Ca­mi­nan­do al co­le

Ir an­dan­do a la es­cue­la pre­vie­ne la obe­si­dad, au­men­ta la au­to­es­ti­ma y fortalece las re­la­cio­nes fa­mi­lia­res

QMD - - CONTENTS - @ re­vis­taQMD Por Ana Gó­mez Vi­ñas

El in­for­me ‘Ca­mi­nan­do al co­le’, pre­sen­ta­do ha­ce unos días por la Aso­cia­ción Es­pa­ño­la de Pe­dia­tría (AEP), con­fir­ma los im­por­tan­tes be­ne­fi­cios pa­ra nues­tros hi­jos: es­te tra­yec­to a pie su­po­ne ca­si el 65% de la ac­ti­vi­dad dia­ria acon­se­ja­da pa­ra su edad.

La doc­to­ra Ma­ría Jo­sé Me­lla­do Pe­ña, pre­si­den­ta de la AEP, se­ña­la: “Cer­ca del 23% de nues­tros es­co­la­res tie­ne so­bre­pe­so y en torno a un 18% pa­de­ce obe­si­dad. Ca­mi­nar un ki­ló­me­tro de ida y otro de vuel­ta al día, que es la dis­tan­cia me­dia en­tre el co­le­gio y el ho­gar, su­po­ne rea­li­zar has­ta dos ter­ce­ras par­tes del ejer­ci­cio dia­rio re­co­men­da­do en los me­no­res”.

TRANS­POR­TE AC­TI­VO Se­gún la AEP, el trans­por­te ac­ti­vo com­pren­de to­do ti­po de des­pla­za­mien­to que los ni­ños rea­li­zan des­de su ca­sa has­ta la es­cue­la usan­do me­dios no mo­to­ri­za­dos: por ejem­plo, bi­ci­cle­ta, mo­no­pa­tín, pa­ti­nes o a pie. Tam­bién se en­tien­de que ir al co­le­gio en trans­por­te pú­bli­co es más ac­ti­vo que ir en co­che pri­va­do, ya que im­pli­ca los des­pla­za­mien­tos a las pa­ra­das.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.