­do vi­vir co­sas que nin­gún ni­ño ha vi­vi­do: he via­ja­do mucho y he co­no­ci­do a mu­cha gen­te.

De to­da esa gen­te fa­mo­sa que has co­no­ci­do, ¿quién te ha da­do el me­jor con­se­jo?

Por ejem­plo, Ruth Lo­ren­zo siem­pre me di­ce que no ha­ble mucho pa­ra cui­dar­me la voz. ¿ Con quién te gus­ta­ría su­bir­te a un es­ce­na­rio?

Con mu­chos ar­tis­tas, que los hay muy bue­nos en es­te país. Me gus­ta­ría can­tar con Ro­sa­lía. ¿Qué opi­nas de ella?

La gen­te siem­pre la va a cri­ti­car, por­que no pue­des gus­tar a to­do el mun­do. Ella tie­ne su esen­cia. La ad­mi­ro. Es­tá vi­vien­do co­sas que yo vi­ví a los nue­ve años. ¿Has cum­pli­do tu sue­ño?

Siem­pre te­ne­mos una me­ta y he ido cum­plien­do sue­ños en es­tos 15 años. Yo si­go que­rien­do que mi mú­si­ca lle­gue a to­dos los rin­co­nes del mun­do. ¿Con tan­to tra­ba­jo tie­nes tiem­po pa­ra el amor?

En esta vi­da hay tiem­po pa­ra to­do, pe­ro aho­ra mis­mo no ten­go pa­re­ja. En es­te mo­men­to es­toy cen­tra­da en es­te nuevo tra­ba­jo por­que estamos pre­pa­ran­do dis­co pa­ra oto­ño.

Soy muy fan de Ro­sa­lía y las Kar­das­hian. Se no­ta, ¿no? Ma­ría Isa­bel ya no es la ni­ña que co­no­ci­mos. Aho­ra nos sor­pren­de con un ta­tua­je que le ocu­pa to­do el bra­zo iz­quier­do y unas uñas ki­lo­mé­tri­cas. Ella,sen­ci­lla

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.