An­to­nio Da­vid re­ve­la la cau­sa de su se­pa­ra­ción de Ro­cií­to

“Si no nos hu­bié­ra­mos ve­ni­do a Ma­drid, a ca­sa de mi sue­gra, ella y yo se­gui­ría­mos jun­tos”, sol­tó el ex guar­dia ci­vil to­tal­men­te aba­ti­do PA­SA LA PÁ­GI­NA SI QUIE­RES VER QUÉ HA­CE RO­CÍO FLO­RES CUAN­DO SA­LE DEL PLA­TÓ

QMD - - CONTENTS - @re­vis­taQMD

An­to­nio Da­vid vi­vió una de las no­ches más com­pli­ca­das de su vi­da. El ex de Ro­cío Ca­rras­co se de­rrum­bó en di­rec­to y su­frió un ata­que de an­sie­dad en una ga­la que le de­jó des­tro­za­do. “Es­te chi­co ha en­tra­do con una de­pre­sión, no es­tá bien”, co­men­tó Ana Ro­sa Quin­ta­na cuan­do le en­se­ña­ron los ví­deos. ¿Pe­ro qué des­en­ca­de­nó se­me­jan­te ba­jo­na­zo?

An­to­nio Da­vid tu­vo que en­fren­tar­se a ‘ La cur­va de la vi­da’, la sec­ción de ‘Gran her­mano’ don­de ca­da con­cur­san­te re­la­ta sus com­pli­ca­dos tran­ces vi­ta­les. El ex guar­dia ci­vil, por su­pues­to, em­pe­zó por con

tar to­do lo que ha­bía su­fri­do en su ba­ta­lla le­gal con Ro­cío Ca­rras­co. “Han si­do mu­chos años de do­lor, 18 años muy ma­los. No he tra­ba­ja­do y mis hi­jos lo han pa­sa­do muy mal pen­san­do que a su pa­dre le po­dían me­ter cin­co años en la cár­cel… Eso me ha de­bi­li­ta­do mu­cho, me ha de­ja­do muy mal”, re­co­no­ció en­tre lá­gri­mas.

Cul­pa del en­torno

An­to­nio Da­vid ya no pu­do pa­rar de llo­rar: “Yo fui muy fe­liz en mi pri­mer ma­tri­mo­nio, ex­cep­tuan­do los tres úl­ti­mos me­ses. Mi sue­ño era te­ner una vi­da nor­mal, crear un ho­gar. Si no hu­bié­ra­mos ve­ni­do a vi­vir a Ma­drid, a ca­sa de mi sue­gra en paz des­can­se, se hu­bie­ra sal­va­do, se­gui­ría­mos jun­tos”. El co­la­bo­ra­dor in­sis­tió en que su his­to­ria se rom­pió por el en­torno: “Era to­do lo que te­nía­mos al­re­de­dor, amis­ta­des, mu­chas opi­nio­nes, la pren­sa to­dos los días en la puer­ta de ca­sa, la te­le­vi­sión…” Su des­con­sue­lo con­tan­do su his­to­ria fue tal que la co­la­bo­ra­do­ra Be­lén Ro apun­tó: “Yo creo que si­gue to­tal­men­te enamo­ra­do de Ro­cío Ca­rras­co”.

Lo cier­to es que An­to­nio Da­vid tam­bién tu­vo pa­la­bras pa­ra Ol­ga, su se­gun­da mu­jer: “Fue mi bas­tón de apo­yo. Ne­ce­si­ta­ba una pa­re­ja, al­guien que pu­die­ra com­par­tir mi pro­yec­to de vi­da y sa­car a mis hi­jos ade­lan­te, y fue ella. Ha si­do una pie­za fun­da­men­tal en mi vi­da”. Tras ter­mi­nar, el co­la­bo­ra­dor se reunió con sus com­pa­ñe­ros. Pe­ro le­jos de cal­mar­se, un co­men­ta­rio de Mi­la Xi­mé­nez, que le di­jo que él no era na­die pa­ra dar cla­ses de mo­ra­li­dad, ter­mi­nó por re­ma­tar­le. Y eso que to­da­vía no sa­be que Ro­cií­to ha pe­di­do al juez que se le em­bar­gue el suel­do que ga­ne en el reality.

Lo sé, llo­ro más que Da­vid Bustamante en ‘OT’

El ‘flo­res’ se­mar­chi­ta…

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.