Sa­lud & Es­ti­lo de vi­da: Cui­da tus ojos

La con­jun­ti­vi­tis au­men­ta en ve­rano. Unos con­se­jos te ayu­da­rán a prevenirla

QMD - - SUMARIO - Por Ana Gó­mez Vi­ñas @ re­vis­taQMD

La con­jun­ti­vi­tis alér­gi­ca se pro­du­ce por la ac­ción de un agen­te ex­terno irri­tan­te (clo­ro, sal, arena, po­len, polvo, un cos­mé­ti­co), que pro­vo­ca una reac­ción. En es­te sen­ti­do, se­gún Med­li­ne Plus, las lá­gri­mas pro­te­gen los ojos por­que con­tie­nen pro­teí­nas y an­ti­cuer­pos que des­tru­yen las bac­te­rias. Por eso, uno de los sín­to­mas ca­rac­te­rís­ti­cos de la con­jun­ti­vi­tis es el la­grimeo. Tam­bién la sen­sa­ción de pi­cor, irri­ta­ción, en­ro­je­ci­mien­to, fo­to­sen­si­bi­li­dad (sen­si­bi­li­dad a la luz del sol), con­ges­tión na­sal y mu­co­si­dad. En es­tos ca­sos, la con­jun­ti­vi­tis no es con­ta­gio­sa. Al con­tra­rio que la de ori­gen ví­ri­co, que in­clu­so se pro­pa­ga a tra­vés de la tos o de los es­tor­nu­dos.

Pa­ra evitar pro­ble­mas, los ex­per­tos re­co­mien­dan usar ga­fas de sol ho­mo­lo­ga­das, que pro­te­jan de la radiación so­lar. Ade­más, las ga­fas pro­te­gen tam­bién del polvo, de la arena de la playa, del po­len y de­más par­tí­cu­las en sus­pen­sión que pue­den cau­sar­nos irri­ta­ción.

En el caso de las per­so­nas que usan len­ti­llas, de­be­rían ex­tre­mar la hi­gie­ne y, por ejem­plo, no lle­var­las pa­ra ba­ñar­se en el mar o en la pis­ci­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.