Te­re­lu Cam­pos: “En es­tos mo­men­tos, un hom­bre me es­tor­ba­ría”

La hi­ja de María Te­re­sa vuel­ve a par­ti­ci­par con Au­so­nia y la Aso­cia­ción Es­pa­ño­la con­tra el Cáncer pa­ra ha­blar de su ex­pe­rien­cia y de­jar cla­ro que, pa­ra ella, lo más im­por­tan­te es la sa­lud

QMD - - SUMARIO - @re­vis­taQMD

Na­die me­jor que Te­re­lu Cam­pos pa­ra ha­blar en pri­me­ra per­so­na de lo que su­po­ne lu­char con­tra el cáncer de mama: se ha en­fren­ta­do a es­ta enfermedad has­ta en dos oca­sio­nes. Des­pués de que se lo de­tec­ta­ran por se­gun­da vez, en la pri­ma­ve­ra de 2018, de­ci­dió so­me­ter­se a una doble mas­tec­to­mía pa­ra vi­vir con más tran­qui­li­dad. El pa­sa­do 2 de oc­tu­bre pu­di­mos ha­blar con ella des­pués de par­ti­ci­par en la me­sa re­don­da ‘ La in­ves­ti­ga­ción, la prevención y la acep­ta­ción. Tres ma­ne­ras de plan­tar ca­ra al cáncer de mama’ en la se­de de la Aso­cia­ción Es­pa­ño­la con­tra el Cáncer en Ma­drid.

Des­de tu ex­pe­rien­cia, ¿qué le di­rías a una mu­jer que su­fra tu enfermedad?

Que, ade­más de for­ta­le­za, tam­bién tie­ne que acep­tar sus de­bi­li­da­des. No hay que ser una he­roí­na. Hay que com­par­tir­lo pa­ra po­der de­cir: “Hoy ne­ce­si­to llo­rar y ne­ce­si­to llo­rar a tu la­do”. En mi ca­so, el pri­mer cáncer fue más fla­ge­la­dor, en el se­gun­do me di cuen­ta de que no que­ría sen­tir­me en­fer­ma, ne­ce­si­ta­ba sa­lir, ma­qui­llar­me… Fuis­te muy va­lien­te al ha­cer­te una doble mas­tec­to­mía, ¿en quién te apo­yas­te en esos mo­men­tos?

Fun­da­men­tal­men­te en mi her­ma­na y en mi cu­ña­do, que se vi­nie­ron a vi­vir con­mi­go. Tam­bién en mi ma­dre, pe­ro tan­to a ella co­mo a mi hi­ja pro­cu­ro evi­tar­les dis­gus­tos. Ade­más, Ale­jan­dra ha­cía po­co que se ha­bía ido a vi­vir con su no­vio.

Y es­ta­rías des­tro­za­da con es­ta au­sen­cia

Pues eso que me pa­re­cía al prin­ci­pio tan te­rri­ble, co­mo le pa­sa­ría a cual­quier ma­dre, al fi­nal fue bueno por­que que­ría evi­tar­le cual­quier su­fri­mien­to, y su au­sen­cia hi­zo es­to mu­cho más fá­cil.

¿Por­que po­días ex­pre­sar tu ma­les­tar li­bre­men­te?

Sí, por­que yo he vis­to las ca­ri­tas de mi her­ma­na, mi cu­ña­do, mi ma­dre, mis ami­gas... Esas ca­ras de pen­sar: “¡Pe­ro có­mo es­tá es­ta mu­jer!”

Y de ca­ra a te­ner re­la­cio­nes, ¿to­do es­to ha afec­ta­do a tu au­to­es­ti­ma?

Hay mo­men­tos en los que tie­nes otras prio­ri­da­des. Me he ca­sa­do dos ve­ces, he te­ni­do re­la­cio­nes en­tre es­tos ma­tri­mo­nios con quie­nes me ha da­do la ga­na, cuan­do me ha da­do la ga­na y, so­bre to­do, co­mo me ha da­do la ga­na. No soy una per­so­na frus­tra­da por no te­ner una pa­re­ja. Aho­ra no mi­ro a nin­gún hom­bre, me in­tere­sa más re­cu­pe­rar­me del

to­do, con­se­guir el tra­ba­jo que quie­ro, que mi ma­dre esté bien, mi hi­ja. En es­tos mo­men­tos, un hom­bre me es­tor­ba­ría.

De­jas­te ‘Sál­va­me’, aho­ra es­tás en Te­le­ma­drid, ¿qué tra­ba­jo te gus­ta­ría?

Uno en el que es­tar tran­qui­la, que me per­mi­ta vi­vir dig­na­men­te, afron­tar los com­pro­mi­sos eco­nó­mi­cos. ¿ Es­tás pa­san­do un mal mo­men­to eco­nó­mi­co?

A mí me han en­se­ña­do a vi­vir con 5 y con 500. Y eso es lo que quie­ro trans­mi­tir a mi hi­ja: que lo im­por­tan­te no es lo que ten­gas sino có­mo ges­tio­nas lo que tie­nes. Bueno, de mo­men­to, Ale­jan­dra es­tu­dia.

Y tam­bién tra­ba­ja, y es­toy fe­liz de que sea así, por­que po­dría es­tu­diar só­lo sin ne­ce­si­dad de tra­ba­jar.

¿Qué tal la ves con su chi­co, Ál­va­ro? Es­tu­pen­da­men­te, yo siem­pre le di­go no ha­gas a na­die lo que a ti no te gus­ta­ría que te hi­cie­ran, pe­ro no me me­to en su re­la­ción. Si al­gu­na vez co­mo pa­re­ja dis­cu­ten y ella me quie­re con­tar al­go, pues aquí es­toy. Pe­ro lo veo di­fí­cil, por­que ella es com­pli­ca­da pa­ra ha­blar. Pe­ro yo quie­ro mu­cho a Ál­va­ro, y él me quie­re mu­cho a mí.

“Me he ca­sa­do dos ve­ces y he te­ni­do otras re­la­cio­nes. No soy una mu­jer frus­tra­da en el amor”

“Es­toy fe­liz de que mi hi­ja es­tu­die y tra­ba­je, por­que po­dría de­di­car­se só­lo a es­tu­diar”

Te­re­lu po­só a su lle­ga­da a la AECC an­tes de con­tar su ex­pe­rien­cia con la enfermedad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.