Cha­be­li­ta, plan­ta­da por su ma­dre en el es­treno de su vi­deo­clip

Si bien se le es­ca­pó al­gu­na lá­gri­ma, man­tu­vo el ti­po en su de­but. Lo que de ver­dad sen­tía nos lo con­tó a so­las des­pués, cuan­do fui­mos a ce­nar con ella

QMD - - CONTENTS - @re­vis­taQMD

El pa­sa­do vier­nes la pro­ta­go­nis­ta de la no­che fue Cha­be­li­ta. Eran las ocho de la tar­de y la hi­ja de Isa­bel Pan­to­ja pre­sen­ta­ba su can­ción en la dis­co­te­ca Ka­pi­tal de Ma­drid. La ex­pec­ta­ción era má­xi­ma, ya que to­do el mun­do pen­sa­ba que Isa­bel Pan­to­ja iba a apa­re­cer pa­ra apo­yar a su hi­ja. De he­cho, en uno de los pal­cos de la sa­la ha­bía sus­hi só­lo pa­ra la to­na­di­lle­ra.

An­tes de la ac­tua­ción, Isa P sa­lía pa­ra po­sar pa­ra los fo­tó­gra­fos. La ca­ra de la jo­ven era un poe­ma, por­que ya sa­bía que su ma­dre no iba a apa­re­cer. Aguan­tan­do las lá­gri­mas, Isa mi­ra a su re­pre­sen­tan­te y le di­ce: “No pue­do es­tar aquí. Me sien­to fa­tal”. Pe­ro se ar­mó de va­lor y con­ti­nuó po­san­do. La ac­tua­ción es­ta­ba pre­vis­ta a las nue­ve de la no­che, pe­ro se re­tra­só 45 mi­nu­tos.

Jus­to cuan­do ter­mi­na la ac­tua­ción, Isa agra­de­ce a to­do el mun­do su apo­yo, pe­ro cuan­do mi­ra ha­cía el pal­co y ve que es­tá va­cío no pue­de ocul­tar sus lá­gri­mas y tie­ne que aban­do­nar el es­ce­na­rio.

Isa te­nía la es­pe­ran­za de que su ma­dre es­tu­vie­ra a su la­do, co­mo apo­yó a su her­mano cuan­do pre­sen­tó su pri­me­ra can­ción ha­ce años en Se­vi­lla. La jo­ven, que lle­va más de dos mi­llo­nes de vi­si­tas de su ví­deo clip, ha­bía evi­ta­do in­vi­tar a gen­te que in­co­mo­da­ra a su ma­dre, co­mo Dul­ce o Mó­ni­ca Ho­yos.

“QUIE­RO TE­NER UN HI­JO CON AS­RAF”

Des­pués de la ac­tua­ción y de aten­der a los me­dios de co­mu­ni­ca­ción, Isa se fue a ce­nar con su círcu­lo más cer­cano, en­tre los que es­ta­ba su no­vio As­raf, a un res­tau­ran­te del ba­rrio de Chueca de Ma­drid.

Allí pu­di­mos ha­blar con ella, que si bien en­tre lá­gri­mas nos di­jo que no guar­da­ba ren­cor a su ma­dre, tam­bién re­co­no­ció: “Pe­ro es que ni me ha lla­ma­do ni me ha es­cri­to pa­ra dar­me apo­yo”.

Lo que más la in­dig­na­ba es que su ma­dre sí en­tró por te­lé­fono en ‘GH VIP’ pa­ra apo­yar y lla­mar “hi­ja ma­yor” a Ana­bel Pan­to­ja, a quien el pú­bli­co ha­bía ex­pul­sa­do esa mis­ma no­che.

Los pal­me­ros tam­po­co fue­ron

A Isa tam­bién le mo­les­tó que ami­gos de su ma­dre co­mo Ra­quel Bo­llo o Luis Ro­llán, que le ha­bían con­fir­ma­do su asis­ten­cia, tam­po­co fue­ran.

Sin du­da, el gran apo­yo de Isa fue su no­vio As­raf, que no que­ría ver tris­te a su chi­ca. Lo su­yo va tan en se­rio que nos di­jo: “Quie­ro te­ner un hi­jo con As­raf”.

Pues me­nos mal que la can­ción­que pre­sen­to se lla­ma ‘Aho­ra es­toy me­jor’... Isa man­tu­vo la es­pe­ran­za de que su ma­dre le die­ra una sor­pre­sa y apa­re­cie­ra en Ka­pi­tal. Ma­ma no lla­ma

Ca­ri­ño, qué bien has ac­tua­do es­ta no­che As­raf fue el ma­yor apo­yo de Isa P en su pri­me­ra ac­tua­ción en la sa­la Ka­pi­tal. ¡Vi­van los enamo­ra­dos! Si quie­res te ha­go un bai­le­ci­to cuan­do lle­gue­mos a ca­sa

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.