Ale­jan­dro Sanz, con­de­na­do a pa­gar 5,4 mi­llo­nes a su ex re­pre­sen­tan­te

Ro­sa La­ga­rri­gue le de­man­dó ha­ce dos años por­que el can­tan­te res­cin­dió el con­tra­to que les unía has­ta 2019

QMD - - CONTENTS - @ re­vis­taQMD

Ro­sa le re­cla­mó ini­cial­men­te nue­ve mi­llo­nes de eu­ros, pe­ro fi­nal­men­te la can­ti­dad a pa­gar se­rá me­nor. Lle­va­ban jun­tos des­de 1991, cuan­do Sanz sa­có su pri­mer dis­co.

Era mu­cho más que su má­na­ger. La his­tó­ri­ca Ro­sa La­ga­rri­gue lle­va­ba 25 años jun­to a Ale­jan­dro Sanz: “Ha si­do lo más tris­te de mi vi­da pro­fe­sio­nal. Yo em­pe­cé con él des­de ce­ro, cuan­do era un cha­val de Mo­ra­ta­laz, y mi­ra dón­de lle­gó. La rup­tu­ra fue com­ple­ta­men­te uni­la­te­ral y con con­tra­to vi­gen­te, es de­cir, que ni fue ha­bla­da ni con­sen­sua­da. Es tre­men­do por­que yo só­lo ten­go re­cuer­dos mag­ní­fi­cos con Ale­jan­dro”, ex­pli­có ella cuan­do sal­tó la no­ti­cia de la de­man­da, en 2017.

Dos años des­pués, el juz­ga­do de Pri­me­ra Ins­tan­cia nú­me­ro 74 de Ma­drid le ha da­do la ra­zón a la re­pre­sen­tan­te, aun­que la sen­ten­cia pue­de re­cu­rrir­se. Ale­jan­dro ha si­do con­de­na­do a des­em­bol­sar 5,4 mi­llo­nes de eu­ros por rom­per su re­la­ción pro­fe­sio­nal con La­ga­rri­gue.

En ju­lio se vie­ron

Am­bos fir­ma­ron un con­tra­to en 2014, pe­ro el can­tan­te de­ci­dió res­cin­dir­lo en 2016, des­pués de que una au­di­to­ría, pro­mo­vi­da por él mis­mo, des­cu­brie­ra unas su­pues­tas irre­gu­la­ri­da­des en la ges­tión de su di­ne­ro. La re­pre­sen­tan­te ne­gó ta­jan­te­men­te los he­chos y de­ci­dió en­ton­ces de­man­dar­le. Los dos se vie­ron las ca­ras en el juz­ga­do a fi­na­les de ju­lio, don­de acu­die­ron jun­to a sus abo­ga­dos. No se di­ri­gie­ron la pa­la­bra y la ten­sión en­tre ellos era evi­den­te.

Ay, con lo ami­guis que éra­mos…

Can­te en los juz­ga­dos

Ale­jan­dro y su re­pre­sen­tan­te (en la ima­gen su­pe­rior), el pa­sa­do ju­lio, cuan­do se en­fren­ta­ron en los juz­ga­dos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.